‘Se ha juzgado mal al país como paraíso fiscal’

‘Se ha juzgado mal al país como paraíso fiscal’

José Antonio Montenegro es un crack de la economía global. Desde Wall Street le mide la temperatura a un mercado tan volátil como impredecible, en el que lo único constante son los cambios.

Las variaciones de las principales acciones de la bolsa de valores de Nueva York son el reflejo de una economía que no solo reacciona a medidas internas como las decisiones de la Reserva Federal, con sus decisiones sobre los tipos de interés, sino que también se ve impactada por mercados cada vez más globalizados en los que transcurre una permanente lucha entre la vieja y la nueva economía, describe Montenegro.

Abogado economista y comunicador que conduce en CNN el programa “Globo Economía” y edita el portal DesdeWallStreet.com, Montenegro tiene bien claro que el ganador en la partida de la revolución 4.0 será quien le apueste a innovación o se reinvente y adapte sus modelos de negocio para apostar por nuevas tendencias.

“La lucha de tendencias, la pelea entre la vieja y la nueva economía es un hecho, y un punto a favor es que Panamá tiene todas las condiciones, todos los ingredientes para ser un centro que atraiga esa nueva economía basada en la sostenibilidad, en la lucha a favor del medio ambiental, en la que convive la economía colaborativa y los emprendimientos tecnológicos”.

Precisa que es necesario un cambio de mentalidad, en el que los paradigmas actuales basados en el comercio tradicional se transformen y se adapten a la era digital. “El principal desafío de Panamá es que sus instituciones que deben liderar el cambio estén realmente convencidas del gran potencial que tiene el país y su economía para ser un centro regional de negocios”.

Sostiene que una de las acciones prioritarias es que el país sepa explicar a los agentes internacionales las transformaciones, las reformas internas que se han aplicado en sectores estratégicos como el financiero, para estar acorde con las tendencias globales de transparencia, lucha contra el lavado del dinero y para evitar el financiamiento al terrorismo.

“Panamá tiene que ser lo suficientemente inteligente para decir ‘cuidado’, yo juego con todos, no me obligues a elegir”

“Panamá ha aplicado una serie de reformas financieras para adaptarse a los tiempos, y siento que se ha juzgado mal al país como paraíso fiscal, cuando hay otros lugares que efectivamente sí lo son. Entonces, uno de los objetivos del país en los próximos años será contar de manera efectiva cómo se ha transformado el centro financiero y de servicios”.

Acota que es necesario un plan de comunicación bien estructurado para cambiar la percepción que se tiene en el exterior de Panamá. “Hay temas que ya no son admisibles en ningún país y en ninguna sociedad. Tal es el caso de la corrupción. Cada vez se requiere más transparencia tanto en el gobierno corporativo privado como en los Estados. Esto es una necesidad global”.

Otra tendencia de la economía verde que implica repensar no solo las infraestructuras públicas, sino privadas, de zonas y espacios de convivencia. “Panamá tiene una naturaleza envidiable, con unas selvas, áreas boscosas y zonas verdes que pueden promoverse para el turismo ecológico, por ejemplo”, cita Montenegro.

Tomando la lupa para revisar el panorama económico regional y la geopolítica mundial, en el que saltan a la vista las frecuentes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, Montenegro expresa que lo mejor que puede hacer Panamá en ese contexto es no escoger entre una economía y otra. Ambas son socios importantes para la consecución de los negocios del Canal de Panamá. Así como de la Zona Libre de Colón y de otras zonas económicas especiales.

“Tiene que mirar a los dos mercados. Este país está unido en su historia a Estados Unidos y aquí no se trata de privilegiar a un país para relegar a otro, no. Panamá tiene que fomentar y reforzar la relación que tiene con EU, porque esto le permitirá a su vez ampliar las opciones para negocios en Europa y en la misma manera con China”.

Considera igualmente que el reconocimiento de las relaciones diplomáticas con China ha sido un paso acertado. “Ahora bien, Panamá tiene que ser lo suficientemente inteligente para decir ‘cuidado’, yo juego con todos, no me obligues a elegir”.
Otro punto de análisis es que aunque pareciera que la guerra la está ganando el proteccionismo, Montenegro confía en que será la nueva economía y los emprendedores quienes ganarán esa contienda. “Aunque estamos en un momento en el que pareciera que los bloques de integración se deshacen y en el que algunos países pueden estar yendo solos y el proteccionismo parece ganar, la tendencia es a retomar la globalización”.

Considera que los esfuerzos del gobierno de Trump por imponer barreras comerciales y proteccionismo representan un último esfuerzo por salvar una economía que, a su juicio, ya fue sentenciada a fallecer: la vieja economía y los modelos de negocio.

“Se le puede poner un balón de oxígeno a esa vieja economía, pero la sentencia ya está hecha. Uno de los casos es la industria del carbón. Ya los signos de los tiempos plantean cambios radicales hacia industrias menos contaminantes y que garanticen con su producción la sostenibilidad del medio ambiente y el respeto a los recursos naturales”. Incluso China quiere ser el gran líder en el impulso de todos los temas de energías alternativas como la solar, la eólica y la reducción del consumo de combustibles fósiles.

Por otro lado, considera que aunque los políticos desde la

Casa Blanca están empeñados en mantener viva una vieja economía, las empresas, las grandes corporaciones saben hacia dónde deben marchar, y es hacia la nueva economía.

José Antonio Montenegro cree que en América Latina también hay mucho trabajo pendiente para que puedan enrumbarse hacia la senda de las economías desarrolladas. “Deben hacerse cambios institucionales, también ser muy duros con los temas de corrupción y de fortaleza de la democracia. Invertir bien y más en infraestructura, en educación, en salud”. En materia comercial, refiere que hay regiones que tienen mucho potencial para exportar, pero no cuentan con la infraestructura adecuada para salir a conquistar otros mercados.

Admite que aún quedan muchas dudas sobre hacia dónde marcha la región, con tendencias como la de Bolsonaro en Brasil, de un lado, y la de Andrés López Obrador por el otro. “En lo que sí parece que hay coincidencia es en que hace falta una mejor y más justa distribución de la riqueza, además de acabar con la corrupción, ser más transparente en los contratos y en las concesiones de las obras con dineros públicos, y en la defensa de los principios democráticos y de mercado”.

Y el mensaje no solo es para el sector público. Montenegro precisa que cada vez más en mayor grado, la sociedad demanda de las empresas mayor responsabilidad social, que más que pensar en altas tasas de rentabilidad, crezcan fomentando la equidad social y que se piense más en el ciudadano.

“Los brotes que hemos visto de populismo y de extremas derecha y de izquierda no es más que el reflejo de posturas de tremenda insatisfacción, de gente que se ha quedado totalmente desquiciada porque lleva años sufriendo la globalización. Porque ha sido una globalización no para satisfacer a todos, pues llevamos 40 años haciendo una globalización que beneficia a unos pocos que se cuentan con los dedos de la mano y que me parece que es un escándalo”.

Aclara que el nuevo paradigma es una justa distribución de la riqueza. “Lo que se quiere es tener sociedades en las que la clase media crezca y se haga fuerte. El mejor Wall Street es ese, en el que entran más jugadores a participar en el mercado, con igualdad de oportunidades”.

Montenegro precisa que el nuevo movimiento de emprendedores que ha surgido en América Latina con empresas innovadoras apalancadas en la tecnología, en la economía colaborativa, forma parte de esa nueva economía que debe seguir siendo fomentada. “Ese es el futuro el de nuevos emprendimientos. En Wall Street vemos que están presentes los dos modelos, la vieja economía representada en industrias ancladas en energías fósiles, pero están las otras, las que tienen un nuevo impulso con energías renovables, alternativas, con nuevos modelos de negocio. Entonces, hay un pulso entre unos y otros, donde yo estoy claro de quién será el ganador”.

Entrevista a José Antonio Montenegro, de Globo Economía en CNN

Panamá debe trabajar para mejorar su imagen internacionalJosé Antonio Montenegro, economista y conductor del programa Globo Economía en CNN, da su visión sobre las oportunidades que tiene Panamá para atraer la nueva economía. https://www.martesfinanciero.com/relieve/se-ha-juzgado-mal-al-pais-como-paraiso-fiscal/

Posted by Martes Financiero on Friday, May 3, 2019

Las predicciones ya se han dicho. Muchas empresas de los índices tradicionales de la bolsa de valores que repuntaban hace unos años, tienden a desaparecer o a transformarse radicalmente para poder sobrevivir y aprovechar la nueva ola de la sostenibilidad. “Sobre todo las empresas que no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos van a sufrir, al igual que el sector financiero que debe transformarse, como el caso de las fintech, y los pagos electrónicos. Ya los nuevos bancos son las empresas tecnológicas”.

Montenegro cree que va a haber una sustitución de empleos y la creación de nuevos oficios. “El rol que tienen los gobiernos es muy importante en el tema laboral y en los procesos de cambio que se presentan, para capacitar al capital humano y ayudarlo a adaptarse con una planificación. Hace falta, sin duda, una transición ayudada por el sector público, y eso no es socialismo ni proteccionismo, sino una responsabilidad”.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos