El oro tampoco se levanta de la mala racha

El oro tampoco se levanta de la mala racha

El oro se encamina a cerrar su quinto mes a la baja, en lo que será su peor racha en cinco años, a medida que el dólar gana impulso y las acciones estadounidenses están en niveles récord.

El metal para entrega inmediata, que se comercializaba en $1,205,96 la onza el viernes pasado, ha perdido 1.5% en agosto, y la racha de caídas mensuales es la más larga desde 2013.

Los precios bajaron a un mínimo de 19 meses el 16 de agosto y han perdido 7.5% en lo que va de año.

Por su parte, el índice Bloomberg Dollar Spot ha subido 1.6%. Los inversores han reducido su exposición al oro ante las expectativas de un mayor ajuste monetario de parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), en respuesta a una economía estadounidense que parece robusta.

Los activos en los fondos negociados en bolsa (Exchange-traded funds, ETF) respaldados por oro cayeron a su menor nivel desde noviembre. A esto se suman las recientes noticias respecto a la guerra comercial, que han impulsado el dólar.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prevé avanzar con la imposición de nuevos aranceles a productos chinos por otros 200 mil millones de dólares. “El problema para los que apuestan por el oro es que mientras la inflación continúe contenida alrededor del mundo, no hay un factor que impulse a la gente a comprar oro. El fortalecimiento del dólar será un factor clave”, dijo Michael McCarthy, estratega jefe de mercados en CMC Markets en Sídney, en conversación telefónica.

Si bien las posibles guerras comerciales pueden desacelerar el crecimiento mundial, no se percibe una crisis, por lo que es poco probable que impulse las compras del metal, según McCarthy.

Posición corta neta

Si bien el precio se ha estabilizado cerca de los $1,200 este mes, las apuestas a una mayor caída siguen en aumento, y los administradores de fondos están impulsando sus posiciones cortas netas hasta un récord por quinta semana consecutiva.

Analistas en Citigroup Global Markets han advertido que nadie necesita oro en un mundo donde las tasas de interés y las acciones están al alza.

El presidente de la FED, Jerome Powell, ha dicho que lo más probable es que se avance con alzas graduales de las tasas de interés, y dado que la inflación todavía es baja no está preocupado por un sobrecalentamiento de la economía.

El banco central estadounidense parece listo para introducir cuatro alzas más, antes de hacer una pausa en el ajuste monetario, según la unidad de gestión de patrimonios de UBS Group AG.