Un banco joven, con gente experta

Canal Bank desarrolla en su quinto año de operaciones una oferta de servicios creada para las necesidades de empresas de tamaño medio y clientes interesados en banca privada preferencial. Entrevista con el gerente general, Eddy Silvera.

En el entorno corporativo y de negocios se asocia la madurez de una empresa con sus años de trayectoria y de presencia en un mercado. Mientras más tiempo transcurra desde la inauguración de la institución, suele decirse que gana más posicionamiento en su entorno operativo: es decir ante los clientes, el público en general, las instituciones oficiales y los competidores.

Sin embargo estos preceptos se replantean con Canal Bank, un banco de capital panameño inaugurado hace un lustro y ya con presencia nacional. Sus sucursales atienden en la capital, en provincias centrales y en el occidente del país. Y si bien es cierto que tiene cinco años de operaciones en el mercado panameño, su equipaje ya se ha llenado de un cúmulo de experiencias propias de instituciones con más camino recorrido.

Eddy Silvera, gerente general de la institución, habla del posicionamiento obtenido hasta la fecha y la causa que lo explica. “Nuestro crecimiento se relaciona con la junta directiva de la entidad, que es de muy alta categoría, y   con los altos niveles de capital, que son muy reconocidos en el mercado. Es un banco panameño con una junta bien conectada que refuerza el mensaje de la institución y que le da confianza al público para que traiga sus depósitos al banco, y vayamos creciendo con ellos”, profundiza Silvera.

El detalle pormenorizado del funcionamiento del banco lleva a su gerente a ponderar un crecimiento “tanto del lado pasivo como del activo”. La institución cerró el año pasado con una cartera de préstamos netos de 262 millones dólares. En cuanto a pasivos, los depósitos de los clientes ascienden a 365 millones de dólares.

El cierre interino de 2019 (primer semestre) apuntaló un crecimiento de 9.75% en la cartera de depósitos, en tanto que la cartera de préstamos el ponderado fue de 11.36%.

Los índices referidos se fundamentan en la confianza generada por el cumplimiento de un plan estratégico planteado por la institución a mediano plazo, específicamente en un término de tres años, cuyo desarrollo se focaliza en la gestión de productos bancarios y en nichos de mercado desatendidos por la industria financiera.

 

Factores clave

“Canal Bank ha encontrado espacios que quizás dejaron libres otros competidores y donde nosotros podemos aportar. Y estamos hablando de la capital y del interior del país”.

La diferencia de los productos bancarios enunciados se ejemplifica con el factoraje empresarial o factoring. En el ámbito de las finanzas, dicho contrato se constituye en una manera eficaz de impulsar el desarrollo corporativo de un país porque dota a las empresas de flujo de efectivo a cambio de ceder la parte o el todo de las facturas de venta.

“Tenemos un equipo de alto desempeño y amplia experiencia, que conoce el producto y sabe cómo se  maneja y cómo hacer que el cliente pueda volver financieramente viable su operación mediante el descuento de esas facturas”.

Canal Bank ofrece su servicio de factoring a empresas prestadoras de servicios a entidades públicas y corporaciones privadas. El producto beneficia a todos los participantes y funciona de la siguiente manera: un equipo especializado apoya al cliente en sus necesidades de convertir facturas en efectivo y utilizarlo en su ciclo comercial cotidiano.

Para ellos es “muy positivo atar” el factoraje a “la vida comercial del cliente”. En cuanto al “riesgo” contenido en dicho producto, permite “mitigarlo y dimensionarlo” al favorecer el mapeo de la actividad del cliente. “Son retornos bien interesantes para el banco”.

Varios otros servicios del banco enumerados por el entrevistado son las líneas de crédito empresariales para financiamientos interinos de construcción, préstamos comerciales, depósitos preferenciales o las cuentas de ahorro.

En este último producto hace un alto en su exposición para resaltar la condición innovadora de Canal Bank. “Sí, es una cuenta de ahorros sobre una base de fondeo, que precisamente permite un fondeo de largo plazo como si fuera un depósito”. Y al cliente se lo “premia” a diario con la facultad de disponer de esos fondos a una tasa tan atractiva como puede serlo el 3.5%.

