Planificar los objetivos: El secreto para lograr los sueños

Planificar los objetivos: El secreto para lograr los sueños

Para configurar objetivos hay muchas formas y técnicas, te propongo comenzar por lo más simple que es hacer una lista en esa primer columna, en donde coloques tus objetivos generales. Foto Pixabay




En el último artículo hablamos sobre metas y sueños, para poner en práctica y llevar a la acción los sueños es más que necesario crear objetivos.

“Siempre que veas un negocio de éxito, es porque alguien tomó una decisión valiente”, Peter Druker

Antes de empezar es bueno saber qué son los objetivos. Los objetivos son el resultado que esperamos, y hacia el cual se enfocan los esfuerzos que realizamos. De una forma simple, un objetivo es definir lo que queremos y como lo lograremos.

Es posible que te hayan regalado una agenda, me encanta usarlas para anotar las cosas que debo hacer, a quien saludar, las reuniones que tengo, pero, para poder crear objetivos es importante saber usar algún tipo de planilla, o bien puedes armarla en una hoja.

Idealmente saber usar Excel para tener columnas y líneas en donde volcarlos.

Para estar claros, y antes de las recomendaciones sobre cómo crearlos, es importante identificar dos tipos de objetivos y vale refrescar estos conocimientos que muchos habrán aplicado cuando realizaban sus tesis o trabajos en la universidad:

1. Objetivos Generales. Define a dónde queremos llegar. ¿Para qué?

2. Objetivos Específicos. Define las estrategias para alcanzar el objetivo general. ¿El cómo vamos a llegar?

Si leíste mi artículo anterior, sabrás que armar objetivos puede ser aburrido o desmotivador dependiendo de la emoción que le atañes. Si antes de sentarte a escribir tus objetivos, tienes sueños y estás muy emocionado al respecto, hay altas chances de que comiences a cumplirlos y hasta a superarlos.

Para configurar los objetivos hay muchas formas y técnicas, te propongo comenzar por lo más simple que es hacer una lista en esa primer columna, en donde coloques tus objetivos generales. Es posible que ese objetivo general tenga un subitem que puedes colocar en una segunda columna, y que consista en definir varios objetivos específicos. Puedes colocar estos en una segunda columna o como bullets dentro del objetivo general.

Por ejemplo:

Viajar por Europa en 2022

- Comprar el ticket aéreo

- Identificar ciudades a visita

- Elegir movilidad entre ciudades (tren, auto, avión)

- Reservar alojamiento

- Investigar sitios a visitar

- Ver páginas de tours y trayectos

- Leer blogs con sugerencias de otros visitantes

- Ahorrar

Viajar por Europa sería el Objetivo General. Define a dónde quiero llegar. ¿Para qué?

La lista debajo son los Objetivos Específicos que responden al ¿cómo lo haré?

Puede ser conocer ciudades a las que no he ido, o tal vez es la primer visita a ese continente, en función al para qué, elegiré las ciudades a visitar.

En mi caso por ejemplo, mi madre es italiana, y siempre creí que mi primer viaje a Europa sería a Italia, sin embargo, dado que hay familia a visitar, dejé para momentos en los cuales tenga más tiempo para estar allí hacer ese viaje al Sur de Italia, y dediqué otros a conocer ciudades que leí cuando era más chica en diferentes novelas.

Mi motivación fueron los libros y recuerdos, además de los sueños que armé a través de esas lecturas.

Cuando vivía con mis padres mis objetivos generales eran: estudiar una carrera, tener novio, comprar mi primer auto.

A medida que fui cumpliendo sueños, seguí creando nuevos objetivos, pasando a ser: comprar mi primer apartamento, y de allí se desprendieron objetivos específicos tales como los que necesitaba lograr para poder comprar ese apartamento, por ejemplo:

Comprar apartamento (objetivo general)

- Vender el auto para tener el anticipo (objetivo específico)

- Pedir un préstamo en el banco (objetivo específico)

- Postularme para el ascenso en el trabajo y así contar con más ingresos (OE)

Una técnica o metodología muy simple y sencilla para poder escribir objetivos y que sean cumplibles es la técnica SMART.

Se le atribuye a George T Doran. Publicó en la revista Management Review de Noviembre de 1981, un artículo llamado “There’s a S.M.A.R.T. way to write management’s goals and objectives

Sin embargo fue muy utilizado y mencionado por Peter Druker, el padre de la Administración de Empresas. En lo personal, lo aprendí de el.

En qué consiste el Método S.M.A.R.T.

Específico (S)

Un objetivo específico se circunscribe a un aspecto, tarea o acción determinada. En ventas podría ser aumentar las ventas de determinado producto en un 20%. Este objetivo es específico porque nos dice exactamente lo que esperamos lograr.

Mensurable (medible) (M)

Para que sea medible, una meta u objetivo tiene que ser específica. De otra manera, no es posible interpretar si los resultados están dentro de lo esperado. Además, es necesario contar con los medios para poder medirla, ya sea herramientas de software o una metodología de análisis que posibilite saber en qué medida se alcanzó el resultado previsto.

Alcanzable (A)

Que el objetivo sea realista y alcanzable. Decir que quisiéramos vender un 80% más sería irreal.

Relevante (R)

Una meta relevante es aquella que está en línea con los objetivos generales del negocio. Tiene que estar acorde con el objetivo del negocio en general.

Temporal (T)

Que los objetivos SMART sean temporales significa que están limitados a un tiempo determinado. Todas las características mencionadas -su especificidad y mensurabilidad, su alcance y relevancia- dependen del tiempo en que deben ser completados.

Te invito a probar hacer este ejercicio que seguramente ya hagas, basándote en esta técnica, y siempre siempre acompañándolo de tus sueños.

Feliz nuevo año! Te veo en 2022.


Paula Cabalen

Estratega de negocios, CEO de Consultophy y embajadora Cambridge Business Association Points of You Caountry Leader
- Leer más artículos de este autor -