Tecnología que se adapta a la nueva normalidad por la pandemia

Las cámaras térmicas que eran usadas para labores de seguridad personal, están siendo un instrumento para detectar variación de la temperatura y para controlar el aforo en varios establecimientos y así evitar la propagación de la Covid-19. Martín Otazua, gerente de Marketing de Dahua Technology, comenta cómo innovaron para atender las necesidades de empresas, instituciones públicas y privadas con esta tecnología en medio de la pandemia. 

El control previo de la temperatura forma parte de la nueva normalidad a la que se está sometido por la pandemia generada por la Covid-19.  ingresar a supermercados, farmacias y a cualquier establecimiento, incluso agroindustrias, empresas, aeropuertos, estaciones de metro, implican que se mida el calor corporal de las personas.

Algunos lo hacen con termómetros digitales persona por persona y otros optan por cámaras térmicas de alta precisión que permite una medición más amplia y para establecimientos con mayor flujo de personas. Es el caso de aeropuertos, estaciones de metro, fábricas y otros establecimientos que han adoptado estas cámaras como instrumento para controlar el ingreso y minimizar el riesgo de propagación del virus de la Covid-19.

Martín Otauza, gerente de Marketing de Dahua Technology, conversó con Martes Financiero para describir cómo esta empresa que estaba dedicada al equipamiento de tecnología para la seguridad y la vigilancia, innovó para atender las nuevas necesidades por la pandemia.

«Esta tecnología llegó para quedarse porque es una medición preliminar y un filtro para lograr detectar posibles casos de Covid-19», menciona Otauza al destacar que las cámaras pueden hacerlo de forma muy efectiva, debido a que se trata de una tecnología con solo 0.3 grados de error en la medición de la temperatura, no requiere contacto con la persona y son capaces de medir hasta 5 mil personas en 30 minutos.

El gerente de Marketing de Dahua menciona que cuentan con distintas soluciones tecnológicas para atender a diferentes sectores, pero básicamente estas cámaras térmicas han sido diseñadas para atender a un sector industrial.

«Las cámaras térmicas llegan a sectores como aeropuertos, gobierno, hospitales, centros comerciales, estaciones de metro, trenes y buses donde se requiere una tecnología con mayor capacidad para lograr la medición de la temperatura de un flujo mayor de personas e incluso para controlar el aforo en estos sitios», agregó Otauza.

El Metro de Panamá planea el uso de cámaras para medir temperatura de los usuarios. Foto: Isaac Ortega.

Precisó que también cuentan con propuestas tecnológicas para el sector de la pequeña y mediana empresa y otros establecimientos como oficinas corporativas donde aunque no hay tanto flujo de personas, se debe seguir con el control de acceso con medición térmica. «Esta solución permite realizar el reconocimiento facial de la persona que ingresa al lugar, además de hacer la medición térmica y detectar si la persona lleva o no cubre boca, para proporcionar a la empresa un filtro para controlar el acceso de las personas».

Aclara que la tecnología no es un equipo médico, pero sí ayuda a las empresas a tomar decisiones para que controlen el aforo de las personas, por lo que es un complemento al resto de las medidas de bioseguridad y sanitarias que se apliquen en las empresas, centros de transporte terrestre y aéreo y otros establecimientos donde se usen estas cámaras térmicas. «Vienen a ser un soporte y un apoyo para el equipo médico».

Cámara usada en el Aeropuerto Internacional de Tocumen. Corprensa /Elysée Fernández /

Dahua Technology tiene presencia desde hace más de 10 años en Latinoamérica con oficinas en México y para Centroamérica en Panamá, además de Colombia, Perú, Chile Argentina y Brasil. En Panamá las cámaras de esa empresa están instaladas en el Metro de Panamá, el Aeropuerto Internacional de Tocumen y otros entes y organismos.

Martín Otauza resalta que en la región han colocado más de 1,500 soluciones tecnológicas de cámaras térmicas en medio de la pandemia.

«Se trata de una solución rentable que ofrece variadas funciones y uso a largo plazo para los establecimientos comerciales. Este sistema permite a las empresas crear un valor comercial después de la pandemia. Con funciones inteligentes de análisis de negocios, puede ayudarles a comprender mejor a sus clientes y ajustar las estrategias basadas en estadísticas, como perfiles y preferencias de los clientes, el flujo de tráfico durante las horas pico, el impacto del clima y la temperatura en el flujo de clientes, aumentando así el atractivo de la tienda».