Cuatro cambios urgentes para los emprendedores

Cuatro cambios urgentes para los emprendedores

Emprender se trata de ver oportunidades, donde otros solo ven un problema. En efecto un emprendedor es quien crea la solución para ese problema, solución que después venderá a los interesados.

Ser generadores de soluciones involucra haber desarrollado un pensamiento analítico y crítico, dispuesto a evaluar el entorno con una mirada comercial.

Ciudad del Saber en conjunto con otros actores, tiene 10 años desarrollando el estudio GEM (Monitor Global de Emprendimiento) en Panamá.

1. Apoyo financiero:

Según los últimos resultados de los estudios GEM, la necesidad de apoyo financiero es uno de los elementos que más dificulta la actividad emprendedora.

Aún no tenemos una estructura financiera proveniente de fondos públicos y privados, que sea referente, con experiencias de éxito y que perdure a pesar de los cambios de liderazgo gubernamental.

El apoyo financiero además de ser percibido como una necesidad, también se ve como un obstáculo para el emprendedor, es necesario, pero al no recibirlo obstaculiza el desarrollo y crecimiento de los proyectos.

Esta realidad en Panamá viene acompañada del hecho de que no existen fondos de apoyo para las diferentes etapas de desarrollo de los emprendimientos, salvo los que da el Estado, los cuales están enfocados en grupos concretos y son cambiantes con cada gobierno.

No tenemos redes formales de inversionistas ángeles, a pesar de tener prospectos interesados en invertir, con la claridad de que un inversionista también desea ganar y tratará de invertir en proyectos que presenten un nivel de escalabilidad y crecimiento interesantes.

Por otro lado surge la pregunta: ¿cómo se generan proyectos que verdaderamente reúnan cualidades que atraigan inversionistas?

2. Educar al emprededor:

El GEM también manifiesta que la educación y la formación son obstáculos para el emprendedor panameño. Si bien es cierto, sabemos que nuestro sistema educativo necesita ser revolucionado, y actualizado a las realidades de hoy en día, las aceleradoras e incubadoras de empresas locales deben educar a quienes desean emprender, en temas básicos tales como hacer negocios, oferta de valor, entre otros, ya que de esto saben muy poco, a diferencia de los emprendedores que nos llegan de países como Israel o Singapur, por ejemplo, donde se manejan desde edades tempranas terminologías y conceptos mucho más globales, enfocados en escalar mundialmente.

3. Leyes flexibles:

Seguido, el estudio Monitor Global de Emprendimiento manifiesta que las políticas gubernamentales son otro obstáculo para el emprendedor. Se necesitan leyes más flexibles, que les permitan formalizarse, consolidarse y crecer, hasta lograr convertirse en empresas que cumplan de forma sana con sus obligaciones al Estado y no estén a punto de cerrar cada vez que pagan el salario de su personal.

4. Ideas innovadoras:

Nuestros emprendimientos aún son muy tradicionales, seguimos saliendo a competir con lo mismo que hacen los demás.

En una reunión con emprendedoras que actualmente ya generan ingresos de sus proyectos, encontramos que todas estaban en temas 100% tradicionales, y decidimos darle la vuelta al encuentro. Si todos los proyectos en la mesa son tradicionales ¿cómo podemos diferenciarnos, agregar valor y hacernos más competitivas? Comenzamos a aportarle valor a los proyectos uno a uno y los resultados fueron muy interesantes.

Un ejemplo sencillo es una de las mujeres artesanas que hace pequeñas muñequitas de cerámica fría y las vende en ferias y bazares en su región. Ella solo está visualizando ese pequeño mercado, pero qué pasaría si se afilia con una escritora y crean variados personajes con historias de aventura, generando un paquete de libros y personajes para vender en serie, por Amazon.

Debemos comenzar a actuar sobre lo resultados que los estudios como el GEM nos vienen presentando desde hace años.

Es cierto que aún queda mucho que mejorar como país, pero no podemos depender del entorno.

El emprendedor tiene la misión de actualizarse, buscar la información, espacios y contactos que le ayuden a pensar de manera global, asociativa e innovadora, para cubrir demandas y necesidades, tanto a nivel local, como internacional.

Es tiempo de procurar cambios en los resultados del estudio GEM Panamá y estos cambios nos involucran a todos, Estado, empresa privada, banca, organismos internacionales, la academia, que bajo una mirada unificada definamos objetivos y como país los llevemos a la realidad en beneficio de nuestros emprendedores.

Larú Linares
Larú Mayte Linares

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos