Una plataforma de película

Una plataforma de película

Si las cosas marchan más lentamente en el parque vehicular panameño, Grupo Sílaba responde con el acelerador de la innovación. La distribuidora de Kia, Mazda, Chevrolet y Cadillac, representante además del 18% de las ventas del sector automotor, acaba de inaugurar una herramienta tecnológica llamada a poner distancias en un mercado integrado por al menos 50 marcas.

Se trata de la primera plataforma de ventas en línea de carros del país, desarrollo digital que según Anayansi Sáez, gerente de mercadeo de la distribuidora, le garantizará al comprador la entrega de su auto en 24 horas tras haberse cumplido los requisitos del sitio web creado para ello.

La presentación de la plataforma www.laformadecomprarautosevoluciono.com sucedió en las salas VIP de Cinépolis de Soho Mall. La expectativa de los invitados, es decir, de la prensa especializada, expertos en asuntos vehiculares y amantes de la velocidad, se agudizó una vez se apagaron las luces del teatro. En la pantalla se inició la proyección de un cortometraje que evoca la nostalgia de una mujer panameña cuya madre se acercó hace un cuarto de siglo a la sucursal de la distribuidora para comprar un automóvil.

Sentada en la sala de su hogar y delante de un ventanal que retrata un jardín, Ericka Denham cuenta en la cinta la historia de su mamá con varios meses de embarazo y en la búsqueda de uno de los modelos ofrecidos por el Grupo Sílaba. Fue precisamente ese el carro en el cual el papá de Ericka las recogió a ella recién nacida y a su madre en el hospital para llevarlas a casa.

Hace unos meses fue Ericka la aspirante a estrenar un carro, un sedán de color gris. En compañía de su madre se acercó a la agencia principal de la distribuidora. El cortometraje refiere el momento en el que Fernando Tristán, vicepresidente de ventas, aborda a la mamá de la posible compradora para saludarla y preguntarle cómo le había ido en la vida y si había algún modelo en particular que llamara la atención de su hija…

VERSATILIDAD. La plataforma está facultada para diligenciar la compra de los diferentes carros representados por Grupo Sílaba. LP–Ricardo Iturriaga

“Cuando estábamos desarrollando la campaña de lanzamiento de esta plataforma sabíamos que era un paso grande para la compañía. No queríamos algo tradicional. Fue entonces que surgió esta propuesta de parte de nuestra agencia, y nos gustó mucho. La cinta habla del legado dejado por nuestros primeros compradores, lo cual refleja la trayectoria y el compromiso de Grupo Sílaba, pero también cómo se mantienen los lazos con las nuevas generaciones en una época en la que muchas de las cosas se hacen vía on line”, detalla Anayansi Sáez.

Ericka coincide con el comentario en cuanto al mundo on line de nuestros días. Por sí misma ella compró el sedán tras haber satisfecho un procedimiento que en otros tiempos tardaba días, quizás semanas, y que solo se cumplía de forma presente pero que ahora se satisface en varios pasos. Es una secuencia de trámites semejante a “ir” de compras en Amazon, compara Sáez.

El interesado ingresa primero al sitio web ya aludido, elige la marca y el modelo, llena los datos solicitados en un formulario para recibir la cotización, realiza la compra según las especificaciones, adquiere el seguro correspondiente y señala si desea la entrega del vehículo en casa, en la oficina o en cualquiera de las sucursales del Grupo Sílaba. Debe indicar la forma de pago: al contado o financiado. Y en este último caso, decidir el plan de financiamiento, la cuota de abono inicial y la aceptación de términos y condiciones. Sigue la firma digital y marcar la palabra “Enviar”.

En las siguientes 24 horas el solicitante recibirá un correo electrónico con la propuesta de financiamiento de Grupo Sílaba. Si la persona está de acuerdo, presiona “Aceptar”, y la distribuidora procede a separar el auto. El interesado debe llenar entonces el formulario de pago y hacer un desembolso de 500 dólares. Este monto se tomará en cuenta en el abono inicial. Recibirá un mensaje con el comprobante de pago y los detalles del negocio.

El comprador debe descargar los formularios para solicitar la póliza, llenarlos y remitirlos al correo señalado. Después de firmar la póliza, elige el método de pago para el resto del monto. Puede efectuar el desembolso en ACH, hacer un depósito o utilizar alguna de las sucursales de la distribuidora. Una vez surtido este trámite, la persona será contactada para coordinar la fecha de entrega del vehículo. “Si todo va bien, sin contratiempos, debemos entregarle el carro en las siguientes 24 horas”, dice Anayansi Sáez.

Entonces se encendieron las luces del teatro. El público aplaudió pero guardó silencio en vez de preguntarle muchas cosas a Anayansi. Rondaba cierto asombro entre los presentes. La propuesta, eso sí, guarda coherencia con la herramienta digital de cotización de la distribuidora presentada hace tres años. Comenzó luego el interrogatorio, y la gerente de mercadeo se dio gusto contestando inquietudes de todos los calibres. Al final dijo, casi como un preludio, que las generaciones siguientes recibirán un legado construido a dos manos entre los clientes y el Grupo Sílaba.

Quién quita que la pequeña hija de Ericka compre en esta distribuidora el primer carro volador del país.