Nuevo punto de partida para distribuidoras

Nuevo punto de partida para distribuidoras

Como sucede con otros sectores económicos del país, los distribuidores y vendedores de autos se reacomodan y crean nuevas estrategias para seguir vigentes en un mercado que requiere mayores esfuerzos para atraer a los consumidores.

Las ventas de autos nuevos en el mercado panameño registran una caída de 12.8% en los primeros 9 meses del año 2018 con respecto al mismo período de 2017. De enero a septiembre se comercializaron 37 mil 078 unidades vehiculares, mientras que en ese mismo lapso de 2017 la cifra llegó a 42 mil 514 unidades, según datos de la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (ADAP), a partir de las cifras provenientes del registro en la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre.

En el segmento de autos regulares, que incluye los modelos sedán, coupé y camionetas, se vendieron 12 mil 938 vehículos nuevos, 20.6% menos que los 16 mil 299 colocados entre enero y septiembre del año pasado. En el segmento de los SUV o vehículos utilitarios deportivos y todoterreno, las ventas fueron por 13 mil 158 unidades, en comparación con las 14 mil 387 vendidas de enero a septiembre de 2017, lo que significó la caída de 8.5%.

Fernando Tristán, presidente del comité de feria de la ADAP, sostiene que se trata de una época de reajuste del mercado a su tamaño natural. Lo que exige un cambio de estrategia para enfocarse en las necesidades del usuario moderno de autos: comodidad, facilidades de pago, precio razonable, servicio posventa garantizado, planes de seguro, nuevas tecnologías y herramientas de entretenimiento frente al volante. “Estamos trayendo a Panamá una oferta de autos actualizada, tanto para el Panamá Motor Show como para todas las distribuidoras el resto del año, con buenas expectativas para 2019”, mencionó Tristán.

Este año, más de 34 empresas exhiben autos de 40 marcas de todo el mundo, junto con el respaldo de 15 entidades bancarias de la plaza y 6 compañías de seguro que ofrecen sus servicios en el Centro de Convenciones Atlapa hasta el 18 de noviembre.

En los últimos años, al igual que en el mercado inmobiliario, los distribuidores de automóviles comienzan a girar su enfoque hacia el consumidor del mercado de las mayorías. Exhibiendo vehículos con precios desde 9 mil dólares y los de gama media de 15 mil dólares o más.

Lo que marca tendencia

La conectividad y la conversión de los autos en una extensión de los teléfonos celulares y del entretenimiento es parte del ofrecimiento de muchos fabricantes que incorporan estas herramientas a los modelos más nuevos por exigencia de los clientes. Una tendencia global es que los usuarios pedirán más autos eléctricos o híbridos y que sean menos costosos, según el Informe Global Automotriz de KPMG de 2018 con visión para el futuro:

1. Combustible: Los autos de diésel no desaparecerán del todo, pero convivirán con los de energías alternativas como los eléctricos y los híbridos.

2. Autos autónomos: La conducción autónoma interrumpirá los patrones de movilidad, los aspectos sociales y cambiará fundamentalmente el paradigma sobre la movilidad, tal como lo conocemos hoy. El 94% de los ejecutivos de la industria creen que para 2040 se establecerá una política y normas de conducción totalmente eficaces para la conducción autónoma.

3. Transformación digital: Los concesionarios de autos cambiarán, se volverán centros de atención posventa y las ventas de autos serán más en canales digitales. Más de la mitad de todos los ejecutivos (56%) encuestados por KPMG confían en que la cantidad de puntos de venta físicos que conocemos hoy se reducirá en un 30% a 50% para 2025 en el mundo.

4. Conectividad al volante: Los consumidores buscarán autos que tengan más funciones de conectividad, que aunque no son propias de los fabricantes de autos, estos van a tener que establecer alianzas con las empresas de tecnologías para crear modelos más inteligentes y acordes con el nuevo mundo digital que piden los usuarios. No solo de entretenimiento, sino de comunicaciones. E l 40% de los consumidores del mundo dijo estar dispuesto a pagar más por esos servicios digitales en sus autos.

Ajustes locales

Jaime González, gerente comercial de Distribuidora David Ford, admite que este año ha sido bastante complejo para toda la industria vehicular, que viene cayendo por segundo año consecutivo. “Con porcentajes que sobrepasan al 25% comparados contra el año 2016. Distribuidora David Ford no es ajena a este impacto, sin embargo, nuestros niveles de participación de mercado se han mantenido estables y en algunas de nuestras líneas hemos crecido considerablemente nuestra participación gracias a la preferencia de nuestros clientes”.

González sostiene que considerando que 2019 será un año electoral, es lógico pensar que existirá un nivel de incertidumbre natural que seguirá afectando de cierta manera el ritmo económico, aunque probablemente menos que en 2018.

“Como marca, contaremos con algunos lanzamientos que nos ayudarán a posicionar aún mejor algunos de nuestros modelos, además, esperamos un flujo más estable de productos en los autos”.

El Panamá Motor Show es la vitrina automovilística por excelencia y sirve de termómetro para calibrar un sector que enfrenta, como otros, la disrupción tecnológica con nuevas propuestas de movilidad urbana, el uso de combustibles alternativos y los autos eléctricos, además de la reinvención con los autos autónomos que, aunque aún no se comercializan en Panamá y no son masivos en el mundo, se espera que marquen en los próximos años el futuro. Una carrera en la que hay muchos corredores pidiendo pista, pero es el consumidor el que da el trofeo.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos