Los retos de un nuevo ecosistema logístico

Para lograr el nivel de ‘hub’ logístico de talla global se deben integrar los sistemas estatales de Aduanas con la Zona Libre de Colón y la ventanilla única de comercio exterior del Ministerio de Comercio.

Recientemente se dio el anuncio del inicio de operaciones en la Zona Libre de Colón de una de las empresas de ingeniería y fabricación más importantes del mundo. Se trata del gigante Flex.

Antes conocido como Flextronics, por su orientación hacia la fabricación de productos electrónicos, cambió su nombre con la finalidad de proveer servicios en otras industrias, como la automotriz, construcción, salud, telecomunicaciones, entre otras, como en efecto lo han hecho.

Las nuevas operaciones de Flex en Panamá se dan a través de una alianza estratégica con Logistics Services (Panamá), S.A. Es un operador logístico panameño líder en distribución regional especializado en el manejo de operaciones de almacenamiento, manejo de órdenes y una variedad de servicios de valor agregado para empresas multinacionales de la talla de HP, Payless Shoes, Ace Hardware, por mencionar algunas, sumado al hecho de que mantiene una alianza estratégica con la empresa de logística más grande del mundo:
DHL.
La llegada de Flex representa una oportunidad nunca antes dimensionada en Panamá, especialmente para la Zona Libre de Colón, por la gran necesidad que tienen las empresas del sector de alta tecnología por mejorar el desempeño en su cadena logística, y no existe un lugar mejor posicionado que el istmo.

Factores como la disputa comercial de los Estados Unidos y China; el incremento de costos logísticos en los Estados Unidos; la reducción de los tiempos de tránsito; la gran cantidad de servicios marítimos provenientes de los grandes centros de fabricación del mundo; y una combinación sin igual de rutas, servicios aéreos, marítimos y terrestres, sumado a la capacidad portuaria y logística interna, hacen de nuestro hub logístico el sitio perfecto para estas operaciones y satisfacer la demanda de servicios de estas grandes empresas.

Hace poco la multinacional China Huawei estableció operaciones en la Zona Libre manejando hoy una operación de distribución y configuración regional importante. En 2017, la multinacional HP también se estableció en Colón, convirtiéndose así estos dos gigantes tecnológicos en las empresas ancla del nuevo ecosistema tecnológico de Panamá.

Sin embargo, para lograr el nivel de hub logístico de talla global tenemos grandes retos, y entre ellos está la integración de los sistemas estatales de Aduanas, Zona Libre de Colón y la ventanilla única de comercio exterior del Ministerio de Comercio, lo que permitiría mejorar la facilitación de trámites y trazabilidad de la carga que entra y es reexportada de nuestro país.

Otro es la incorporación en estos sistemas y trámites estatales, de las mejores prácticas globales de comercio, tal como los contemplados en el acuerdo de facilitación de comercio cuya implementación está en un limbo en el país. Urge la incorporación en los procesos aduaneros y de Zona Libre, así como en todas las áreas vinculadas, de los estándares mundiales de comercio como los establecidos por GS1, utilizados por todas las plataformas de comercio, desde fabricantes, detallistas, industria agrícola y alimenticia, entre otros, globalmente.

Un reto importante para estas empresas cuando visitan nuestro hub logístico, especialmente en Colón, sitio ideal para este tipo de operaciones dada la cercanía a los puertos y volúmenes de carga existentes, es la falta de una oferta clara de terrenos por parte del
Estado ni almacenes logísticos clase A en el sector privado, que cumplan con todos los requisitos de construcción, seguridad y operatividad que este tipo de empresas requiere, ya que los existentes de ese nivel tienen altos niveles de ocupación limitando las posibilidades de crecimiento.

Otro reto un poco difícil de superar, en el corto plazo, es el acceso a mano de obra calificada. En el caso de Logistics Services Panama se ha trabajado en programas de capacitación y concienciación, a fin de contar con personal entrenado para el cumplimiento de las tareas requeridas. Esta empresa emplea un aproximado de 350 colonenses y sus resultados operativos superan los niveles de servicio exigidos por sus clientes, por lo que no es un problema de capacidad de la gente, sino de enfoque en el sistema educativo.

El ecosistema logístico tecnológico de Colón inició formalmente con la llegada de Flex, otros le seguirán los pasos, y más rápido de lo que pensamos, por lo que Panamá tiene la mesa servida y es hora de actuar.

Contamos con una estrategia logística nacional desarrollada por el Estado, con la colaboración del sector privado agrupado en el Consejo Empresarial Logístico, a través del Gabinete Logístico, la cual cuenta con un número importante de tareas por realizar, algunas ya en ejecución, pero urge acelerar su cumplimiento y adopción por parte de los sectores políticos, así como del ámbito privado del país, ya que no hay más tiempo que perder.

Demóstenes Pérez

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos