La industria de videojuegos, una oportunidad de oro para emprender e invertir en la región

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo, resalta que en los últimos cinco años, la industria de los videojuegos experimentó un crecimiento del 56%. En 2018  se tenía previsto que alcanzara los 137,9 mil millones de dólares en negocio, triplicando las ganancias proyectadas para la industria del cine.

En el 2017, las ganancias de este sector fueron seis veces mayor que las reportadas en la industria de la música en el mundo, y su crecimiento anual fue el doble que el de la industria automotriz. Y para 2020 se calculaba que la industria de videojuegos creciera a 150 mil millones de dólares, sin embargo por la aceleración digital por la pandemia, esta industria podría cerrar el año con negocios y ventas por más de 180 mil millones de dólares.

Alejandra Luzardo, líder en Innovación y Creatividad del Banco Interamericano de Desarrollo y Co-fundadora de Demand Solutions, conversó con Martes Financiero y resalta que este sector constituye una gran oportunidad para que surjan nuevos modelos de negocio y más oportunidades para emprendimientos basados en videojuegos, e-sport, realidad aumentada y realidad virtual en Latinoamérica y el Caribe.

Explica que esta industria va más allá del entretenimiento, puesto que ya se usa este ecosistema digital y las herramientas virtuales y de realidad aumentada para ayudar a la educación, la salud, el comercio y el retail y en otras industrias como la inmobiliaria, la aviación, el transporte y en otras aplicaciones de la vida diaria.

Sostiene que precisamente el BID busca incentivar estos emprendimientos digitales con el desafío Play que busca soluciones de videojuegos educativos, plataformas y productos digitales que usen la gamificación para desarrollar habilidades, mediciones o certificaciones de las llamadas habilidades del siglo 21.

«Los videojuegos son un sector poco explorado pero con una gran oportunidad. De los 21 unicornios [empresas valoradas en más de mil millones de dólares en el sector tecnológico] que se tiene en la región, solo uno de ellos es de videojuegos y es de Brasil. Hay mucho que aprender tanto desde el punto de vista de los inversionistas para que puedan entender el potencial de esta industria como de los creativos y creadores para que puedan ser entendidos por aquellos que quieran invertir en ellos», resalta Luzardo.

El informe del BID denominado Los Videojuegos no son un juego destaca que en América Latina y el Caribe, existen 397 millones de jugadores de videojuegos y el 80% de ellos se concentra en México, Brasil,
Argentina, Colombia y Venezuela. «Nuestra región se ha convertido en la segunda con mayor incremento en la industria, con un índice de crecimiento anual del 13,5%6, comparable con el aumento de los servicios de procesamiento de datos en Estados Unidos», destaca el documento.

Agrega que el talento latinoamericano ahora está más cerca de formar parte de un sector altamente competitivo, donde se entrelazan la tecnología y el arte para desarrollar juegos sofisticados que requieren un proceso de alto desempeño, y en muchos de los casos de una gran inversión.

 

Mario Valle Reyes, confundador y director de Altered Ventures, señala en un foro virtual realizado por el BID, que los videojuegos son la industria de entretenimiento más grande del planeta rebasando a la industria de la música y el cine desde el 2013 en términos de venta y ganancias anuales.

Para 2018 estas ventas de videojuegos duplicaron al valor conjunto de estas dos industrias.  «Los videojuegos van a superar tres veces a estas dos industrias juntas para 2022 aproximadamente. Es una industria de 180 mil millones de dólares para finales de 2020. Va a tener un empuje tremendo gracias al confinamiento debido al Coronavirus, porque los videojuegos no solo son una manera de entretenerse sino también de socializar», resalta Valle Reyes al indicar que en principio se calculaba que la industria iba a crecer en 150 mil millones de dólares, pero por la pandemia se ha acelerado.

Precisa que la industria ha crecido constantemente a dos dígitos. «Invertir en videojuegos significa invertir también en otros subsectores como e-sport o deportes en línea, también en realidad aumentada y realidad virtual. La oportunidad es muy grande, pero lo que hace falta es más educación para inversionistas, porque no se trata de meter dinero a un fondo o a un videojuego, hay que entender los sectores y los subsectores que lo involucran».

Valle Reyes sostiene que con el fondo de capital de riesgo se logró combinar la oportunidad que ofrece la industria de videojuegos. «Estamos conversando con nuestros inversionistas individuales que pueden participar en el fondo a partir de 10 mil dólares, para combinar una estrategia para hacer crecer el dinero con instrumentos de la bolsa pública en las empresas públicas que existen en las categorías y sectores relacionados, y después cuando vaya creciendo ese dinero a discreción del inversionista, nosotros invertimos ese dinero en conversación y en un proceso educativo con esos inversionistas en videojuegos independientes, iniciativas de realidad virtual o realidad aumentada o en talento de e-sport», detalla Valle Reyes. Menciona que crearon otra iniciativa para formar a inversionistas bursátiles no solo en videojuegos sino en el mercado como tal para que puedan identificar las nuevas oportunidades que vienen. 

Por su parte Alessandro  Biollo, gerente de desarrollo de Ludus Game, quien tiene 10 años en la industria de videojuegos, reconoce que al inicio no se tenía una idea clara sobre la magnitud de este sector. «Cómo cualquier industria esto es un proceso, nos hacía falta mucho la parte del negocio y tener presencia en otros mercados como Estados Unidos. Nosotros nos hemos focalizado en el mercado estadounidense que representa aproximadamente 25% del mercado total del mundo en este segmento y hay un porcentaje alto de consumo de videojuegos independientes como los que desarrollamos».

Precisa Biollo que hay otros emprendedores en Uruguay y otros países que están haciendo buenos proyectos de viodejuegos y gran parte de la experiencia ha sido iniciar un emprendimiento para ayudar a otros a conectar en el ecosistema de videojuegos en Estados Unidos para unir estos desarrolladores con inversionistas.

«Muchos programadores, desarrolladores y diseñadores no saben mucho del tema de inversiones que se requieren para impulsar la industria de videojuegos», indica Biollo.

Alessandro Biollo, sostiene que hay grandes oportunidades en el tema de los viodejuegos, en animación y en la industria de la creatividad en general. «La inversión en videojuegos a veces no se entiende porque muchos piensan que es solo entretenimiento, pero una de las oportunidades es la capacitación hacia los jóvenes. Se pueden hacer proyectos para que los jóvenes puedan trabajar».  La distribución de los videojuegos es a través de lo virtual, lo cual simplifica los trámites en comparación con otras industrias más complejas.

Karla De La Loza, CTO o directora de tecnología de Boxies de México, empresa que hace juguetes educativos y didácticos usando realidad aumentada, explica que usan la tecnología para enriquecer la realidad y a la vez que se enseña se entretiene.  «Tenemos tres aplicaciones, en una de ellas buscamos que los niños de 1 a 2 años tengan una pequeña experiencia con la tecnología de realidad aumentada, los niños apuntan sus dispositivos a las cajas y tarjetas y se ven imágenes desplegadas. La otra aplicación para niños más grandes permite tener una interacción con personajes virtuales, ganar puntos y manifestar como se sienten».  De la Loza señala que es importante conocer y saber cómo se sienten los niños a través de las plataformas de enseñanza didáctica. «Los padres y los niños se pueden conectar a través de la tecnología».

La directora de Boxies destaca que el proyecto fue creado por mujeres, y señala que en primera instancia el financiamiento fue de su propio capital y posteriormente consiguieron una convocatoria para entrar a una aceleradora de productos de Telefónica y recibieron 125 mil dolares una parte en efectivo y otra en asesoría. Y el camino fue complicado al tener que explicar a los inversionistas tradicionales como operaba el emprendimiento tecnológico con realidad aumentada. «Fue bien complicado explciar a los inversionistas tradicionales qué era la realidad aumentada, pero logramos en 2016 creamos la empresa Boxies Toys».

Mario Valle Reyes, confundador y director de Altered Ventures, explica que es fundamental que los emprendedores de videojuegos, realidad virtual y realidad aumentada y contenido tecnológico, tengan bien claro cómo es su negocio, cuál es el modelo de negocio, cómo van a monetizar y los números para poder convencer a los inversionistas. «Nosotros por ejemplo no solo estamos invirtiendo en videojuegos, también en contenido, si eres un creador de e-sport, o si generas contenido alrededor del sector y sí verdaderamente sabes tus números y sepas qué es lo que realmente vas a pedir. Si se puede dar como emprendedor una fotografía numérica responsable y bien hecha al inversionista sea un videojuego, un e-sport o un contenido y se demuestra que se está conectado con el crecimiento tremendo que tendrá la industria, por ejemplo la realidad aumentada va a vales para 2027 cerca de 35 mil millones de dólares».

Menciona que en América Latina hay mucho talento pero también hay mucho miedo de acercarse a un inversionista y de pensar que un desarrollador puede lograrlo y estar a la altura de lo que se hace en Europa o Estados Unidos. «Este es un tema mental que se tiene que acabar, deben saber como emprendedores que se está en un sector que va a crecer mucho».

¿Por qué es una oportunidad invertir en videojuegos?

En este evento conversamos con inversores, expertos de la región y especialistas del BID sobre el potencial que la industria de los videojuegos tiene en Latinoamérica y el Caribe.El Desafío PLAY premia con US 10.000 a videojuegos, plataformas y productos digitales innovadores que promuevan, midan o certifiquen habilidades del siglo XXI.Para más información, descarga nuestra publicación: https://publications.iadb.org/es/los-videojuegos-no-son-un-juego-los-desconocidos-exitos-de-los-estudios-de-america-latina-y-el

Posted by Banco Interamericano de Desarrollo on Wednesday, August 26, 2020