Empresas deben prepararse con nuevas estrategias de negocio “post Covid” para la industria de consumo masivo y el retail

El Covid-19 ha cambiado la forma en que las personas se relacionan, compran e incluso se comportan en su día a día. Por esta razón, las compañías deben adaptarse durante estos tiempos de COVID-19 a una nueva normalidad.

Alberto Moriana, vicepresidente de Ventas de P&G, explica 5 lecciones que la crisis del COVID-19 ha dejado a la industria de productos de consumo masivo y ofrece una perspectiva de lo que se puede esperar del consumidor “el día después” en América Latina.

En primer lugar, Moriana considera que es fundamental estar informado para anticipar cualquier situación que pueda presentarse. En este sentido, explica que “esta crisis ha golpeado todas las regiones del mundo secuencialmente y América Latina es la última región en experimentar el impacto. Además, la forma en la que reaccionan gobiernos, empresas y consumidores es bastante parecida, pues vivimos en un mundo global”. Basado en esta idea el ejecutivo propone analizar lo que ocurre hoy en Europa y en China pues esto nos permitirá, en la región, ganar entre 5 y 10 semanas para prepararnos.

Como segunda idea, el vicepresidente de Ventas de P&G plantea que las personas recuperan sus hábitos en cuanto les sea posible. “Los seres humanos organizamos nuestras vidas en base a hábitos, porque esto facilita la toma de decisiones. Sin embargo, tenemos la capacidad de cambiarlos cuando las circunstancias lo exigen”. Esta es la razón por la cual considera que actualmente no se deben tomar decisiones de negocio de largo plazo hasta no entender bien qué cosas vuelven a la normalidad anterior y qué cambios serán parte de la nueva normalidad.

El tercer punto que considera Moriana es que ya se ha visto en otras latitudes que la gente recupera su estilo de vida y sus hábitos tras el confinamiento. “No obstante, observamos que realizan algunos ajustes, ya que el miedo al contagio y las medidas de distanciamiento e higiene permanecen en la sociedad. Estos ajustes, a menudo, no son fáciles de detectar y requieren estudios de consumidor para identificarlos y comprenderlos” agrega.

El directivo plantea como cuarto postulado que el nuevo escenario requiere ajustes en las estrategias de negocio. Además, resalta que los nuevos hábitos y el nuevo contexto económico obliga a las empresas a hacer cambios en sus planes de negocio. “Pero dichos cambios deben practicarse sólo cuando entendamos bien la nueva normalidad. Esto implicar tener planes de contingencia, porque la situación continuará muy volátil”.

Por último, Moriana asegura que el mundo será mucho más digital post Covid-19. “El confinamiento ha impactado significativamente la forma en que estudiamos, trabajamos, nos relacionamos y compramos. Nuestros hábitos se han adaptado más efectivamente de lo esperado a esta nueva forma de hacer las cosas: la tecnología lo ha facilitado y hemos descubierto algunos beneficios inesperados” expresa.

Concluye el ejecutivo de P&G que se debe contar con una estrategia de transformación digital que cubra la relación con clientes y el manejo interno de las operaciones.

Moriana, es graduado en derecho y administración de empresas por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y cuenta con una amplia experiencia en el sector de la industria y el comercio. Ha trabajado en 7 países diferentes de América Latina y del Sur, Norte y Centro de Europa. También se ha destacado como ponente frecuente en eventos de industria y retail y como representante de P&G en organismos clave de la industria.

Durante su experiencia laboral ha logrado aplicar los aprendizajes de las ciencias cognitivas a los negocios y las empresas, establecer relaciones de alto nivel con los principales minoristas y aprovechar al máximo el análisis de las tendencias y el desarrollo de estrategias de venta minorista de comestibles.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay