El futuro incierto de los teléfonos inteligentes

El futuro incierto de los teléfonos inteligentes

Tras conquistar el mundo, el futuro es incierto para los smartphones. ¿Qué seguirá al teléfono inteligente, que se ha convertido en el dispositivo de consumo más vendido en todo el mundo en poco más de una década? Aunque los mayores fabricantes como Apple y Samsung presentan nuevos teléfonos con más funcionalidades y un mejor rendimiento, las ventas de smartphones se han desacelerado y los principales mercados están saturados.

El próximo catalizador para los teléfonos inteligentes podría venir con las posibilidades que ofrecen las redes inalámbricas 5G, o quinta generación, nuevos factores de forma -las dimensiones físicas de la fuente de alimentación, tipos de conectores y tipo de placa base- o avances en la realidad virtual y aumentada.

Pero algunos analistas sostienen que algo completamente diferente puede suplantar al teléfono inteligente. La fundadora de Future Today Institute, Amy Webb, dijo en su informe anual sobre tendencias tecnológicas que 2018 “marca el comienzo del fin de los teléfonos inteligentes tradicionales” y que se asoma una transición hacia una nueva era de la computación y los dispositivos conectados basada en la voz, gestos y toques.

“La transición de los teléfonos inteligentes a los de tecnología inteligente e interfases invisibles para vestir -auriculares con sensores biométricos y parlantes; anillos y brazaletes que detectan el movimiento; gafas inteligentes que graban y muestran información- cambiarán para siempre la forma en que experimentamos el mundo físico”, escribió Webb.

Otros analistas estiman que el teléfono inteligente no está desapareciendo aún y no lo hará en el corto plazo, incluso si el mercado se está frenando. “El teléfono inteligente no va a desaparecer, pero podría cambiar su aspecto y su factor de forma”, dice David McQueen, un analista de dispositivos conectados de ABI Research.

“El mercado de smartphones todavía tiene para muchos años”.

McQueen dijo en un informe reciente que la industria móvil está evolucionando a dispositivos con experiencias de manos libres, alimentadas por inteligencia artificial, realidad mixta y control de gestos. Los nuevos dispositivos también ofrecerán características biométricas mejoradas, como reconocimiento facial, y cambios como las pantallas plegables.

ABI Research asegura que “Google y Amazon liderarán e impulsarán la innovación de los teléfonos inteligentes y los ecosistemas vinculados durante los próximos cinco o seis años” debido a su fortaleza en estas tecnologías emergentes. Se espera que las ventas mundiales de smartphones se contraigan un 0.7% en 2018, a mil 455 millones de unidades, según la empresa de investigación IDC.

Aunque la propia firma considera que el mercado de teléfonos inteligentes se recuperará y prevé que en 2022 alcancen los mil 646 millones de unidades. “Todavía creemos que el mercado de los smartphones tendrá un crecimiento saludable en los próximos años, aunque encontrar esos segmentos de mercado y competir en ellos es cada vez más difícil”, explicó el analista de IDC Ryan Reith.

El 91% de los adultos menores de 50 años en Estados Unidos usa un teléfono inteligente y el 95% de los adolescentes tiene acceso a uno, según el Pew Research Center. En Europa había, a finales de 2017, alrededor de 465 millones de contratos de móviles, lo que representa el 85% de la población, con más de dos terceras partes de estos vinculados a teléfonos inteligentes, según la asociación de operadoras móviles GMSA.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos