Mirando para atrás ¿Por qué 2006 fue un año decisivo para Panamá?

En junio se cumplirán tres años de la inauguración de la ampliación del Canal y muchos panameños recordarán 2016 como un año histórico para el país. En realidad, para los que seguimos el impacto en el desarrollo de las grandes obras de infraestructura,  2006 fue el año decisivo.En ese año, el 77% de los participantes en el referéndum nacional votaron por el “Sí”, mostrando que querían seguir adelante con el proyecto de ampliación de la vía interoceánica. Este resultado concluyente formalizó el compromiso del país con la ampliación del Canal y envió una clara señal a los inversionistas a nivel global, que Panamá era un jugador de peso y abierto a hacer negocios.

Ha pasado más de una década, pero la señal al mercado internacional no pudo ser más positiva. En un reciente estudio de BID Invest, cuantificamos los impactos que el anuncio de la ampliación del Canal tuvo al catalizar la inversión privada y promover el crecimiento económico del país.

“Las inversiones en grandes obras de infraestructura pueden servir como propulsores de cambios en la economía”.

Encontramos que, a mediano plazo, entre 2006 y 2011, hubo un incremento de casi $10 mil millones en la inversión privada, que puede ser atribuido al anuncio de la ampliación del Canal. Esto es 1.8 veces el costo total del proyecto y, en promedio, 1.3 veces la tendencia que habría sido observada en las inversiones privadas en Panamá, en ausencia del referéndum de ampliación.

El impacto en el crecimiento económico muestra un incremento de $20 mil 200 millones en el producto interno bruto (PIB), sobre el mismo período de tiempo, lo que es 1.2 veces la tendencia observada en el escenario contrafactual.

Nosotros sostenemos que el compromiso adquirido para realizar el proyecto de ampliación, formalizado a través del referéndum nacional en octubre 2006, cambió la trayectoria económica del país, ya que reafirmó a los inversionistas que el proyecto sería una realidad. Creemos que si no se consideran los efectos provocados por la anticipación que esto genera, se puede subestimar el impacto total del proyecto. Por eso, el estudio evalúa los cambios ocurridos antes y después de esta fecha clave.

Por lo general, sabemos que las inversiones en grandes obras de infraestructura pueden servir como propulsores de cambios en la economía, y desencadenan efectos en varios sectores, incluso antes de que finalicen los proyectos. Además, pueden mejorar el clima de negocios e incrementar la confianza de los inversores, lo que permite reducir los riesgos y las barreras de entrada para el sector privado.

Por eso, las instituciones financieras de desarrollo tienen un rol clave en apoyarlas. De hecho, del costo total del proyecto de ampliación del Canal de $5 mil 500 millones, casi un 40% fue financiado por instituciones financieras de desarrollo, incluyendo a BID Invest.

Al final, el estudio resalta dos temas significativos. Primero, la importancia de cuantificar los efectos catalíticos del sector privado en un contexto de grandes inversiones en infraestructura y el rol del mismo en estimular la economía y el crecimiento del PIB.

Esto es especialmente relevante, dado el llamado que ha realizado la comunidad internacional para aumentar el financiamiento para el desarrollo de  miles de millones a billones de dólares  para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para  2030. Como vimos con la ampliación del Canal, las instituciones financieras de desarrollo pueden ayudar a estimular los efectos catalíticos en las inversiones privadas para ayudar a responder a este llamado.

Segundo, el poder de los referendos para influir el comportamiento del mercado. Por ejemplo, el referéndum del brexit en el Reino Unido desató una ola de incertidumbre que sigue creciendo a medida que las negociaciones continúan.

Esta incertidumbre ha tenido un impacto adverso en la economía del país, ralentizando la inversión y actividad empresarial. En comparación, el referéndum para la ampliación del Canal de Panamá tuvo el efecto opuesto.

Todavía no sabemos cómo el brexit va a solucionarse, pero sí sabemos que, en Panamá, el referéndum de 2006 desencadenó una ola de confianza que ha aportado a consolidar a Panamá como el hub logístico más importante de la región.

Alessandro Maffioli

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos