El despliegue empresarial español en Panamá

El despliegue empresarial español en Panamá

El apetito por invertir en Panamá no se detiene. La presencia de empresas españolas se destaca con inversiones que ascienden a $2 mil millones durante la última década. Datos de la Secretaría de Estado de Comercio de España revelan que el flujo de recursos que trajeron las empresas de la península ibérica a Panamá en 2017 fueron por $50.68 millones de dólares, un aumento de 131.52% con respecto a los $21.89 millones de 2016.

“La participación de las empresas españolas en la economía panameña ha evolucionado de un sector a otro. En 2015, por ejemplo, la industria de alimentos representaba el 37.8% de la inversión en Panamá; mientras que en 2016, se destacó la de ingeniería civil y la construcción, pues supuso el 64% de las inversiones. En 2017, fueron el sector financiero, junto con el de ingeniería y telecomunicaciones los que más resaltaron”, mencionó Even Chi Pardo, presidente de la Cámara Oficial Española de Comercio en Panamá, gremio que tiene 98 años.

El inventario de inversiones españolas en Panamá se calcula en $2 mil 676.7 millones. Nuestro país constituye el primer destino del capital español en Centroamérica y ocupa el puesto 25 en todo el mundo.

“La apuesta por Panamá de las empresas españolas es a mediano y largo plazo. Muchas han instalado en el istmo sus sedes para manejar la región. Otras han participado en obras de gran envergadura como la ampliación del Canal de Panamá. Estamos hablando de empresas también en el área de seguros, telecomunicaciones, construcción, transporte aéreo, comercio, importadoras, servicios tecnológicos, entre otras”, destaca Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School de España, institución que anualmente elabora el informe Panorama de la Inversión Española en Iberoamérica, donde la ciudad de Panamá junto a la ciudad de México, Bogotá y Santiago de Chile y Miami se ubican como metrópolis muy atractivas para que se instalen empresas españolas.

La estabilidad económica y jurídica, más la facilidad de conexión aérea y el desarrollo logístico y de transporte de carga marítima y terrestre, forman uno de los beneficios ofrecidos por Panamá a las empresas ibéricas. A lo que se suman los distintos regímenes legales que impulsan el establecimiento de sedes de empresas multinacionales y el aprovechamiento de áreas como Panamá Pacífico, Zona Libre de Colón y Ciudad del Saber, como ecosistemas empresariales.

“Panamá aunque es un mercado pequeño, sirve de plataforma para que muchas empresas centralicen y gestionen sus operaciones desde aquí hacia el resto del continente. El crecimiento económico saludable; los planes de nuevos proyectos de infraestructura; y la estabilidad política y económica; son focos de interés para que siga llegando inversión extranjera directa y en este caso, las empresas españolas que se han internacionalizado tienen al istmo como interés”, agrega Martínez Lázaro.

La lista de empresas españolas en el istmo es amplia. Operan en el país Unión Fenosa, ahora llamada Naturgy, Telefónica (Movistar), cadenas hoteleras como el RIU y el Meliá. Igualmente en seguros, con Mapfre; o de otros sectores como Acciona, Hospiten, Indra, Sacyr, FCC, Solitec, el Corte Inglés, Iberia y a partir de junio de 2019, Air Europa, que iniciará cinco frecuencias a la semana y explora invertir en la industria hotelera y el turismo local.

Imanol Pérez, director comercial de la Air Europa, señaló que la posición estratégica que tiene Panamá acompañado de un crecimiento económico sostenible, atractivos turísticos y un destino ideal para negocios y nuevas inversiones, hace que la empresa de transporte aéreo quiera expandirse hacia este hub aéreo.

La llegada de grandes empresas españolas marcó el camino para que pequeñas y medianas empresas proveedoras de servicios, insumos y materiales, también plantaran su bandera en el istmo, para aportar con desarrollo económico y empleo.

“Hay muchas empresas medianas y pequeñas especializadas, por ejemplo, en refrigeración, pisos, techos, dotación de hospitales, tecnología y comunicaciones, control energético, energía alternativa, que también han encontrado en Panamá un terreno fértil para crecer”, agrega Chi Pardo.

Un caso es el de Solitec, empresa de servicio de equipamiento industrial para la industria de alimentos, agrícola, hospitalario y la industria manufacturera. Antón Rodríguez, gerente de la empresa, cuenta que llegaron al país en 2013, con la intención de ofrecer el servicio a la industria manufacturera.

“Es importante que la inversión y el servicio que se realice sea de primera, en un mercado que ve con mucha atención la llegada de capitales foráneos. Cuando se trabaja bien el mercado panameño es muy receptivo a la inversión extranjera”, refiere Rodríguez, quien indica que luego de realizar obras en grandes supermercados como el Riba Smith decidieron quedarse en el país para dar el servicio a otras empresas e incluso atender otros mercados regionales desde Panamá.

La desaceleración económica panameña no asusta al capital español, y sigue sembrando en el país. “No solo se trata de aprovechar el mercado local, sino que muchas empresas hacen negocios desde Panamá con el resto de los países de Centroamérica y hasta de Suramérica, por la facilidad que ofrece el país como plataforma de impulso”, dice Pardo.

Aunque la balanza comercial entre España y Panamá es favorable a la península ibérica con más de 376.9 millones de euros exportados al mercado panameño, las colocaciones de productos panameños en ese país europeo han crecido en 33% al pasar de 49.8 millones de euros en 2016, a 66.1 millones de euros, o equivalente a $75.27 millones en 2017.

Los principales productos de exportación de Panamá a España son agroindustriales, con un 43% de participación, seguido de productos del mar (32.8%), agropecuarios (22.2%) e industriales (2%).

Ambos países tienen una larga tradición comercial que ahora se refuerza con nuevos emprendimientos e iniciativas de negocios. Los lazos culturales y el impulso de industrias de la creatividad como la cinematografía, con el apoyo que dan piezas y protagonistas ibéricos al Festival Internacional de Cine de Panamá, además de iniciativas en danza flamenca, la música y el emprendimiento tecnológico, serán otros de los pilares de esta integración.

Nota: Se actualizó el 27 de noviembre de 2018, ante el anuncio de Air Europa que cambió la fecha de inicio de su vuelo a Panamá.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos