Los consejos de Google para usar la nube

La época en la que las empresas tenían grandes espacios para guardar y preservar gigantescos servidores que guardaban toda la data y procesaban todas las operaciones del día a día quedó en el pasado. Por lo menos si se trata de una nueva era de la revolución industrial, la digital, los ambientes empresariales pueden respaldar sus operaciones con servicios en la nube.

Jorge Giraldo, director de Google Cloud para Hispanoamérica, sostiene que lo primero que debe saber una pequeña y mediana empresa es que existen productos y soluciones que le permiten ser más eficiente en sus operaciones, en un ambiente seguro en la nube.

«La nube a través de plataformas de servicio como G Suite, le sirve a las empresas para resolver desde las necesidades de comunicaciones hasta la colaboración entre equipos y proporciona a la empresa la capacidad de acceder a toda la información necesaria para hacer el trabajo del día a día de forma centralizada desde cualquier dispositivo y cualquier lugar», explica Giraldo.

Precisa que uno de los retos de las pequeñas y medianas empresas es contar con el personal capacitado para el manejo de sus sistemas informáticos. «Además de contar con el personal adecuado, enfrentan el desafío de comprar estos equipos, administrarlos y tenerlos en un lugar adecuado, mientras que si deciden que su negocio viva en la nube, serán más eficientes y tendrán menos costos que si tuvieran su propia infraestructura física», explica.

Los servicios en la nube pueden ofrecer a las empresas soluciones desde correos electrónicos, calendario, capacidad de almacenamiento de documentos y archivos, videoconferencias, llamadas, respaldo automático de la información y además market place asociados para adquirir servicios de adminsitración de personal, contabilidad y otras soluciones que antes era impensable conseguir en un ambiente digital.

«Hay cientos y cientos de aplicaciones especializadas que son integrables, por ejemplo, a una plataforma como G Suite y además se agregan capacidades instantáneas que hacen que las empresas operen con más eficiencia».

El experto sostiene que las pequeñas y medianas empresas, al igual que los emprendimientos nacientes, deben pensar en cómo moverse rápido en el mundo de los negocios y gran parte del trabajo implica adoptar soluciones en la nube.

«Debe contar con velocidad y bajos costos para llegar lejos, y la forma más efectiva de tener capacidades tecnológicas a muy bajos costos es a través de tecnologías en la nube, porque no tiene que invertir tanto dinero. Gasta en la medida en que va consumiendo estos servicios», refiere.

Giraldo detalla que hay soluciones y servicios que permiten tener una mayor capacidad de procesamiento de los datos y además tomar decisiones en base a esos datos y a la información.

«El reto tradicional e histórico con el tema de la información y la data, es que crece a tal velocidad que se vuelve cada vez más costoso almacenarla y lo que la mayoría de las empresas está haciendo es que en la medida que sus servidores se llenan, hacen backup de la información y se guardan los servidores, pero resulta que esa es información valiosa para las empresas y se deja de usar. En cambio, en ambientes en la nube o cloud es más barato mantener esa información histórica de la empresa y se puede procesar de forma más económica», precisa el experto.

Giraldo precisa que cualquier usuario con una cuenta de Google accede a servicios en la nube de forma gratuita, pero si se es una empresa, requiere de mayores controles, y debe adoptar servicios y soluciones pagas que permiten más capacidad de seguridad y además agilidad en el procesamiento y administración de la data.

Giraldo aclara que aunque hay nubes públicas en las que se alojan los datos de miles de empresas, por ejemplo en la nube de Google y en las soluciones que ofrece la compañía, la información está bien resguardada y cada una administrada de forma independiente. «La nube pública quiere decir que todos los recursos de computación en la nube están disponibles para todos los que usen el servicio, pero hay una división lógica en la que se aísla la información de cada cliente y está protegida».

Por otro lado, está el concepto y servicio de la nube híbrida, que es el reto que tienen las empresas tradicionales que cuentan con sus propios servidores, pero que están comenzando a usar capacidades de almacenamiento y manejo de datos y aplicaciones en la nube pública. «Entonces operan con una parte de su información en sus propios data center y otro en la nube pública. Esto viene a ser un reto principalmente en las grandes empresas».

El director de Google Cloud precisó que la otra tendencia en tecnología en la nube, es lo que denominan multinube, que es cuando una empresa no quiere usar un solo servicio, sino que usa varios jugadores que le ofrecen las plataformas dependiendo de sus propias necesidades. «Hay tantas ofertas y posibilidades que una empresa puede decidir tener los datos y la inteligencia artificial con una nube y correr otras aplicaciones en un sistema de nube diferente, es entonces cuando una empresa no quiere poner todos los huevos en la misma canasta».

Sin embargo, precisa que ya Google cuenta con una solución para que las empresas puedan administrar de forma centralizada varias nubes, se trata de Anthos, la nueva plataforma de nube híbrida. «La visión es darle el control a las empresas para simplificar sus operaciones y administración de la nube», apuntó.

La decisión de las empresas ya no está en tener o no servicios en la nube, porque cada vez están más compañías y corporaciones conscientes de que se deben mudar a estos ecosistemas. El reto es saber aprovechar estos sistemas para analizar la data, estudiar las tendencias y monetizar esa base de datos para mejorar los procesos y servicios que ofrece a sus clientes.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos