Los errores más comunes que suelen cometer los emprendedores al comunicar su marca

Los errores más comunes que suelen cometer los emprendedores al comunicar su marca

No es necesario estar en todas las redes sociales. Analiza, según el perfil de tu audiencia, dónde se encuentra y cuáles son esas redes sociales que consume. Pixabay




Como emprendedor ¿sientes que es cuesta arriba comunicar asertivamente los beneficios de tu marca? ¡sigue leyendo! Debo comenzar por felicitarte a ti, emprendedor local que has confiado en tus ideas y ponerlas en marcha incluso en tiempos tan retadores. Identificar un problema, ofrecer soluciones y aprovechar las oportunidades a tiempo, son habilidades que te ayudarán a abrir muchas puertas. Tú eres el vivo ejemplo de que cuando hay voluntad, disciplina y ganas de aportar en positivo ¡todo es posible!.

Debemos reconocer que emprender no es tarea fácil, requiere de mucha preparación, planificación, tenacidad, esfuerzo y dedicación. Si estás emprendiendo o deseas hacerlo, deseo compartirte en este espacio algunos puntos que debes tomar en cuenta para seguir avanzando al siguiente nivel de tu negocio. A continuación, 7 errores que debes evitar cometer al comunicar tu marca:

1. Deficiencia en tus comunicaciones internas: Todo comienza en casa.

La comunicación asertiva comienza en casa. Es importante establecer y mantener una comunicación interna fluida entre equipos de trabajo, especialmente entre el equipo de mercadeo y ventas, quienes deben mantener una relación estrecha y trabajar juntos en todo momento, creando estrategias en conjunto. Cuando un equipo de trabajo se mantiene informado, maneja los mismos códigos y comparte la misma cultura corporativa, puede ser capaz de comunicar un mensaje unificado hacia afuera.

2. Ignorar la historia detrás de la fundación de tu marca: Cuenta cómo nació tu gran idea.

Cada marca tiene una historia que contar sobre su génesis. Una historia única que la hace relevante y única ¡Cuéntala!. Para tu audiencia es importante saber por qué existes, porque justo allí está el propósito de tu emprendimiento. Toma en cuenta que debes ser muy honesto al contarla y tener muy claro ese “por qué” y comunicarlo. La autenticidad en el mensaje y en la historia de tu marca es clave para generar empatía, credibilidad y mostrar esos puntos en común entre tu público objetivo y tu emprendimiento.

3. Desconocer la naturaleza de tu audiencia: Conoce a tu público objetivo.

Antes de comenzar a hablarle a tu audiencia debes saber con detalle quiénes son, qué hacen, dónde encontrarlos, sus hábitos y qué les interesa. Debes realizar una investigación muy detallada del comportamiento de tu público objetico para poder ser capaz de segmentar y perfilar correctamente a tu audiencia. Este paso es vital pues de lo contrario, no podrás tener los datos e información suficiente para la construcción de una estrategia de comunicación exitosa, ni la capacidad de establecer los mensajes adecuados que le lleguen a ese público al que deseas cautivar.

4. Diluir esfuerzos en las redes sociales equivocadas y no establecer relaciones con los medios adecuados: Enfócate en los medios correctos.

No es necesario estar en todas las redes sociales. Analiza, según el perfil de tu audiencia, dónde se encuentra y cuáles son esas redes sociales que consume. Actualmente existe una necesidad de estar presente en todas las redes sociales y esta tendencia sólo te ayuda a diluir tus esfuerzos en espacios donde no está tu consumidor. Debes investigar, analizar, segmentar y perfilar para poner todos tus esfuerzos e iniciativas en esas redes donde está tu público. Asimismo, debes direccionar tu estrategia de comunicación y relaciones públicas hacia los medios de comunicación adecuados, estableciendo y consolidando relaciones con medios especializados en la industria a la que pertenece tu emprendimiento.

5. Falta de una comunicación homogénea con un mensaje unificado: Organiza tus ideas.

Mantener una historia principal clara y un mensaje unificado es vital. Al desplegar mensajes variados, diferentes e incluso contradictorios en distintos medios, corres el riesgo de confundir a tu audiencia y por ende, perder su atención o lo que es peor, credibilidad.

Es mandatorio crear un elevator pitch efectivo, que te ayude a explicar con breves palabras el quién, el qué y el por qué de tu marca y asegurar la sincronización de este mensaje con la misión de tu marca, todo tu equipo debe tenerlo claro. El elevator pitch no es más que ese breve discurso (que no debe durar más de un minuto) en el que debes ser capaz de sintetizar los puntos clave de tu idea o de tu negocio de tal forma que capte la atención inmediatamente, deje clara tu propuesta de valor única y convenza al oyente de “por qué” es viable tu emprendimiento.

Toma en cuenta que si tú, en tu posición de liderazgo, sabes cómo comunicar breve y claramente de qué se trata tu emprendimiento, será más fácil para tu equipo implementar un mensaje unificado y mantener una comunicación homogénea para tu audiencia.

6. Olvidar la “propuesta de valor única” de tu marca: Ten claro qué te hace diferente.

¿Por qué comprar tu producto o usar tu servicio? La respuesta a esta pregunta debes tenerla clara en todo momento. Tener una sólida propuesta de valor única le deja saber a tus potenciales clientes por qué deberían hacer negocios contigo en lugar de hacerlo con tus competidores. Debes dejar muy claro qué te diferencia del resto y cuáles son las ventajas y beneficios de tu producto o servicio.

7. Pretender abarcar todas las áreas de tu negocio sin un equipo o asesoría profesional especializada: Reconoce tus talentos y limitaciones.

Aunque parezca que es posible abarcarlo todo, no lo es. Tener la idea general de cómo funciona una profesión no te hace un experto. Para ir posicionando tu producto o servicio e ir escalando en tu negocio, debes concentrarte en lo que realmente sabes hacer y construir un equipo de trabajo que domine cada área necesaria para el crecimiento de tu emprendimiento. Si bien al principio es retador pues, probablemente no cuentes con el capital necesario para contratar a un gran equipo, es importante asesorarte y buscar apoyo en profesionales que puedan guiarte específicamente en cada área clave para el éxito de tu empresa. Usualmente se comete el error de no asignar un presupuesto para mercadeo y relaciones públicas, lo que podría a corto y mediano plazo, poner en peligro inversiones más importantes de tiempo y dinero, además del futuro de tu emprendimiento.

Espero que estas recomendaciones te sean de gran utilidad y puedan ayudarte a construir una estrategia de comunicación sólida y efectiva para tu marca. ¡Éxitos!