Comunidad china y los cambios que se avecinan

Los paisanos de primera generación en Panamá son un poco neofóbicos, se aferran a su zona de confort pero que a la vez son comerciantes hábiles y flexibles que se adaptan rápidamente a los cambios cuando tienen que hacerlo.

Creemos que el momento de «tienen que hacerlo» ya llegó y uno de los hechos que nos conduce a esta conclusión es que el estado comenzará a implementar su sistema de Vale digital, un instrumento de pago que los obligará a descargar y utilizar los apps indicados para poder atender a sus clientes.

Durante años, resistieron la recarga electrónica de tiempo aire y se siguieron comercializando las tarjetas telefónicas físicas, pero ahora con los vales digitales, no les quedan otro que acoplarse si no quieren perder la clientela, por lo menos en estos meses en donde se espera que el gobierno sea quien sostiene en buena medida la economía nacional y que va a usar estos vales para la ejecución del plan Panamá Solidario.

Con la adopción de este sistema, abre puerta a nuevas posibilidades como la compra en línea a sus proveedores; fungir como puntos de pagos; aceptar pago con monederos electrónicos como Nequi e Yappy y una infinidad de posibilidades.

Creo que ya todos hemos escuchado el relato de que la palabra «crisis» 危机 en chino está compuesta por la palabra «peligro» 危 y la palabra «oportunidad»机, pues pese a lo trillado que suena, no deja de ser cierto, por lo menos en la coyuntura actual: creemos que después de esta cuarentena, un golpe duro para muchas industrias, surgirán nuevas oportunidades, y para capitalizarlas, tendremos que revaluar nuestro modelo de negocios y visualizar cuáles serían las nuevas tendencias pos corona virus.

Esteban Cheung