Lufthansa sigue enfocada en Latinoamérica y en Panamá

El grupo Lufthansa movilizó un total de 90 mi pasajeros en casi 500 vuelos de repatriación y  humanitarios en medio de la pandemia del Covid-19 en el mundo. Felipe Bonifatti, director general para México, Centroamérica y el Caribe de Lufthansa y Daniel Serrano, gerente general de ventas para Centroamérica y Caribe de Lufthansa, analizan la situación de la industria aérea y cómo se prepara el sector para apoyar el regreso bajo  parámetros y protocolos sanitarios y asumir la llamada nueva normalidad. 

Una crisis sin precedente que ha dejado en tierra a 700, de los 763 aviones del grupo Lufthansa. La suspensión de las operaciones aéreas comerciales primero en  Asia, luego en Europa y hace más de un mes en el continente americano, incluyendo a Panamá,  para frenar la propagación del Covid-19, ha puesto en emergencia a la industria aérea, no solo por lo que implica dejar de operar cientos y miles de vuelos, sino resolver el tema de las personas que quedaron varadas para regresarlas a sus países de origen.

Felipe Bonifatti, director general para México, Centroamérica y el Caribe de Lufthansa, relata que ha sido todo un reto para la compañía esta crisis y atender a los pasajeros. Comenta que se realizaron cerca de 500 vuelos de repatriación para llevar a más de 90 mil pasajeros. En Panamá se operaron varios de esos vuelos para llevar turistas que habían venido al istmo.

Precisa que la demanda para la industria aérea comercial va a volver, pero de forma lenta y paulatina. «Creemos que las primeras operaciones serán domésticas. La demanda va a volver quizás no tan rápido como quisiéramos, tenemos que tener paciencia todos, pasajeros y la industria», apuntó Bonifatti.  Comentó que actualmente la aerolíneas del grupo Lufthansa mantienen un porcentaje de operaciones mínimo de alrededor de 2% para algunas rutas en específico.

Explicó que el grupo aplicó medidas para garantizar en materia laboral. «La aerolínea se sumó a la propuesta del gobierno federal Alemán, de trabajo de tiempo corto, en el que el Gobierno federal asume una buena parte de los sueldos de los empleados de Lufthansa, por ejemplo da entre el 60% y el 67% del sueldo y pueden trabajar solo un día, lo cual permite tener la idea de que cuando esta crisis pases tengamos la mayor cantidad posible de colaboradores».

Daniel Serrano, gerente general de ventas para Centroamérica y Caribe de Lufthansa, comentó que los vuelos humanitarios se coordinaron con cada una de las cancillerías de los países que los solicitaron. Precisa que las operaciones se realizaron con todos los protocolos de seguridad sanitaria, y además de ayudar a los gobiernos, también se colaboró con los tour operadores que tenían pasajeros varados en varios destinos.

Serrano explicó que hay un grupo multidisciplinario en Alemania que está analizando cómo será el regreso de la aviación para Lufthansa de la forma más efectiva y sostenible. «La principal preocupación es que todos estemos seguros. La seguridad y la salud es lo más importante para nuestros colaboradores y pasajeros. Estamos revisando qué es lo que se puede hacer. A partir de ahora tendremos un nuevo normal, y eso aplica no solo para la aviación, sino para todos los sectores del mundo», dijo.

Indicó que aunque Latinoamérica venía creciendo con cifras positivas en cuanto a la demanda de pasajeros, y Lufthansa tenía una buena presencia en la región, la crisis por el Covid-19 afectará ese comportamiento. «Esto no significa que no va a ser así en el futuro, sino que tenemos que primero ayudarnos a recuperarnos para poder proyectar esos números que vinos en el pasado. Seguimos creyendo en la región y latinoamérica tiene mucho potencial y la compañía tiene los ojos puestos en la región», reiteró Daniel Serrano, al indicar que han sido flexibles con los pasajeros que pueden cambiar sus vuelos.

Expresó que Panamá y Centroamérica tiene un gran potencial y de allí que como grupo Lufthansa, apoyan cada una de las medidas que se solicitan para garantizar la reactivación de la industria aérea y del turismo. «Es fundamental la capacidad de flexibilidad que se tenga para retomar el crecimiento y reinventarse como sector».

Daniel Serrano, precisó que Panamá tiene mucho potencial turístico y hace un llamado a toda la industria turística y hotelera a no darse por vencida y a sumar esfuerzos para cuando se regrese aprovechar todas las ventajas competitivas que se tienen.