Viendo más allá de la banca tradicional: Fondos de cobertura y capital privado

Viendo más allá de la banca tradicional: Fondos de cobertura y capital privado

Lo importante a la hora de invertir en este tipo de fondos es conocer bien al equipo que maneja el mismo y el conocimiento/experiencia de la industria en la que se enfocan.




En un mundo cambiante, donde cada vez es más difícil dar algo por sentando, tenemos que adaptarnos a todo, pasamos de cartas a fax, y hoy usamos el e-mail. A principios de los 90 solo nos podíamos comunicar fuera de nuestras casas u oficinas desde un teléfono público, después pudimos ser localizados gracias a los beepers, ahora con el internet y los celulares tenemos acceso no solo a llamadas, sino a toda la información que necesitemos. Curiosamente, aun después de tantos avances en muchos ámbitos de nuestra vida (salud, estudios, hogar, etc.) cuando se trata de nuestras finanzas seguimos utilizando los mismos productos de siempre; cuentas bancarias y depósitos a plazo (DPF); vemos muy poco alguien que compre bonos, y mucho menos acciones.

En la actualidad cuando la tasa de inflación en el mundo desarrollado está por encima del 8% y en algunos países llegando al 10% tenemos que buscar nuevas alternativas, inversiones que no solo nos brinde seguridad a nuestro capital, sino que nos ayuden mantener el poder adquisitivo de nuestro dinero, y es debido a eso que hoy quiero hablarles de dos herramientas, poco utilizadas pero muy atractivas.

Fondos de Cobertura

Los fondos de cobertura o Hedge Funds, son productos que manejan distintos tipos de estrategias para invertir el capital de sus accionistas, el objetivo de estos es aprovechar toda la información disponible y la experiencia en alguna rama en particular para generar ganancias por encima de los productos de inversión tradicionales (bonos o acciones), y por supuesto de los productos bancarios (cuentas de ahorro y DPF). Estos productos buscan generar dichas ganancias sin importar si los mercados suben o bajan, por eso se denominan de cobertura, y para esto usan estrategias no solo de comprar y vender, sino que se apalancan, venden en corto, explotan diferencias de precios entre monedas o activos para generar valor.

Una ventaja importante que tienen los fondos de cobertura sobre los fondos mutuos es que los primeros pueden invertir en cualquier clase de activo, mientras que los fondos mutuos están limitados a bonos, acciones y mercado monetario. Según la estrategia que usan estos fondos pueden ser catalogados como macro global, posicionamiento largo-corto, arbitraje, valor relativo, oportunidad, entre otros.

Capital Privado

Antes de salir a la bolsa muchas empresas requieren financiamiento para poder operar, mientras llegan al punto en que son rentables, y tal como se vio en la película “La Red Social”; donde se contaba la historia del nacimiento de Facebook; los fundadores tienen que buscar inversionistas privados que crean en su idea; aunque no suelen ir a las reuniones en pijama, como lo hizo el fundador de Facebook en la película; y compren parte de la empresa con la esperanza de multiplicar su inversión. Este proceso suele tomar años y varias reuniones mientras el inversionista tiene la oportunidad de estudiar la empresa, el modelo de negocio, y sus finanzas, así como sus posibles socios y colaboradores claves. El estudio no es nada fácil y requiere tiempo y conocimiento, es por esto por lo que existen fondos de inversión que se dedican a este campo en particular. Estos fondos cuentan con el conocimiento suficiente para realizar la labor de análisis, por el cliente, y así ofrecer la oportunidad de invertir en una industria que suele generar retornos que superan el 25% anual, en etapas tardías, o hasta 100% anual en etapas tempranas.

Lo importante a la hora de invertir en este tipo de fondos es conocer bien al equipo que maneja el mismo y el conocimiento/experiencia de la industria en la que se enfocan.

Estos productos ofrecen acceso a retornos altos, con diversificación, y pasando la administración de los activos a un equipo profesional que se encarga de manejar el patrimonio y buscar los mejores retornos. Igualmente requiere de altos patrimonios para entrar de manera directa, o se pueden buscar fondos diversificados que nos ofrezcan exposición a este tipo de estrategias. Estos fondos no solo disminuyen el monto mínimo de entrada a estos productos, sino que adicional se encarga de hacer el análisis y buscar los mejores gestores para su cartera.

Ambos productos nos ofrecen una posibilidad de retornos altos, que pueden generar valor a un portafolio diversificado, pero los mismos tienen un alto nivel de complejidad y requieren que se haga una buena debida diligencia. Por estas razones recomendamos que, antes de acceder a ellos lo mejor es estar bien asesorado por profesionales idóneos que nos guíen a la hora de tomar estas decisiones.

Datos Curiosos:

- En 1992 el fondo de cobertura Quantum, manejado por George Soros estuvo a punto de quebrar el Banco de Inglaterra.

- Al 2021 se calcula que había $4.5 billones de dólares en fondos de cobertura.

- Hasta la primera década del siglo las empresas tardaban menos de 7 años en salir a bolsa; Google tomo 6 años, Amazon espero solo 3 años; hoy en día suelen esperar más de 10 años, abriendo la oportunidad a inversionistas privados.

- En su momento la compra de RJR Nabisco, por la firma KKR fue la más grande; y controversial; por casi 25 mil millones de dólares.

Juan Pablo González

Gerente de Portfolio de K&B Family Office
- Leer más artículos de este autor -