¿Por qué la microempresa puede ser una alternativa para la economía familiar?

La micro, pequeña y mediana empresa representa en Panamá aproximadamente 87% del tejido empresarial. Se indica que puede haber 90 mil empresas legalmente registradas y generan alrededor de  70% de la fuerza laboral, según datos oficiales.

El financiamiento a las microempresas es crucial para que parte de este ecosistema económico principalmente en sectores como el agrícola, artesanal, comercial pueda subsistir en medio de la crisis.

Edison Javier Mejía Ardila, Gerente de Microserfin, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA, destaca que en medio de la crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus, el segmento del microcrédito y las microempresas también se ha visto afectado.

«Hay un alto grado de incertidumbre principalmente en este segmento de los microempresarios porque al ser la base de la pirámide de la población y al tener bajos ingresos y una estructura pequeña se han visto altamente afectados».

Menciona que aproximadamente 70% de los clientes de Microserfin han manifestado que las ventas se han reducido en más de 50% en plena pandemia, y menos de 5% dijeron que las ventas se han mantenido normal. «Los clientes de actividades agropecuarias no se han visto afectados, porque la actividad ha seguido, pero en su mayoría los clientes se han acogido a las soluciones de moratoria hasta el 31 de diciembre», precisó Mejía Ardila al indicar que parte del proceso ha sido educar financieramente a los pequeños y microempresarios.

Al inicio de la pandemia la cartera total de créditos de Microserfin era de 26 millones de dólares, con 16 mil clientes, de los cuales 45% es de préstamos al sector agropecuario.

Edison Javier Mejía Ardila, Gerente de Microserfin, indicó que parte de los cambios que han visto es que se adecuaron los productos financieros para ayudar a los clientes que siguieron activos para darles nuevos financiamiento, y al resto también darles prorroga para pagar además de planes de reestructuración.

«Hemos iniciado con nuevos desembolsos para dar liquidez a los clientes desde el 20 de junio. De junio a la fecha estamos desembolsado más de un millón de dólares a los clientes actuales y se ha reestructurado y refinanciado a quienes no han podido».  El monto promedio desembolsado por préstamo es de 1,600 dólares, y la mayoría es a microempresarios que no están formalizados es decir no son personas jurídicas.

Mejía Ardila señala que en esta crisis las microempresas son una oportunidad para que las familias generen ingresos propios y puedan subsistir e incluso diversificar sus fuentes de aportes económicos al hogar. «La microempresa es uno de los motores más grandes que se va a reactivar para generar más economía», destaca el gerente de Microserfin.

Menciona que entre los sectores con más oportunidades para microempresas está el comercial, seguido de la venta de alimentos, al igual que las actividades agropecuarias. «Hay muchos negocios de ventas de verduras para el consumo familia, porque eran las actividades permitidas durante la cuarentena, y el inventario de productos rota rápidamente, es lo que hemos visto. También muchos han decidido montar negocios de preparar comida desde la casa para despachar en delivery».

Recomendaciones para microempresarios
  1. Ampliar su ángulo de visión. El gerente de Microserfin señala que en medio de la crisis muchos tienden a concentrarse en el problema en lugar de ver nuevas oportunidades.  «Deben revisar qué oportunidades surgen, qué fortalezas tienen en la familia para sacarle provecho y qué otras habilidades tienen para usarlas como vía para nuevos negocios.
  2. Hacer un presupuesto familia. «Se trata de hacer un presupuesto familiar de ingresos y gastos a detalle, tanto las compras mínimas y los gastos que se tienen para sumarlos y cuantificar cuánto se gasta, la idea es definir bien con qué ingresos se cuenta y cómo controlarlos».
  3. Apalancarse operativamente. «Con los recursos que hay en el hogar analizar cómo usarlos para la idea de negocio. Cómo usar la nevera, un espacio en el hogar o un artículo o dispositivo para sacarle más provecho para un negocio».
  4. Cuidado con caer en manos de prestamistas informales. Deben cuidarse de caer en manos de este tipo de prestamistas, aunque estén allí y de forma fácil, luego se van a lamentar porque no los dejarán crecer ni desarrollar el negocio de forma saludable.
  5. Buscar asesoría. Una recomendación es acudir a la Autoridad de la Micro Pequeña y Mediana Empresa Ampyme, que posee programas de capacitación y formación para los emprendedores. «Se deben capacitar, aprender y formalizarse. Es fundamental que puedan adquirir conocimientos sobre planes de negocio, cómo formalizarse y crecer».
  6. Acudir a instituciones financieras. Edison Javier Mejía Ardila, Gerente de Microserfin, refiere que en Panamá hay varias instituciones serias que dan no solo financiamiento, sino también asesoría y orientación para el microempresario.  «Pueden acudir por ejemplo a Microserfin que estamos dispuestos a brindar todo el asesoramiento que requieran».