Elige crecer por sobre estancarte

Elige crecer por sobre estancarte

¿Estás en un lugar de trabajo, relación o vida personal de mentalidad estancada o de mentalidad de crecimiento?




¿Cómo saber qué tipo de mentalidad tienes y cómo hacer para cambiarla hacia la que te conviene tener?

¿Estás en un lugar de trabajo, relación o vida personal de mentalidad estancada o de mentalidad de crecimiento?

¿Sientes que la gente simplemente te juzga o que te ayuda a desarrollarte?

¿Hay alguna manera de que estés menos a la defensiva en lo que respecta a tus errores?

¿Podrías intentar canalizar las críticas?

¿Hay alguna forma de que puedas generar más experiencias que estimulen tu aprendizaje?

¿Cómo reaccionas hacia los demás en tu lugar de trabajo?

¿Alguna vez reafirmas tu posición humillando a los demás?

¿Has tratado en alguna ocasión de boicotear a empleados de alto rendimiento porque te sentías amenazado por ellos?

A mi me ha pasado, ser víctima de ese tipo de personas, y como el rol de víctima no me gusta, decidí hacer algo al respecto. Tomé el liderazgo de mi propia vida aún estando en organizaciones y con jefes (no líderes), para hacerme cargo de mis ascensos, y de mi propia carrera. Y eso es lo que enseño hoy a mis clientes.

El primer curso de liderazgo me lo pagué yo y así todo lo que hice por mi crecimiento personal, y sigo haciendo, eso es inversión pura y jamás dudo en ponerla sobre mi.

Si diriges una empresa, obsérvala desde la perspectiva de la mentalidad de crecimiento. Piensa en cómo crear una cultura de autoevaluación, de comunicación abierta y de trabajo en equipo.

Organiza debates donde se argumenten las diferentes posiciones. Instala un buzón para las sugerencias anónimas para que los colaboradores puedan participar en la toma de decisiones.

Muchas personas confunden querer tener una vida en paz con sentarse y hacerle frente al conflicto. Suelen además huir de ellos quienes tienen un juicio personal acerca de las personas, y poca preparación.

No se trata de ser un generador de conflictos, sino de ser personas que ante cualquier problema, se ponen el sombrero de “Resolución de Problemas”

Hoy te dejo a ti, un tip que me funciona:

Ante una situación de malestar, un problema o un conflicto:

Tómate un tiempo para pausar

Conecta con la emoción que ese problema te genera. Hazte las preguntas: ¿qué siento? ¿Cuál es la emoción? ¿Qué me duele? ¿En qué pensé antes de sentir lo que siento?

Deshazte del juicio personal, no pienses qué te va a decir la otra persona, piensa en comunicar qué te pasa a ti. Tampoco pienses cuál fue la intención de la otra persona, si lo hizo a propósito o cómo.

Pide tener una charla.

Comienza diciendo cual es tu intención, y cuenta lo que sientes.

Pregunta.

No leas la mente de tu interlocutor y “·no supongas”, no hay nada más aburrido que tener una charla con alguien que supone lo que va a pasar, solo demuestra lo poco que escucha y lo muy relacionada con su ego que está.

Cultiva tu mentalidad de crecimiento

Cuando vemos la relación que existe en un matrimonio excelente, o entre personas, no decimos que sean unos grandes creadores de relaciones, decimos que son buena gente. O que tienen química entre ellos. ¿Qué quiere decir eso?

Lo que quiere decir es que, como sociedad, no comprendemos las habilidades de relación interpersonal, es algo a lo que recién ahora se le está dando más atención. Y aun así, la gente se lo juega todo en las relaciones sentimentales. Quizá por eso tuvo tanta repercusión el trabajo de Daniel Goleman Inteligencia emocional y que te invito a leer resumidamente en uno de mis artículos en mi página web, en el que enumeraba y explicaba las habilidades emotivo-sociales.

Las mentalidades estancadas se resisten a incorporar estas habilidades con frases como yo soy así, a esta edad no voy a cambiar, que me quieran como soy, es que mi signo es así y mi ascendente no ayuda. La gente no quiere aprender estas habilidades que necesita, ni utiliza las que ya tiene. Por esa razón se arrojan en una nueva relación sin haber superado el aprendizaje que dejó la anterior. Y los medios, las redes y quienes quieren venderte cosas se aprovecharán de eso, y solo para acabes anulándote a tí misma/o.

La mentalidad de crecimiento, afirma que tú, tu pareja los tres factores pueden desarrollarse. Los tres: tú mismo, tu pareja y tus relaciones son susceptibles de cambio y crecimiento.

¿Cómo cultivarla?

Enfócate en los aspectos positivos. Es fácil quedar atrapados en pensamientos negativos, en lo que está yendo mal, en lo que no funciona. Corta ese patrón de pensamiento. Piensa en lo que está yendo bien.

Pide ayuda. Necesitar ayuda y pedirla no es una señal de debilidad. Al abogar por tus intereses estás buscando soluciones.

Acepta el proceso. Haz énfasis en los pasos que conducen a un resultado, no en el resultado en sí mismo. El propósito de la mentalidad de crecimiento es aprender y mejorar, no lograr.

Deseo tengas una buena semana y mejor vida!

Paula Cabalen

Estratega de negocios, CEO de Consultophy y embajadora Cambridge Business Association Points of You Caountry Leader
- Leer más artículos de este autor -