La ruta hacia una ciudad inteligente

Menos de 100 trámites gubernamentales en Panamá están digitalizados, una cifra que preocupa no solo a las autoridades, sino a las empresas privadas que ven en el exceso de horas que se deben destinar para solicitar documentos, realizar pagos en organismos públicos y tramitar permisos, una pérdida de tiempo que bien puede destinarse a otras tareas más productivas que simplemente hacer filas y esperar en organismos públicos no solo horas, sino hasta meses.

La agenda de ciudades inteligentes busca aprovechar las nuevas tecnologías disponibles para simplificar los procesos, digitalizar trámites y hacer la vida más fácil al ciudadano y tener una gestión más eficiente.

“Una de las principales características de una smart city es la entrega de servicios más ágiles y digitales, en segundo lugar que sea una ciudad resilente a los cambios; el tercero una ciudad que permita la sustentabilidad de los programas que se desarrollen en el mediano y largo plazo y en cuarto lugar que transmita confianza”, cita Erica Chávez, directora de Gobierno para América Latina y el Caribe de Microsoft, multinacional que aplica el programa Smart City para dar recomendaciones y soluciones tecnológicas para que las ciudades adopten herramientas tecnológicas para resolver esos problemas que enfrentan.

Cita casos de digitalización de trámites legales, movilidad, seguridad ciudadana, educación, conectividad entre otras.

“La clave está en trabajar como hub de soluciones entre el sector público y el sector privado productivo y no en silos separados como se ve en la mayoría de los casos”.

Muchas empresas digitalizan sus procesos internos, pero se encuentran con un ecosistema público que aún pone trabas.

“Una solución es usar tecnología en la nube donde ambos sectores puedan interactuar utilizando los datos para entender las tendencias y dar soluciones”.
Menciona que herramientas como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático de las máquinas, la big data y la realidad mixta, es decir el uso de realidad virtual para simulaciones de eventos y casos reales están cambiando la forma en cómo se gestiona la atención en salud, educación, infraestructura, vialidad, agricultura, logística, aviación entre otros sectores.

Chávez precisa que en promedio 60% de los datos que se generan en un país, provienen de trámites ante organismos e instancias públicas, pero muchas veces esos datos no se utilizan para poder analizar tendencias, aportar soluciones tecnológicas y facilitar procesos.

«Con tecnología en la nube, y análisis de datos se pueden generar soluciones tecnológicas y aprovechar esos datos para mejorar la gestión gubernamental», plantea.

Luis Oliva, asesor de la Autoridad de Innovación Gubernamental, sostuvo que la meta es que el ciudadano sea más digital. “Si logramos que el ciudadano se bancarice que actualmente esta proporción es solo de 40%, se podrán llevar muchos trámites a realizarlos en el teléfono celular y eso demandará que más servicios estén digitalizados. De esa manera podemos lograr una transformación de la ciudad”.

Menciona que hay 2 mil 700 trámites gubernamentales de los cuales solo 3% están digitalizados. “Nuestra meta en el corto plazo es almenos tener 450 trámites y procesos digitalizados para 2020”. El 4 de septiembre 6 trámites que se realizan en el Ministerio del Trabajo y Desarrollo Laboral, serán automatizados, entre ellos el registro de renuncias de trabajadores de empresas privadas, entre otros trámites para sindicatos, por ejemplo, sostiene.

También se contempla la digitalización de procesos en el Servicio Nacional de Migración, en la Dirección General de Ingresos para facilitar la recaudación de impuestos y en la Caja del Seguro Social. En esta entidad se trabaja en planes para automatizar la ficha de los asegurados, el registro de las empresas y los procesos de licitación.

Eli Faskha , ex presidente de la Cámara Panameña de Tecnología, Capatec, precisa que uno de los retos que tiene Panamá es la integración de todas las plataformas del sector público. “Que se hablen entre ellas y que los datos que ya se manejan en una entidad, no se tengan que duplicar sino que automáticamente aparezcan”.

Sostiene que las soluciones tecnológicas pueden simplificar los trámites y los procesos tanto en el sector público como el privado. «En cuestión de infraestructura las conectividades son buenas, y la tecnología está disponible, entonces el desafío será el desarrollo de esos sistemas y cómo se integran y se aplican en el día a día».

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos