Cómo afrontan los bancos de la región la transformación digital en plena pandemia

En medio del confinamiento por la pandemia, la actividad financiera y bancaria fue declarada como esencial en la mayoría de los países. Además 71% de los países reportó la eliminación o reducción de tarifas asociadas a productos servicios por canales no presenciales.

La banca en América Latina y el Caribe lleva varios años aplicando medidas para la transformación digital, sin embargo fue con la pandemia por la Covid-19 que se aceleraron los procesos y se adoptaron medidas especiales para incentivar la inclusión financiera en pleno confinamiento.

«Los bancos de la región vienen trabajando en estrategias de digitalización de los servicios financieros desde hace ya varios años. Esto con el fin de reducir los costos de transacción, facilitar los tiempos de los clientes y ponerse a tono con los tiempos. Estas estrategias se han visto aceleradas por la emergencia de la pandemia. La urgente necesidad de tener los recursos líquidos por parte de los clientes, sumada a la necesidad de un distanciamiento social han sido factores catalizadores de este proceso», indica un informe de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

Un sondeo realizado por la Secretaría General de Felaban entre los integrantes del Comité Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera CLEIF, muestra que entre 15 países de la región entre los que está Panamá, al menos el 85% de los países declaró los servicios financieros como una actividad esencial para la población en medio de los confinamientos.

«El 71% de los países reporta que se han presentado eliminación o reducción de tarifas asociadas a productos servidos por canales no presenciales. En ese sentido existen estrategias de diferentes naturalezas tales como establecer precios diferenciales, exonerar de costos a establecimientos comerciales, uso del correo electrónico y teléfono para trámites, cobros de cheques a través de fotos (selfies) o el suministro de tokens a los clientes sin costo alguno».

Según el estudio realizado por Felaban en la mayoría de países los horarios de atención no presencial se han ampliado, los montos permitidos por transacción se ampliaron, así como el número de transacciones permitidas por día y por cliente.

«Los canales no digitales han resultado ser muy dinámicos, pese a que la infraestructura digital en América Latina aún tiene espacio para mejorar. Superar las barreras de costo y geográficas en un continente de mucha diversidad, latitud y longitud prolongadas, es un hecho que tiene que pasar por la tecnología», indica el gremio bancario.

Felaban considera que la transformación digital es una de las muchas piezas para lograr el objetivo
de una mayor inclusión financiera en América Latina.

Medidas por países

En el sondeo realizado por Felaban se detallan algunos de los beneficios otorgados por las entidades  bancarias a sus clientes por los canales digitales durante la pandemia por países:

Uruguay: Los bancos de este país vienen aplicando una estrategia muy amplia de beneficios por canales digitales, desde mucho antes de la pandemia, con lo cual no fue necesario ampliar más el diferencial de precios por canal. «El foco durante la misma fue realizar recomendaciones para el uso de los canales
digitales, postergación de pagos de obligaciones, distribución de canastas a través de plataformas
electrónicas, otorgamiento de créditos bonificados para el segmento de las Micro, pequeñas y medianas empresas Mipymes».

Paraguay: Varios servicios son gratuitos desde antes de la pandemia. En Paraguay la banca exoneró el costo de los puntos de venta (POs) durante tres meses a todos los comercios. Igualmente se menciona que se han regulado tasas máximas de comisiones por pagos electrónicos, además de que las transferencias ya son gratuitas desde hace tiempo.

Honduras: Algunas medidas adoptadas tienen que ver con la eliminación de cargos por transferencias entre bancos. Cobro de cheques por selfie. Además de la facilidad de abrir cuentas de ahorro de forma virtual. Se registró un mayor número de transacciones por billetera móvil. Y se dieron facilidades de
transacciones por comercio electrónico con tarjeta de crédito.

Panamá: El informe de Felaban indica que aumentó la atención personalizada por llamada telefónica, o correo electrónico para temas que antes se manejaban en sucursal. Igualmente se amplió el servicio de pagos a entidades públicas en varios bancos de la localidad. Aunque el informe no lo menciona, los bancos de la plaza panameña ya venían innovando con formas de pago con servicios como billetera electrónica, se habilitó el pago a través del sistema de tarjetas de débito Clave en el comercio en línea, y muchas transacciones que se hacían con el pago de cheques como el beneficio a los jubilados y pensionados de la Caja del Seguro Social, en su mayoría pasó a tarjetas de débito para evitar la visita a las sucursales bancarias y mantener el distanciamiento.

Colombia: Algunos bancos reportaron la reducción o eliminación de los costos por transferencia y por consulta en las páginas de las entidades bancarias. Se registró un mayor número de transacciones habilitadas por día. Aumentó el límite de las transacciones, al igual que el número de operaciones permitidas. Igualmente se digitalizaron procesos que antes se hacían de forma presencial como la apertura de productos como cuentas.

Ecuador: Se produjo una reducción de costos por transacciones en algunos bancos y más del 90% de transacciones se pueden realizar de forma digital.

República Dominicana: El informe detalla que los bancos de República Dominicana hicieron campañas publicitarias para promover el uso de canales digitales. Dos bancos de ese país país crearon la facilidad de enviar efectivo y permitir que personas no bancarizadas puedan retirar estos fondos a través de un pin en un cajero automático (PIN Pesos BHD y Código CASH popular).

El informe de Felaban también indica que en otros países como Perú hubo cero cobro en las operaciones, en  Argentina, los trámites presenciales pasaron a digitales; en Venezuela se registró un acceso pleno y fluido a los canales digitales; en Guatemala se incrementó el monto de transferencias, se dio mayor facilidad de uso de la banca electrónica entre otras medidas; en México se enfocaron en la inmediatez, sencillez, comodidad de las transacciones.

Foto: Imagen de rostichep en Pixabay