Pausar para conocerse a sí mismo y visualizar una mejor situación financiera

Pausar para conocerse a sí mismo y visualizar una mejor situación financiera

Si no tenemos hoy la vida financiera que deseamos, podemos comenzar por aprender el hábito de pausar, de meditar y obtener mayor conocimientos sobre nosotros mismos. Foto: Alexander Arosemena desde el Volcán Barú en Chiriquí


Dentro de las recomendaciones para aprender a relacionarnos mejor con el dinero, se encuentran métodos que están relacionados a la conexión con uno mismo.

Una de esas técnicas es el mindfulness (atención o conciencia plena), que nos ayuda a conectar con el momento presente en forma consciente. Esta técnica nos permite conocer y hacernos cargo, sin distraernos ni con el pasado ni con el presente.

Para visualizar una vida feliz, y con holgura económica y financiera necesitamos de nuestra capacidad de ser creativos, de soñar, de tener la capacidad de crear aquello en lo que soñamos, no sin antes sentirlo.

Si nos basamos en estas premisas, una de las mejores prácticas diarias que podemos establecer es la de pausar, la de frenar los pensamientos, observarlos y luego hackearlos. Hackear es poder modificar un pensamiento que no me sirve, pero antes debemos aprender otros.

Si no tenemos hoy la vida financiera que deseamos, podemos comenzar por aprender el hábito de pausar, de meditar y obtener mayor conocimientos sobre nosotros mismos.

Al pausar vendrán preguntas que son importantes a la hora de armar nuestra vida:

¿Por qué necesito el dinero?

¿Para qué lo necesito?

¿En dónde está mi ego o mi desarrollo como ser en ese camino?

El mindfulness nos conecta con esa información acerca de nosotros.

Nos desacelera.

Nos permite tomar distancia y perspectiva.

Conocernos.

Y estar listo para desaprender y aprender cosas nuevas.

Uno de los pasos para crear una vida financiera soñada tiene que ver con la capacidad de visualizar.

En tiempos de incertidumbre, ¿quién se permite dedicar ese espacio a visualizar el futuro? Si estamos corriendo detrás de lo que pasa ahora

Si podemos pausar, detenernos y estar en este momento presente, con todas nuestras antenas, aprenderemos sobre nuestra misión y propósito, entonces nos sentiremos merecedores de esa vida financiera.

Es importante conocer en dónde estamos parados respecto al dinero.

Cuánto necesitamos mensualmente y/o anualmente para vivir y cuánto deseamos para gastos adicionales y ahorro.

Luego te invito a pensar:

¿Qué tipo de vida quieres tener. Cuánto dinero más necesitas para lograrla?

Aprende nuevas herramientas. Hay mucho escrito sobre esto, lo importante siempre es que sepas que, para tener una vida financiera tranquila, es bueno que armes un circuito de ingresos que no solo dependa de tu sueldo. Un circuito que funciona para planificar es tener presente estos elementos: sueldo, ahorros, inversiones, ingresos pasivos, simplicidad, es decir… pensar en lo que necesitas no en el Ferrari.

Incorpora hábitos que tienen que ver con tu vida personal, aquí te dejo algunos:

El mayor riesgo es no correr ningún riesgo. Mark Zuckerberg

Sal de la zona conocida

La cantidad de situaciones incómodas que estés dispuesto a vivir está íntimamente ligada a la retribución que esperes recibir.

Para conseguir una mayor retribución, deberás desarrollar habilidades y actividades de mayor dificultad e ingenio que las que realizas actualmente.

Basta de excusas

«Esto no es lo mío...»

«Yo no valgo para esto...»

«Ya lo haré mañana.»

En resumen, todas ellas vienen a decir: «No quiero ponerme en una situación incómoda».

No aflojes

Usa al fracaso como camino al éxito.

Haz visualizaciones. Cada mañana al levantarme y cada noche antes de acostarme, dedico un par de minutos a visualizar mentalmente algún hecho concreto que me gustaría que sucediera.

Cómo quiero sentirme cuando lo logre. Al sentir por anticipado, comienzo a vivir la sensación de logro y eso hace que las cosas se vayan dando naturalmente.

Si no puedes solo, busca ayuda

Mantén una actitud de gratitud hacia el camino que te toca vivir, de esta forma estarás abierto a las cosas que sucedan como parte de un aprendizaje por el cual debes pasar. Con gratitud fluye, si te enojas y victimizas, tu mismo lo bloqueas. Y sabes qué, nada diferente sucederá.

Se amable contigo en este nuevo camino, tómalo como un desafío nuevo, una travesía, un viaje que estarás descubriendo mientras aprendes a desaprender viejos patrones de pensamiento, incorporando nuevos.

Cumple siempre con tu palabra. Y si no puedes cumplir con algo con lo que te has comprometido, avisa. No huyas. Recogerás aquello que des y hagas. De modo que si quieres crear una nueva vida para ti, debes enfocarte en tener hábitos sanos de respeto y positivos, así lo que generes te respetará y vendrá a ti también.

Tu tiempo es oro. Una de las primeras lecciones para mejorar tu vida es esta: aprender que el tiempo es más valioso que el oro. El tiempo es lo más valioso.

Medita para mover tu mente inconsciente. Ese lugar en donde está alojado todo tu aprendizaje, conócete y mientras aprende nuevas habilidades. Admita a alguien y copia su estilo, lo que hizo para lograrlo.

Contrate a un coach, que pueda ayudarlo a trabajar en sus hábitos. Siempre estás a tiempo de soñar y crear la vida que quieres. Solo depende de ti.

Paula Cabalen

Estratega de negocios, CEO de Consultophy y embajadora Cambridge Business Association Points of You Caountry Leader
- Leer más artículos de este autor -