“En ese producto tan reconocido hoy, fuimos los primeros del mercado. La cartera de ahorros que hemos levantado se ha mantenido en el tiempo. Se trata de una base estable de depósitos mejores incluso que si fueran a plazo fijo”.

El cliente        

Silvera valora la confianza obtenida por “un banco joven, con gente de mucha experiencia”, lo que ha sido una fórmula exitosa. Su estructuración le permite una capacidad de maniobra necesaria para garantizar  un servicio personalizado y diferente. “Para actuar de una manera más rápida y volvernos cercanos a los clientes, y entonces marcar diferencias”, añade.

El acompañamiento obedece a una integración de esfuerzos en la cual se unen la gestión de la gerencia general y del equipo que la acompaña; y el compromiso de los directores que tienen “contacto cercano con los clientes, quienes agradecen mucho esta cercanía” y los hace valorar el banco y despertar su confianza en él.

Canal Bank presta servicios a dos segmentos específicos: empresas de mediano tamaño, en palabras de Silvera: “Pymes con tamaños de ventas de 15 o 20 millones de dólares”, y banca privada preferencial.
En esta segmentación de la clientela se observa precisamente la sapiencia de una entidad nacida en Panamá en los años finales de su crecimiento económico exponencial, pero fortalecida en un periodo en el que las cosas marchan más lentamente.

Tiene un plan estratégico para cada región del país, además del empleado en la capital. Por un lado, del puente de las Américas hacia la provincia de Chiriquí el banco se vale de ventajas competitivas establecidas sobre la base de sucursales bancarias ubicadas en puntos estratégicos de la geografía nacional. Y la atención de un equipo de profesionales conocidos de antemano en las regiones, que conoce a los clientes y las oportunidades del negocio bancario.

De ahí nace la confianza, reitera Silvera.“La banca comercial es primordialmente una relación con el cliente. Por este motivo nuestros usuarios del interior del país se identifican con Canal Bank, y porque le dan mucha importancia a la presencia física, a la operación de una sucursal, para ir a exponer sus proyectos, presentar sus solicitudes y obtener respuestas a la medida”.

Del otro lado, del puente de las Américas hacia la capital, Canal Bank tiene productos acorde con el desempeño habitual de una empresa citadina. Con la dinámica propia de su desempeño y seguramente urgida de servicios más sofisticados.

Los peldaños escalados en estos últimos cinco años se concretan en la ubicación estratégica de las sucursales en la capital. Silvera recuerda cómo mudaron la ubicación de la sucursal del banco de Vía España a otra en Calle 50. “Ese movimiento aumentó el tráfico y la cantidad de clientes del banco”.

Igualmente se situaron en Megapolis Outlet donde funciona un entorno comercial de características propias. Inauguró otro centro de servicio en Costa del Este, el cual opera en la planta baja de una torre en construcción y próxima a terminarse, y cuya inauguración será en diciembre.

Los servicios de banca privada de Canal Bank son un complemento de su stock de productos dirigidos a las empresas. “Por el perfil de nuestros clientes abrimos nuestra sucursal de Costa del Este. Allá atendemos precisamente a ese público nuestro interesado en una banca privada y preferencial. Este canal se basa en unos servicios especializados, de corte corporativo o comercial, y para clientes algo más sofisticados”. Y para aquellos ubicados en el interior con, por ejemplo, un patrimonio en crecimiento.

Canal Bank tiene grado de inversión BBB+. Y esto, más que un trofeo o una medalla para lucirla en una fiesta, se constituye en un mensaje de “solidez y confianza”. Las calificadoras revisaron satisfactoriamente los ámbitos del banco.

La revisión recayó en los integrantes de la junta directiva que respalda a la institución. “Se estudiaron adicionalmente la administración, el índice de adecuación de capital, la liquidez, la solvencia, la diversificación de los clientes y la calidad de la cartera crediticia”.

Estas valoraciones se observan en la confianza de los clientes para hacer negocios con el banco. Y esta relación hace que el público atendido le dé valor a una marca todavía joven pero ya experimentada: Canal Bank.

Nota. Esta nota se actualizó el 23 de octubre de 2019. 

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos