Las nuevas tendencias que generarán ingresos a las operadoras de telecomunicaciones

Ya se empieza a contar a nivel mundial con dispositivos inteligentes y sensores, que recogen y transmiten datos a través de Internet, lo que se conoce como el Internet de las cosas (Iot). Estos dispositivos son los que están en el automóvil midiendo velocidades, son las cámaras que miden el ambiente, drones, etc.

El análisis de datos de esos dispositivos permite a los usuarios la toma de decisiones en tiempo real. Los dispositivos inteligentes de Iot necesitan transmisión y análisis de datos continuos en tiempo real, como por ejemplo, para la detección de fraudes, monitoreo médico, vehículos autónomos, juegos, monitoreo ambiental y realidad aumentada y virtual. Todos estos dispositivos podrán ser habilitados con la red de internet 5G y el sistema de computación en borde de la red.

Gartner Inc., una empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información, define la computación en el borde de la red, como soluciones que facilitan el procesamiento de datos en o cerca de la fuente de generación de datos. Por ejemplo, en el contexto de Internet de las cosas (IoT), las fuentes de generación de datos suelen ser cosas con sensores o dispositivos integrados. Sirve como la extensión descentralizada de las redes del campus, redes celulares, redes de centros de datos o la nube.

Con la computación en el borde de la red se realiza el procesamiento de datos de dispositivos del Internet de las Cosas (Iot) en tiempo real, de manera que el usuario puede disponer de ellos con mayor rapidez cuando usa el internet. El procesamiento de los datos se da más cerca de su origen (o destino final), es decir, cerca de los dispositivos Iot. Esto permite reducir la latencia general de la red (tiempo de retardo temporal) y de internet y mejorar el tiempo de respuesta del sistema en aplicaciones remotas y de misión crítica.

Vertiv , un proveedor global de soluciones de continuidad e infraestructura crítica digital, en colaboración con la firma de analistas tecnológicos Omdia, publicó un nuevo informe sobre las implicaciones que conlleva el cambio a la computación en el borde de la red para los operadores de telecomunicaciones y las mejores tácticas y estrategias para sacar el máximo provecho del borde de la red. El informe titulado Las Telecomunicaciones y la Computación en el Borde de la Red: ¿Oportunidad, Amenaza o Distracción? revela que el crecimiento de la computación en el borde de la red podría generar nuevas oportunidades de ingresos para los operadores.

Omdia, firma consultoría especializada en cobertura global de telecomunicaciones, medios y tecnología, indica específicamente que los operadores de telefonía fija y móvil pueden crear una plataforma para el desarrollo de servicios en el borde de la red y reducir considerablemente los costos por medio de combinar las redes de torres de telefonía móvil con oficinas centrales y puntos de agregación como los centros de datos en el borde de la red.

“El crecimiento en el borde de la red ofrece nuevas oportunidades para que los proveedores de telecomunicaciones desarrollen nuevos servicios relacionados con la red 5G, el Internet de las Cosas (IoT) y otras tecnologías innovadoras”, dijo Gary Niederpruem, director Ejecutivo de Estrategia y Desarrollo de Vertiv.

“Los operadores necesitarán socios con alcance internacional, así como una amplia variedad de soluciones y servicios que los apoyen en su viaje por el borde de la red”, agregó Niederpruem.

Además, el informe de Omdia revela que el crecimiento del borde de la red debería abrir nuevas áreas de competencia; un 36% de los encuestados cree que los operadores de red serán los más importantes en la creación de nuevos ingresos por servicios a partir del borde de la red.

Los desarrolladores de aplicaciones (30%) y los proveedores de nube pública (25%) también se consideran como protagonistas clave.

“Los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) creen ver una clara oportunidad en el mercado emergente de la computación en el borde de la red; sin embargo, otros participantes potenciales, como los proveedores de nube pública y los proveedores de contenido de libre transmisión (OTT), se sienten igualmente atraídos por la perspectiva de ofrecer el borde de la red”, dijo Julian Bright, Analista Ejecutivo de Telecomunicaciones de Omdia y autor de la investigación.

“El tamaño de la participación que los proveedores de servicios pueden esperar capturar en el mercado de la computación en el borde de la red dependerá de varios factores. Estos incluyen el éxito con el que puedan evolucionar sus redes para soportar los paradigmas de la computación en el borde de la red y evitar convertirse en simples proveedores de conectividad”.

El informe de Omdia aborda específicamente el papel que los centros de datos modulares prefabricados (PFM) podrían desempeñar para ayudar a los operadores de telecomunicaciones a ofrecer infraestructura en el borde de la red en el futuro, con el pronóstico de que el mercado de PFM crecerá de $1.200 millones en 2018 a $4.300 millones en 2023.

De acuerdo con el informe, este crecimiento previsto es impulsado por las compañías de telecomunicaciones y el crecimiento de la computación en el borde de la red, así como el crecimiento general de los proveedores de servicios en la nube.

Junto con la rápida implementación, la eficiencia energética también es una de las principales preocupaciones para los operadores de redes. En la reciente actualización de una encuesta histórica realizada en 2019 por encargo de Vertiv —2020: Las Mismas Esperanzas; Más Temores— , la firma de analistas tecnológicos 451 Research identificó que los costos energéticos asociados a la conectividad de la red 5G y el borde de la red siguen siendo una seria preocupación para los operadores de telecomunicaciones.

“El consumo energético representa una de las principales preocupaciones para los propietarios de redes 5G, ya que constituye entre el 20% y el 40% de los gastos operativos de la red”, dijo Brian Partridge, Vicepresidente de 451 Research.

“El análisis llevado a cabo por Vertiv estima que para el 2026, la red 5G podría aumentar el consumo energético total de la red entre un 150% y un 170%. La industria necesita desesperadamente soluciones 5G energéticamente eficientes, especialmente para aquellas tecnologías energéticamente demandantes, como las antenas de múltiple entrada-múltiple salida (MIMO) y las contramedidas específicas para los centros de datos”.

Para atender estas cambiantes necesidades, Vertiv está desarrollando constantemente nuevas infraestructuras, software y servicios que permitan optimizar el consumo energético en la red junto con socios y clientes de telecomunicaciones.