WeWork asegura que demanda actual de espacios de oficina supera niveles prepandemia

WeWork asegura que demanda actual de espacios de oficina supera niveles prepandemia

Con el reinicio de actividades se dinamiza la contratación de oficinas a tiempo flexible y compartidas, como alternativa porque las empresas están renuentes a firmar contratos de alquiler a largo plazo, lo que beneficia a startup como WeWork. Foto Cortesía.


El alquiler de oficinas en tiempo flexible se está dinamizando en la era postpandemia y gana terreno la startup WeWork.

WeWork, la compañía de alquiler de oficinas estrechamente asociada con el emprendimiento, ha visto cómo crece la demanda tras la pandemia de covid-19 y cómo las consultas de clientes potenciales superan lo que eran antes de los cierres patronales a nivel nacional, indicó su presidente ejecutivo.

“La demanda de espacio de WeWork hoy es mayor a la de antes de la pandemia”, dijo Marcelo Claure, quien también es director de operaciones de SoftBank Group Corp., el mayor inversionista de WeWork, durante una entrevista en la cumbre virtual Bloomberg Businessweek.

Una portavoz de WeWork dijo que los ingresos se habían recuperado después de caer con el covid-19. “Las ventas han vuelto a los niveles anteriores a la pandemia y nuestro flujo de ventas es sólido”, escribió en un correo electrónico.

Hace dos años, WeWork intentó una oferta pública inicial, pero el acuerdo fracasó después de que los inversionistas perdieran la confianza en su exdirector ejecutivo, Adam Neumann, y su elevada valoración de $47.000 millones. Después de su colapso público, la empresa se redujo, recortando miles de puestos de trabajo.

Ahora, WeWork busca nuevamente salir a bolsa, esta vez con un nuevo director ejecutivo, el veterano de bienes raíces Sandeep Mathrani, y en el Nasdaq a través de una fusión de $9.000 millones con una empresa de adquisición de propósito especial, BowX Acquisition Corp. Las acciones de BowX subieron alrededor de 7 % este martes después de los comentarios de Claure.

Las medidas de confinamiento por el Covid-19 le dieron a WeWork la oportunidad de “reinventarse”, dijo Claure, lo que llevó a la compañía a recortar costos. En una presentación de marzo, WeWork dijo que los ingresos sin China para 2021 se estimaron en $3.200 millones, a la par de 2020 y 2019. Ahora, a medida que más empleadores experimentan con llevar a los trabajadores a la oficina en horarios flexibles y, a veces, en ubicaciones remotas, WeWork se dijo listo para este reto.

Los clientes “básicamente nos envían a sus empleados porque no saben cuántos días estarán trabajando”, dijo Claure. “No saben hacia dónde va a crecer su negocio”. Debido a que muchas empresas se muestran reacias a firmar contratos de arrendamiento a largo plazo, los términos flexibles de WeWork les resultan más atractivos, señaló.