La próxima frontera tecnológica

La próxima frontera tecnológica

El futuro nos alcanzó. Las empresas de telecomunicaciones en Panamá pisan el acelerador con sus infraestructuras, no solo para dar mayor conectividad y penetración de internet fijo y móvil a través de teléfonos y dispositivos inteligentes. También lo hace para ofrecer soluciones tecnológicas a las empresas para que puedan usar internet de las cosas, inteligencia artificial, análisis de big data y entonces almacenen más información estratégica en la nube y rentabilicen sus negocios con la transformación digital.

La próxima frontera para Panamá estará en licitar nuevos espacios del espectro radioeléctrico a las empresas de telecomunicaciones y preparar el terreno para la conexión 5G. Una era en que la conectividad del internet de las cosas sobrepasará lo que conocemos hoy. Ya en Panamá hay más celulares y dispositivos conectados que personas, con un índice de 1.3 celulares por habitantes.

Julio Spiegel, presidente ejecutivo de Cable & Wireless Panamá (CWP), señala que aunque el tema de la red 5G aún no está previsto en el corto plazo en el país, lo que sí sucede es que las empresas aprovechan al máximo la capacidad de conexión de la red LTE avanzada.

“La diferencia entre 4G y 5G radica en lo instantáneo de la información. Si ahora baja la página web más rápido o más lento quizás no se percibe tanto, pero cuando un auto sea totalmente manejado por computadoras y el internet de las cosas predomine y, por ejemplo, los sistemas de salud sean automatizados, un milisegundo será crucial. Lo que traerá en el futuro la red 5G, que aún está en pruebas, es una conexión realmente instantánea”, explicó Spiegel.

Sostiene que el siguiente paso en Panamá será precisamente preparar el terreno para que las empresas de telecomunicaciones puedan ofrecer más productos y servicios, y eso pasa por disponer de más espacio radioeléctrico. “El país cuenta con espectro que ya está más limpio y podrá ser liberado, la banda AWS va a estar liberada y los distintos operadores de telecomunicaciones van a poder comprar y tener más capacidad en sus redes”.

Un estudio de la empresa GSMA sobre cómo Panamá puede aprovechar más la economía digital, detalla que las operadoras de telefonía móvil necesitan contar con acceso equitativo en el momento adecuado, y condiciones y precios razonables, con suficiente espectro para poder brindar servicios de internet móvil asequibles de manera generalizada y que sean de calidad.

El estudio plantea que en Panamá deben darse cambios como alinear la política de espectro con las buenas prácticas internacionales: el método para hacer el cálculo de los precios del espectro, y la creación de un roadmap, que contemple bandas que aún no se han puesto a disposición del mercado. “Panamá tiene uno de los espectros más caros de la región. Los gobiernos deberían priorizar la mejora en la calidad de los servicios por sobre la maximización de los ingresos de corto plazo y contemplar el despliegue existente de LTE y considerar que las nuevas tecnologías, como 5G, requerirán de cada vez más espectro”.

Detalla el informe que Panamá tiene solo 240 megahertz (MHz) totales, frente al promedio regional de 345 MHz, y que el istmo utiliza únicamente 80 MHz para servicios de la red 4G. En Costa Rica, por ejemplo, se dispone de 380 MHz totales de los cuales 130 MHz son para la red 4G.

“La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP) tiene la oportunidad de cambiar este escenario favorablemente para los usuarios: por ejemplo, desde 2016 están disponibles 80 MHz adicionales en la banda de AWS, que no han sido asignados al mercado por sus excesivos precios”, indica el informe de GSMA.

Mientras en países como Brasil, Costa Rica, Uruguay, Perú y Venezuela el precio por megahertz está por debajo de 0.40 centavos de dólar en Panamá está por encima de 1 dólar por MHz.

Roberto Meana Meléndez, administrador general de la ASEP, explicó que el Gobierno panameño en 1996 estableció la forma en la cual se iba a dar la atribución de frecuencias en el espectro móvil, “a través de un tratamiento igualitario y tomando como referencia los precios que se pagaron en esa época de 72 millones de dólares, lo cual es una regla clara que todos los concesionarios sabían”.

Detalló que en el último proceso de licitación en el que participaron empresas como Claro y Digicel, estos operadores pagaron los precios actualizados a 2008 y 2009 de esa banda de precio original que se había fijado en el país.

Admitió que por parte de las operadoras ha habido la solicitud de que se revisen las tarifas y se tome en cuenta un componente social para la asignación de esas bandas. “Se les ha dicho que eso es un bien del Estado por el cual se debe pagar y les hemos comunicado que veríamos con buenos ojos una propuesta para estudiarla y conversar con el Ministerio de Economía y Finanzas y con la Contraloría General para crear una nueva metodología del precio que el mercado efectivamente requiere”.

La ASEP está dispuesta a recibir una propuesta por parte de las operadoras para que sea justa para el Estado y para que el cliente reciba un buen servicio.
En efecto hay segmentos disponibles de las frecuencias radioeléctricas para que los operadores puedan comprarlas. “En la banda de AWS tenemos esos segmentos disponibles para los cuatro operadores de telefonía. Si quieren comprar esas frecuencias tienen que utilizar el procedimiento ya existente y hay una tabla de precios que depende del tiempo correspondiente por el período de uso”, expresó Meana Meléndez.

