Conozca las propuestas de leyes que buscan formalizar los emprendimientos

Dos iniciativas legislativas recientes ayudan a promover la formalización de las micro, pequeñas y medianas empresas y emprendedores en Panamá.

En Panamá el trabajo informal  ha registrado un incremento desde el año 2011. Cabe destacar que esta condición de trabajo informal se define de manera general como la actividad económica y laboral de quienes trabajan y perciben ingresos al margen del control tributario del Estado y de las disposiciones legales en materia laboral y de seguridad social. Es decir no pagan impuestos ni cotizan en el seguro social.

Esta situación se ha agravado derivado de la afectación económica que ha experimentado el país y el mundo a raíz de la pandemia, que ha llevado al cierre de varias empresas, aumentando el desempleo y, consecuentemente, la informalidad surge como medio para obtener el sustento.

En este contexto, actualmente hay proyectos de leyes que buscan la formalización de las micro, pequeñas y medianas empresas y de los emprendedores, así como el establecimiento de incentivos para mitigar los efectos económicos de la Covid-19 que impactan a este sector.

La informalidad representa un gran reto para el Estado y para la sociedad en general, pues no solo afecta la recaudación de impuestos, sino que, además, gran parte de los trabajadores informales no contribuyen a la Caja de Seguro Social (CSS).

Lo anterior se debe, en gran medida, a que el sistema de la CSS está enfocado en garantizar las aportaciones de trabajadores asalariados, a quienes los empleadores les practican las retenciones.

No obstante, los trabajadores por cuenta propia o independientes contribuyentes en muchas ocasiones, no cumplen con sus obligaciones, a pesar de que la Ley 51 de 27 de octubre de 2005 los clasifica como asegurados sujetos a afiliación obligatoria en este sistema.

Existen muchos retos en este sentido y los mismos deben ser abordados mediante políticas y estrategias efectivas y eficientes. Así, debe contemplarse el mejoramiento, agilización y automatización del proceso de afiliación ante la CSS, siempre considerando el nivel de seguridad que debe tener este proceso para prevenir fraudes, como los que ya ha experimentado la institución.

En cuanto a iniciativas legislativas, se han presentado diversos Proyectos de Ley para mitigar los efectos económicos de la Covid-19, pero también para promover la formalización de las micro, pequeñas y medianas empresas, así como de los emprendedores. Dichas propuestas normativas también incluyen tasas reducidas de impuestos para estos sectores entre otros incentivos.

Estos son los proyectos de ley: 

1. Proyecto de Ley No. 083 de 2020 que regula las Sociedades de Emprendimiento de Responsabilidad Limitada. Esta iniciativa legislativa, luego de ser aprobada en tercer debate por la Asamblea Nacional, fue objetada por el Órgano Ejecutivo el 14 de septiembre de 2020.

No se tiene claro el futuro de la propuesta, pero el objetivo de esta es crear un nuevo tipo societario denominado como “Sociedades de Emprendimiento de Responsabilidad Limitada” destinado a las micro y pequeñas empresas, así como para los emprendedores, además, flexibilizar requisitos, simplificar los procedimientos de constitución de las mismas y los costos asociados.

2. Proyecto de Ley No. 358 de 2020 que busca crear un régimen especial de impuestos sobre la renta, aplicable a las micro, pequeñas y medianas empresas, empresarios y emprendedores.  Mediante este proyecto de ley, que ya fue enviado al Órgano Ejecutivo para su revisión, se busca introducir los artículos 699-A y 700-A al Código Fiscal de Panamá, con el objetivo de fijar tarifas de impuestos sobre la renta especiales para personas naturales y jurídicas consideradas micro, pequeña y mediana empresa, vigentes a partir del periodo 2020.

Las tarifas del impuesto van desde 7.5% a 22.5% para personas jurídicas, contemplando una exención del pago del impuesto complementario, y desde 0% a 22.5% en caso de personas naturales.

Para aplicar estas tarifas reducidas, la persona natural o jurídica debe cumplir con las siguientes condiciones:

  • Estar inscrita en el Registro Empresarial de AMPYME, y
  • Percibir ingresos brutos anuales que no superen los $500,000.00.

En el caso de personas jurídicas, adicionalmente, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser una persona jurídica que no resulte, de manera directa o indirecta, del fraccionamiento de una empresa en varias personas jurídicas; o que no sea afiliada, subsidiaria o controlada por otras personas jurídicas.
  • Que sus acciones o cuotas de participación sean nominativas y sus accionistas o socios sean personas naturales.

Como se puede observar esta propuesta de ley busca promover la formalización e incentivar la tributación de este sector, lo que representa una estrategia para combatir el impacto negativo en la recaudación provocado por el aumento de la actividad comercial informal.

Rita Zambrano

Manager | Tax Services, Ernst & Young Panamá, S.A.