El desafío de la inclusión financiera en Panamá

El desafío de la inclusión financiera en Panamá

La proliferación de herramientas tecnológicas financieras mejor conocidas como Fintech ayuda a dar acceso a la población a medios de pagos digitales y bancarizarse. Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


Hoy en América Latina hay más fintechs que bancos y siguen creciendo en un océano azul de oportunidades, con unicornios en varios países latinoamericanos (MercadoPago de Argentina, dLocal de Uruguay, Nubank de Brasil, etc.).

La explosión de los avances tecnológicos nos permite mirar con nuevos ojos lo que hacemos diariamente. ¿Es lógico trasladarse en auto o transporte a llevarle dinero a alguien? ¿Tiene sentido ir a una sucursal a llenar un formulario para enviar dinero a otra ciudad del interior y esperar para que le llegue al destinatario? ¿Cómo nos sentiríamos si a todos los que pagamos nuestros servicios desde nuestra cuenta bancaria mañana nos dicen que no la podemos usar más y que tenemos que ir físicamente a pagarlo en ventanilla? Todos los días vemos estas y otras miles de situaciones diarias en las que muchas personas usan billetes físicos y que hoy podríamos resolverlo con la propuesta de billeteras digitales inclusivas.

Cuando hablamos de inclusión financiera, es importante recordar que el sistema financiero tiene cinco pilares: pagos, ahorros, créditos, inversión y seguros. Y en todos ellos tenemos más del 70% de la población que no usa o no accede a ellos. Ante esta situación que sucede en Panamá, pero también en toda Latinoamérica, en los últimos años hemos visto una explosión de fintechs en toda la región. Hoy en América Latina hay más fintechs que bancos y siguen creciendo en un océano azul de oportunidades, con unicornios en varios países latinoamericanos (MercadoPago de Argentina, dLocal de Uruguay, Nubank de Brasil, etc.).

Y la definición de inclusión financiera para el Banco Mundial “significa que las personas y las empresas tienen acceso a productos y servicios financieros útiles y asequibles que satisfacen sus necesidades (transacciones, pagos, ahorros, crédito y seguros) entregados de manera responsable y sostenible”. Donde lo importante es que todos tengan mejores herramientas para vivir su vida financiera, y donde es indistinto si la solución la ofrecen Bancos o fintechs.

En este ámbito, las Naciones Unidas definieron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que representan el plan para lograr un futuro mejor para todos. Abordan los desafíos globales que enfrentamos, incluida la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la degradación ambiental, la paz y la justicia. El mundo estima que las fintechs aportan enorme ayuda para alcanzar y mejorar a 14 de los ODS.

Por eso también es importante para el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional-FATF), institución intergubernamental creada por el G8, que tiene el propósito de desarrollar políticas que ayuden a combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, “asegurar que los grupos económicamente excluidos o desatendidos (como los de bajos ingresos, el sector rural o los grupos indocumentados) tengan acceso a servicios financieros regulados”, ya que ayuda a fortalecer la implementación de las medidas para conocer a los clientes y el origen de fondos.

Adicionalmente, un informe del FMI (Fondo Monetario Internacional) mostró cómo la inclusión financiera es importante para los hogares, las Pymes y la economía en general. Básicamente, la inclusión financiera es una dimensión más del desarrollo financiero, por lo que se puede esperar que contribuya a la economía a través de las funciones esenciales que asume la actividad financiera. Entre los beneficios para la economía se encuentran el alivio de las restricciones financieras para las empresas potencialmente productivas, y la capacidad de gestionar riesgo y facilitar el consumo de los hogares. La investigación ha encontrado evidencia de estos beneficios tanto a nivel micro como macro.

Por todo esto, es tan importante la inclusión financiera que en muchos países se ha convertido en agenda política como un esfuerzo para lograr el desarrollo sostenible y aumentar el bienestar de las personas.

Finalmente, vale la pena resaltar, que la inclusión financiera es un factor clave para el desarrollo de los países, ya que permite el incremento de la economía formal, la creación de empleo, aumenta el financiamiento/crédito, ayuda a la estabilidad financiera, es un estímulo a la actividad económica y aumenta la recaudación del gobierno. De esta forma contribuye con la reducción de la pobreza y las desigualdades, por esto, las fintechs tienen como propósito innovar en pagos digitales para brindar bienestar financiero a los panameños.

Javier  Buitrago

Experto en Fintech, actual gerente general de la billetera digital Zinli
- Leer más artículos de este autor -