Coronavirus debilitó el crecimiento de la industria aérea en enero

El tráfico de pasajeros aéreos registró en enero, el crecimiento más bajo de la última década, impactado por la medida de suspensión de vuelos a China y la cancelación de viajes que se registró a partir del 23 de enero, según reportó la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) detalló que la demanda de pasajeros subió un 2.4% en enero con respecto al mismo mes de 2019. Lo que significó una reducción sustancial si se compara con el crecimiento de 4.6% reportado en diciembre de 2019.

El organismo destaca que el crecimiento de enero es el más bajo desde  2010, momento en el cual se presentó una crisis con la cancelación de vuelos y el cierre del espacio aéreo por las cenizas volcánicas en Europa que interrumpió el tráfico aéreo.

“Enero fue sólo la punta del iceberg en términos de los impactos del tráfico que estamos viendo debido al brote COVID-19, dado que las principales restricciones de viaje en China no comenzó hasta el 23 de enero. Sin embargo, todavía era suficiente para causar nuestra crecimiento del tráfico más lento en casi una década “, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Así se comportó la demanda región por región:

La demanda internacional de pasajeros en enero subió un 2.5% respecto a enero de 2019, y menos del crecimiento internacional registrado en diciembre de 2019 de 3.7% el mes anterior.

Con la excepción de América Latina, todas las regiones registraron incrementos, encabezados por las compañías aéreas de África y Oriente Medio, que vieron un impacto mínimo del brote del nuevo coronavirus o Covid-19 en enero. La capacidad de las aerolíneas subió 0.9%, y el factor de carga aumentó en 1.2 puntos porcentuales para un total de ocupación de los vuelos de 81.1%.

Parte de la tripulación de aerolíneas chinas, visten con máscaras de protección al arribar de un vuelo procedente de Taipei en el Aeropuerto Internacional de los Ángeles el pasado 28 de febrero de 2020. Foto AFP.

El tráfico de enero de las aerolíneas de Asia y el Pacífico subió un 2.5% en comparación con el mismo período del año anterior, que fue el resultado más bajo desde principios de 2013 y una disminución del 3.9% en diciembre. El débil crecimiento del producto interno bruto en varias de las principales economías de la región se vio agravado por el brote del nuevo coronavirus y el Covid-19 que impactó el mercado internacional de China. La capacidad de las aerolíneas de esa región aumentó 3.0% y el factor de carga se deslizó 0.4 puntos porcentuales para situarse en 81.6%.

Europa. Las compañías europeas reportaron enero un aumento de solo 1.6% en la demanda de pasajeros, por debajo del crecimiento de diciembre que fue de 2.7%. Los resultados se vieron afectados por la caída del crecimiento del producto interno bruto en las principales economías durante el cuarto trimestre de 2019, a lo que se sumaron las cancelaciones de vuelos relacionados con el Covid-19 a finales de enero. La capacidad de las líneas aéreas europeas cayó 1.0%, y el factor de carga  subió 2,1 puntos porcentuales para situarse en  82.7%.

Las compañías de Oriente Medio registraron un aumento del tráfico del 5.4% en enero, el cuarto mes consecutivo de crecimiento de la demanda, que refleja la fuerte actuación de las rutas de mayor tamaño entre Europa, Oriente Próximo y Oriente Medio y Asia, que no se vieron afectados significativamente por las cancelaciones de rutas relacionados con el brote el nuevo coronavirus.  La capacidad aumentó sólo el 0.5%, con un factor de carga de 3.6 puntos porcentuales a 78.3%.

América del Norte. La demanda internacional de las aerolíneas de América del Norte aumentó un 2.9% con respecto a enero del año anterior, lo que representó una desaceleración con respecto al crecimiento registrado en diciembre de 5.2%, aunque no hubo cancelaciones de vuelos significativos hacia Asia en enero. La capacidad subió 1.6%, y el factor de carga creció en 1.0 puntos porcentuales a 81.7%.

América Latina. Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 3.7% en enero respecto al mismo mes del año anterior, que fue un mayor deterioro en comparación con una caída del 1,3% en diciembre. El tráfico de las compañías de Latinoamérica ahora ha sido particularmente débil por cuarto mes consecutivo, lo que refleja el efecto de la continua agitación social y dificultades económicas en varios países de la región, situación que no está relacionada con el brote mundial del nuevo coronavirus. La capacidad cayó 4.0% y el factor de carga subió de 0.2 puntos porcentuales a 82.7%.

África. El tráfico de las líneas aéreas africanas creció en un 5.3% en enero, ligeramente por encima del crecimiento del 5,1% reportado en diciembre. La capacidad aumentó 5.7%, sin embargo el factor de carga se deslizó 0.3 puntos porcentuales para ubicarse solo en 70.5%.

“El brote de Covid-19 es una crisis global que está poniendo a prueba la capacidad de recuperación no sólo de la industria aérea, sino de la economía global. Las aerolíneas están experimentando caídas de dos dígitos en la demanda, y en muchas rutas el tráfico se ha derrumbado. Los aviones están estacionados y se pide a los empleados a tomar licencia sin sueldo. En esta emergencia, los gobiernos analizar medidas para garantizar la operatividad de la red de transporte aéreo», sostuvo Alexandre de Juniac.

Indicó que los gobiernos deberían en primera instancia la suspensión la regla de uso del 80% de las franjas de horario a las aerolíneas que no pueden en este momento garantizar cumplir a cabalidad con sus calendarios de vuelos por la suspensión de rutas y la caída de la demanda. Igualmente sugieren aliviar las tasas aeroportuarias en los aeropuertos donde la demanda ha desaparecido, para asegurar que las líneas aéreas están en condiciones de brindar apoyo durante la crisis y, puedan recuperarse.