Cuando no había el alto consumo de datos móviles que hay actualmente, sino solo comunicación por voz, las bandas que se habían asignado eran suficientes. Pero ahora el ancho de banda se ha quedado pequeño para la demanda exponencial que se tiene con la revolución de las telecomunicaciones y la cantidad de aplicaciones móviles que utilizan los usuarios para escuchar música en línea, ver, subir y descargar videos, y se crea una congestión del sistema, por lo que para aumentar el uso del espectro radioeléctrico, los concesionarios requieren más frecuencias. Y esto solo en la red 4G LTE actual con sus mejoras. Cuando se inicie en el mundo formalmente la red 5G la demanda será mayor.

“Hay un proceso para asignar más y hay capacidad. Estamos dispuestos a dar más frecuencias, incluso la banda AWS se prestó por 5 meses a las empresas operadoras para usarla durante la Jornada Mundial de la Juventud y no hubo problemas en las comunicaciones, todo el mundo estuvo muy contento con los datos móviles y sobre todo la red nacional de internet que maneja la Autoridad para la Innovación Gubernamental que operó de forma eficiente”.

Más competidores

A la par con los retos en materia de redes e infraestructura, a Panamá llegan nuevos competidores al mercado como Millicom, que adquirió no solo 80% de las acciones de Cable Onda, sino las operaciones de la española Telefónica Movistar en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Julio Spiegel, de CWP, empresa subsidiaria de Liberty Latin America, precisa que la llegada de más competidores como Millicom impulsa que haya un mercado con más jugadores dispuestos a innovar.
La decisión de Liberty Latin America de colocar su centro de operaciones en Panamá, sostiene Spiegel, trae consigo la instalación de un centro de innovación tecnológico que le permitirá al país ser el primero en probar nuevas tecnologías. “Podrá aprovecharse la tercera etapa del internet. En ella, la inteligencia artificial juega un papel importante, al igual que la capacidad para procesar y analizar la big data para hacer negocios y tomar decisiones. Esto permitirá liberar a los seres humanos hacer las cosas rutinarias para hacer cosas excepcionales”, destacó Spiegel.

El escenario en Panamá se vuelve interesante, pero quedan retos. De acuerdo con datos y proyecciones de GlobalData provistos a 5G Americas, el mercado celular panameño culminó 2018 con alrededor de 5 millones de suscriptores, cifra que deberá elevarse hasta los 5.6 millones en 2023.
De este total, solo el 15% —es decir, 734 mil líneas— correspondieron a la tecnología 4G LTE. Según la consultora, en los próximos años se verá un importante avance en LTE hasta llegar a los 3.3 millones de suscriptores en 2023. El equivalente al 60% del total de móviles.

El renglón de smartphones seguirá en alza. El año pasado, 3.6 millones de suscriptores llevaron un teléfono inteligente. Para 2023, 4.8 millones de líneas móviles estarán utilizando un dispositivo de este tipo. Otra variable que verá un incremento notable es el consumo de datos móviles promedio.

La Jornada Mundial de la Juventud puso a prueba a las redes de telefonía móvil de Panamá y la conectividad, pues todo el mundo estuvo conectado a las plataformas sociales para transmitir y recibir información del evento.
La Jornada Mundial de la Juventud puso a prueba a las redes de telefonía móvil de Panamá y la conectividad, pues todo el mundo estuvo conectado a las plataformas sociales para transmitir y recibir información del evento.

Según GlobalData, en 2018 el consumo de datos promedio mensual fue de 1,263 megabytes (MB) por mes. Pero en los próximos cinco años la cifra se elevará hasta los 3,500 MB, más del doble. Un crecimiento relacionado con la entrada de la red 4G LTE.

“Las perspectivas para el mercado panameño demuestran que la tecnología 4G LTE aún tiene mucho para ofrecer, al igual que sucede en muchas otras partes de América Latina. Su avance será clave para acercar la conectividad y el acceso a internet de banda ancha a más ciudadanos del país. Les permitirá alcanzar las ventajas que el mundo digital brinda en materia no solo de entretenimiento, sino también de información, educación, acceso a oportunidades laborales y de negocios, realización de trámites a distancia, servicios financieros y de salud, entre muchas otras ventajas”, indica José Otero, director de 5G Americas para América Latina y el Caribe.

Refiere que más allá de la llegada de nuevas tecnologías como la 5G, LTE seguirá siendo absolutamente indispensable en la conectividad móvil y coexistirá muchos años con otros estándares de comunicación móvil, al igual que lo han hecho sus predecesoras. Y seguirá evolucionando e incorporando mejoras, como LTE–Avanzado (LTE–A) y LTE–Avanzado Pro, que presentarán varias de las ventajas técnicas de la 5G”, agregó Otero.

El reto de las empresas de telecomunicaciones como Claro, Digicel, Millicom con Telefónica y CWP será dar más velocidad y mejores planes a los usuarios que no paran de chatear y usar las redes sociales.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos