‘Metamorfosis’ en el sector vehicular

El sector automotor reacomoda sus fichas tras varios años de disminución en las ventas. Habla Jorge Batinovich.

Las distribuidoras de autos atraviesan un periodo de transición que no solo obedece al menor ritmo de la economía panameña. La venta de vehículos registra un descenso notorio a simple vista: pasó de una época de esplendor cuando se vendían anualmente unos 65,000 modelos nuevos hace cinco años, a la cifra apuntada en 2019 de 47,866.

La periodista de La Prensa Elisabel Fermín destacó el comportamiento del parque vehicular panameño en la nota titulada “Venta de vehículos nuevos disminuyó un 5.9% en 2019”, publicada el 6 de febrero. Según el artículo, la venta anual de autos cerró en diciembre con “una caída del 5.91% respecto de las proyecciones del sector”.

Pues bien: según Jorge Batinovich, ceo de Distribuidora David —compañía que comercializa la marca Ford—, “volver al volumen de ventas de hace unos años es insostenible para un mercado como el de Panamá”.

El empresario Pronostica en cambio un comportamiento de ventas en 2020 que “no debe caer como sucedió el año pasado”, por lo que estima que la industria quedará en tablas, o si acaso, bajaría entre 1% y 2%.

El entrevistado rotula el actual periodo como uno de “metamorfosis no percibida” para explicar las tendencias del mercado. “Vivimos un proceso en el que la gente reflexiona qué tanto puede vivir sin un carro, debido a plataformas como Uber o los propios taxis que han elevado su estándar de atención”.

Valora el Metro como “un servicio complementario” con el potencial de volverse un competidor directo.
Y revela que los usuarios de entre 20 y 30 años de edad “no quieren la responsabilidad” de conducir un automóvil, por el desgaste intrínseco de esta actividad, y prefieren evitar la fatiga de manejar en una ciudad con un tráfico vehicular complejo. Dicha metamorfosis deja de lado, por ahora, los autos híbridos y eléctricos.

Pese a mantenerse en el top 10 de ventas por marcas, Ford quedó en la parte final de esta tabla en 2019. “Tuvimos una leve caída contra la del mercado. (…) Pasamos de la casilla octava en 2018, a la décima en 2019”.

El cambio de posición obedeció a la falta de inventarios de Distribuidora David, debido a “factores ajenos” a la compañía. “Aspectos como el de la logística [de envío de modelos] afectaron considerablemente nuestro portafolio”, con retrasos de tres y cuatro meses. En el inicio de este año, la distribuidora está recibiendo pedidos hechos hace 8 meses.

Este año se le antoja a Batinovich como “bueno”, pues Ford en Panamá tiene “las tres p a favor: posicionamiento, producto y precio”. Anunciado ya el puesto de la marca en las ventas, el entrevistado destaca del público de Ford sus exigencias en comodidad, seguridad, tecnología, potencia y ahorros que pueda representar un vehículo de la marca.

De ahí que Ford se interese más en el interior del país. “En las otras provincias nuestro balance es muy positivo. El interiorano tiene una mejor percepción en cuanto a calidad y entre lo que él aspira y lo que desea”. En los conductores de esta parte del país la comodidad es un asunto fundamental.

La gente allá se mueve por lapsos un poco más largos que en las ciudades, por ejemplo en Panamá, donde “casi no se aprecia la virtud del confort”, como sí lo hace alguien habituado a manejar entre Santiago y Tonosí. El interior representa un 25% de las ventas de carros en el país.

El posicionamiento de Ford impidió el éxodo de sus clientes hacia otras marcas durante 2019, periodo de déficit de inventarios en Distribuidora David.

En este año los habituales de la marca serán recompensados con tres presentaciones de vehículos. En primer término está la Ford Escape, presentada a principios de este mes y sobre la cual Batinovich se deshace en elogios. “Viene con mucha tecnología y seguridad. Este modelo obedece al segmento suv, pequeño–mediano, cuyo precio se inicia en $28,999 con I.T.B.M.S”.

La categoría de automóviles suv se impuso sobre las demás como resultado de su vocación multipropósito, a diferencia de los autos sedán y los pickup. “Los suv o crossover están en su momento.

Para nada son de extrañar las estadísticas de ventas de este modelo en Panamá”.  A finales de marzo arribará la nueva Ford Explorer. “Para efecto nuestro, este modelo se atrasó 7 meses en llegar a nuestro país: salió tarde de Estados Unidos”. Y en junio entrará la nueva edición de la Ranger Raptor: “Es una raptor con asteroides pero en un formato más pequeño”.

Estas perspectivas anuncian un año en transformación, muy dinámico para Ford. Sobre todo en los rangos del mercado donde se desempeña esta marca. Es decir, entre las casillas cinco y diez. “Allí habrán los cambios más importantes”, anuncia Batinovich.