La oficina verde más que una tendencia un objetivo

Estructuras como la plaza comercial de Ciudad de Saber fueron diseñadas para ser construcciones sostenibles con el medio ambiente

En Panamá hay 44 edificios certificados como LEED, identificados como sostenibles. Cada vez más, empresas adoptan prácticas amigables con el medio ambiente, como el uso de energías fotovoltaicas para sus almacenes, oficinas y comercios.

Así como en el entretiempo del Super Bowl, un anunciante se valió de la fuerza eólica para promover una cerveza, las empresas panameñas cada vez más utilizan energías limpias para alcanzar la meta de la sostenibilidad.

La adopción de fuentes como la fotovoltaica, la eólica y el uso de materiales amigables con el medio ambiente ya ha pasado de ser una tendencia y una moda a un objetivo empresarial. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible llevan a las corporaciones a tomar decisiones como modificar sus procesos y aplicar transformaciones digitales para reducir el uso de papel, reciclar materiales, producir su propia energía e incluso instalar sus oficinas en lugares certificados y que tengan menor impacto en el medio ambiente.

En el país, la organización Panama Green Building Council reporta que hay 44 edificios con certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), que conjugan en su estructura, diseño y funcionamiento factores como el ahorro de agua, el uso de energía limpia, materiales y recursos, calidad ambiental de los interiores, entre otros factores. Se trata de bancos, plazas comerciales, edificios de oficinas, embajadas, gremios empresariales, espacios recreativos y culturales. (Ver lista Edificios Certificados LEED).

La arquitecta Marta Valderrama, directora ejecutiva del Panama Green Building Council, explica que cuando se construye considerando los parámetros de una construcción verde o amigable con el medio ambiente; en específico, con la certificación LEED, se logran objetivos como la reducción de los desperdicios que van hacia los rellenos sanitarios, la reducción en el consumo de recursos como el agua y la energía y la menor emisión de gases de efecto invernadero y se disminuyen los impactos nocivos del cambio climático.

En Panamá se están implementando normas que regulan la construcción de nuevas edificaciones y la adaptación de edificios en funcionamiento. Estas normativas son: La Guía de Construcción Sostenible, desarrollada por la Secretaría Nacional de Energía y el Ecoprotocolo, desarrollado por el Panama Green Building Council y el Municipio de Panamá.

Rafael Linares, director asociado de Panasonic Latin America, encargado del departamento de EnergySolutions y presidente de la Cámara de Energía Solar, refiere que lo primero que deben hacer las empresas es enfocarse en crear hábitos de consumo; segundo, proponerse la eficiencia energética; y tercero, la generación en el lugar determinado con energía renovable.

“Una de las maneras para transformar las empresas en verdes es la utilización de energías limpias, con el uso de productos que sean más eficientes en el aprovechamiento de la energía y que a su vez generen menos emisiones de C02 al ambiente”.

Menciona que entre las tendencias tecnológicas que contribuyen a que una empresa sea verde, están el uso de tecnología HIT, presente en los paneles solares, en este caso, de Panasonic, toda la línea de acondicionadores inverter tanto para sector residencial como empresarial, equipos electrónicos más inteligentes como aparatos con sensores inteligentes que ayudan al ahorro aún mayor de energía.

Jason Cohen, co–CEO de Doit Center, explica que el concepto de empresa verde contempla un modo de operar que tiene un impacto menor sobre el medio ambiente, la comunidad y la sociedad. Expresa que se requieren cambios culturales importantes en todos los sectores comerciales, industriales e inmobiliarios.

“Hoy vemos como se emplean programas dirigidos a formar empresas más verdes, pero creo que estamos en los primeros pasos. Existen, además, medidas que son difíciles de justificar comercialmente, pero tienen mucho sentido ambiental y social”. Por ejemplo, alude, entrará pronto en vigencia la ley que prohíbe a los comercios el uso de bolsas plásticas que no sean altamente biodegradables.

Terraza del PH MMG Tower en Costa del Este es uno de los certificados LEED en la ciudad.

“En lo personal, estoy de acuerdo con la medida. Es una obligación con el país que la sociedad ha establecido por el bien del medio ambiente”.

Doit Center tiene dos instalaciones de sistemas fotovoltaicos en sus tiendas y el plan es extenderla a otras donde se pueda aplicar. La certificación de edificios sostenibles es uno de los factores más valorados a la hora de escoger una oficina, una residencia o un local para una empresa o comercio y en Panamá la ruta verde también marca el camino para un sector inmobiliario que se reinventa con nuevas soluciones.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos