No es ciencia ficción, sino realidad artificial

No es ciencia ficción, sino realidad artificial

Las máquinas están aprendiendo de nuestros patrones de búsqueda y conducta en internet. Muchos se sorprenden a veces de que aparecen palabras en el buscador de Google que justamente estaban a punto de teclear y creen que la computadora está adivinando o leyendo los pensamientos.

La realidad es que cuando buscamos algún tema previamente, los algoritmos o códigos de esas consultas quedan registrados, y si es muy frecuente, se entiende que está dentro de las preferencias del usuario y forma parte de su rutina o comportamiento digital, al punto que comienzan a llegar hasta mensajes y publicidad sugeridos de esos temas o avisos para visitar páginas relacionadas con lo que se ha buscado.

La inteligencia artificial, que para muchos suena a película de ciencia ficción, ya está en la vida cotidiana de las personas. Por ejemplo, a través de los teléfonos inteligentes más avanzados o en plataformas tecnológicas y aplicaciones descargables. La base de esta tecnología es la big data, el cloud computing o almacenamiento en la nube y los avances en algoritmos de software y aprendizaje automático de las máquinas.

Empresas están usando programas con los que aprenden el patrón de uso de las computadoras, teléfonos o plataformas de los usuarios, para detectar, por ejemplo, cuando una persona extraña quiere ingresar. El sistema de aprendizaje automático detecta si los patrones seguidos por los usuarios, la forma en la que se desplaza en el dispositivo o programa no es el habitual, y puede enviar una alerta y hasta bloquear el acceso como medida de ciberseguridad.

Google utiliza algoritmos y aprendizaje automático con inteligencia artificial para que los videos en YouTube tengan subtítulos traducidos. Más de mil millones de videos en YouTube tienen subtítulos automáticos, todo gracias a los algoritmos de aprendizaje automático que transcriben el lenguaje hablado en 10 idiomas. Otro caso son las respuestas sugeridas que aparecen ahora en los correos de Gmail. Según el mensaje recibido, el sistema coloca opciones de respuestas que agilizan el proceso a los usuarios.

Microsoft comisionó al “tanque” de pensamiento Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento un estudio que muestra una simulación de escenarios alternativos de adopción y difusión de la inteligencia artificial (AI) y su impacto en la economía y varios sectores de la región, en particular en los próximos 10 años. El estudio advierte de que en un escenario negativo, en el que no haya inversión en inteligencia artificial en las economías de la región, el crecimiento económico tendrá un impacto desfavorable y la actividad del producto interno bruto de Latinoamérica seguirá su curso con un crecimiento anual promedio de 2.1%, incluso por debajo del promedio de 3.3%.

Mientras que en un escenario medio en que la región automatiza e innova con inteligencia artificial adoptando innovaciones ya aplicadas en otras economías y no creando sus propias herramientas, América Latina de aquí a 2028 crecerá al mismo ritmo que en el pasado reciente y se ubica apenas por debajo del promedio en 3.2%.

 

Contexto positivo

En un panorama más alentador en el que la región acelere la automatización de sus procesos de producción como lo hizo Asia durante la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación, el crecimiento económico en América Latina puede llegar a más de 4.3% y luego se suaviza a medida que la capacidad innovadora de la economía permanece estancada.

La banca es uno de los sectores que está innovando con nuevas herramientas tecnológicas basadas en inteligencia artificial. Fisa Group, empresa que provee soluciones tecnológicas al sector financiero, indica que la banca está usando inteligencia artificial para conocer mejor a sus clientes, personalizar productos financieros y analizar los datos y conocer los patrones de comportamiento de sus usuarios para anticipar riesgos delictivos, entre otros usos.

Tanto en la automatización de los procesos de atención al cliente, como en procesos internos de la banca, hasta en la configuración de nuevos sistemas de pago, la inteligencia artificial puede proporcionar al sector financiero las herramientas que le pueden generar un ahorro en sus costos de mil millones de dólares para 2030, cita Fisa Group, al tomar datos de la firma británica Autonomous Research.

A pesar de que la adopción de inteligencia artificial en las empresas de América Latina aún es lenta, más del 60% de las organizaciones encuestadas por Frost & Sullivan entienden que implementar la IA es crucial o muy importante. Se espera que las inversiones en esta tecnología avancen a una tasa anual de crecimiento compuesto del 46.1% entre 2018 y 2024, alcanzando los mil 290.8 millones de dólares este último año, refiere la empresa Avaya Holdings.

La gestión de recursos humanos es una de las áreas dentro de las empresas donde se puede usar IA. KPMG revela que 47% de los líderes de recursos humanos de las grandes empresas del mundo, tienen previsto invertir en inteligencia artificial. Sin embargo, hay una gran proporción que no tiene planes de adoptar estas herramientas tecnológicas y más de 50% admite no estar preparados para responder estratégicamente a medida que surgen la inteligencia artificial y la automatización del aprendizaje para manejar recursos humanos.

Las empresas se enfrentan al dilema de invertir aceleradamente en la digitalización y transformación digital de sus procesos o quedar rezagados en poco tiempo. El 78% de los líderes empresariales encuestados según el Índice de Transformación Digital (DT) de Dell Technologies, admite que la transformación digital debería ser aún más generalizada en todas sus organizaciones, mientras que más de la mitad de los negocios (51%) cree que tendrán dificultades para cumplir con las cambiantes exigencias de los clientes en un plazo de cinco años y casi uno de cada tres (30%) aún teme que su organización quede rezagada.

Gustavo Ripoll, vicepresidente de Ventas para Dell en América Latina, precisa que durante los próximos años se espera que las organizaciones a nivel mundial y de la región, realicen inversiones alineadas con mejorar su ciberseguridad, implementar tecnologías de internet de las cosas, crear un entorno de nube, promover la inteligencia artificial y realizar mayores iniciativas centradas en el procesamiento de datos.
Mientras tanto, en la región hay iniciativas que ya usan la inteligencia artificial para resolver algunos problemas, como el caso de los estudiantes colombianos de la Universidad del Rosario que usan IA y mapas satelitales para detectar minas ilegales.

O la plataforma Hand Talk de Brasil, que usa la inteligencia artificial para traducir el portugués al lenguaje de señas usando un avatar, permitiendo la comunicación digital para los brasileños sordos y con dificultades auditivas.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos