Redes sociales, la ventana de las pymes

Tanto las grandes como pequeñas y medianas empresas y los emprendedores utilizan las redes sociales para difundir contenido sobre sus productos y servicios y lograr captar la atención de clientes potenciales.

La alta penetración de internet en Panamá, que alcanza cerca del 70% de la población, y la expansión de la telefonía celular inteligente con datos móviles ha hecho que cada vez más empresas tengan sus perfiles profesionales en Facebook, Instagram, Twitter y creen canales especializados en YouTube.

A mediados de 2018 se estimaba que solo en la red social Facebook interactuaban en Panamá 1.8 millones de cuentas o perfiles; en Instragram, 1.4 millones de usuarios; y en Twitter, 400 mil. La viralización de los contenidos tanto de noticias como de hechos curiosos que se transfieren de un usuario a otro a través de Whatsapp con tanta rapidez demuestra el poder de la comunicación de las plataformas tecnológicas.

“Las empresas han encontrado en las redes sociales un método eficaz para promocionar productos y servicios. La razón radica en los bajos costos de estas plataformas comparados con los canales tradicionales”, precisa Josh López, fundador y director comercial de Media Rank, Inc. empresa del ecosistema de Ciudad del Saber. El entrevistado es especialista en análisis de data de redes sociales y audiencias digitales.

Explica que en los últimos 2 a 3 años las redes sociales han evolucionado al punto de que las distintas aplicaciones se usan para distintos propósitos. “En Facebook, por ejemplo, hace 5 a 6 años podía lograrse mucha amplificación del contenido publicado y una exposición importante de forma orgánica. Es decir, sin pagar. Pero luego cambiaron los algoritmos y el alcance dejó de ser orgánico, a menos que se pague para promover el contenido publicado y visibilizar las publicaciones de las marcas en la plataforma”, relata López.

Esto llevó a que las empresas se decantaran por otras redes más virales como el Instagram, donde se publica un contenido y se obtiene rápidamente una respuesta o amplificación, con mayor número de audiencia y resultados con los anhelados like.

La plataforma Twitter ha quedado como una red para asuntos más de noticias, política y en el que las empresas puedan atender al cliente, o tener un canal de escucha activa de las quejas y comentarios que hacen sobre los productos y servicios.

López comenta que otro de los grandes cambios suscitados con el boom de las redes es que antes las empresas se enfocaban en la cantidad de seguidores que ganaban para medir si sus productos o campañas tenían un mayor alcance. Pero ahora no se trata tanto de los seguidores, porque una empresa, si tiene 10 mil seguidores o menos, en comparación con una que tenga 50 mil o más, eso no garantiza que su información o su campaña logre mayor impacto, sino la estrategia que se use y el contenido de valor que se publique.

“En el caso de Facebook, la cantidad de seguidores no es garantía de lograr una amplificación de una publicación porque ahora se tiene que pagar para que sea promovido. En Instagram también la cantidad de seguidores ha pasado a un segundo plano con respecto al contenido. Al ser una red tan orgánica, una marca con 10 mil seguidores puede lograr una amplificación y exposición de sus publicaciones tanto como una marca de 15 mil a 20 mil seguidores. Lo importante es publicar contenido relevante para la audiencia”, explica el director comercial de Media Rank.

El profesor de marketing digital de la Universidad Interamericana de Panamá Pacífico Espinosa sostiene que es fundamental determinar qué tipo de redes sociales son las indicadas para cada negocio. “Las redes sociales permiten que las pequeñas y medianas empresas compitan en las redes sociales al igual que lo hacen las grandes, y tener un alcance dependiendo del servicio y producto que ofrezcan”.

Sostiene que aunque estas herramientas en primera estancia parecieran gratis, para tener una mayor cobertura y que las marcas o servicios puedan tener un mayor alcance debe destinarse un presupuesto para la promoción en estos canales digitales.

“Se convierten en una vitrina para alcanzar el público objetivo, y lo fabuloso de las redes sociales es que son medibles”. Recomienda tener estrategias digitales adecuadas y que las redes sociales estén manejadas por profesionales, porque incluso a las grandes empresas les ha costado comunicarse adecuadamente con los usuarios y pueden perder prestigio por una mala respuesta en las plataformas.

David Santana, líder de Google para las pequeñas y medianas empresas para el mercado de México y Centroamérica, precisa que cada vez las empresas se enfocan en optimizar el uso de las redes sociales y de plataformas como Google para visibilizar sus negocios. “Es fundamental que las empresas sepan para qué quieren tener presencia digital, no se trata solo de tener una página web o un perfil social por tenerlo, sino que esto vaya acompañado de un objetivo muy puntual y claro”, acota.

La tarea de Google para las empresas es facilitarles herramientas efectivas para ubicar la audiencia correcta para su negocio en el momento indicado. “Una de las cosas es lograr que las marcas estén presentes en esos micromomentos de los usuarios”.

El siguiente paso de Google es darle a las empresas la oportunidad de medir los resultados de su presencia digital en tiempo real. “Cuando se lanzan estrategias digitales con Google puede medirse cómo se están comportando esos anuncios, lo que permite modificarlos y revisarlos para tener resultados efectivos”.

Santana precisa que el alcance del comercio electrónico a través de los teléfonos celulares es alto en Panamá, por lo que se garantiza a las empresas que puedan lograr transacciones más rápidas para sus negocios por esta vía online.

El experto de Google precisa que muchas veces los usuarios se enteran de un producto o de un servicio por las vías tradicionales, y si les interesa, van de inmediato a consultar digitalmente la información de ese producto, servicio o contenido que les interesa saber. “Es vital despertar el interés de los consumidores porque de inmediato van al buscador a consultar y eso puede desencadenar una decisión de compra”.

La estrategia digital de Google influye tanto en el comercio electrónico como a que se lleven a cabo acciones de compra en el mundo físico, porque el usuario incluso en la tienda busca por la plataforma información sobre lo que está a punto de comprar en el puesto de venta.

La presencia física y la presencia digital van de la mano y se complementan para impulsar nuevos negocios y emprendimientos.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos