Las redes sociales, un salvavidas comercial de las pymes y los emprendedores

El cierre de los locales comerciales y Mall no ha sido un impedimento para que las personas continúen comprando y vendiendo.
Las ventas se han mudado en gran parte a las redes sociales, que se han transformado en las vitrinas para exhibir productos y servicios y recibir pagos digitales y un salvavidas para empresas grandes, medianas y pequeña y emprendedores.

Luis Manuel Hernández, CEO fundador de Pixel Ecom, empresa que gestiona plataformas tecnológicas para comercio electrónico y el mercadeo digital, indica que la crisis ha forzado a las empresas que no estaban pensando en lo digital a que se reinventen y busquen alternativas para aprovechar no solo el comercio a través de web propias, sino con la exposición de las redes sociales para comercializar.

“Hay gente atendiendo clientes por WhatsApp, otros por Instagram, otros por Facebook, esta crisis puso a todo el mundo por igual y permite que las personas tengan acceso a todas las plataformas”.

En Panamá hay más de 2.62 millones de usuarios de internet, según el informe consolidado de Hootsuite al cierre de enero de 2020 que recopila datos de la Autoridad de los Servicios Públicos, Alexa y las operadoras de telecomunicaciones. 99% de los usuarios que acceden a redes sociales lo hace a través de teléfonos inteligentes.

Los usuarios activos de estas redes es de 2.4 millones de personas en el país, es decir 56% de la población total esta suscrito a alguna plataforma social.

Las que más tienen seguidores en el istmo son: Facebook con más de 1.8 millones; Instagram tiene 1.6 millones; LinkedIn 700 mil; y Twitter más de 469 mil usuarios. Con la pandemia las descargas de otras plataformas se han incrementado. En el primer lugar de descargar en Play Store para dispositivos Android están ahora Zoom, WhatsApp y TikTok.

“Las empresas deben adaptarse y crear un sistema para recibir órdenes de compra de todas las plataformas y redes, y crear la clientela para tener esa recurrencia de compra”, refiere Hernández. Otra estrategia es promover esos canales a través del mercadeo digital, tener presencia en todas las plataformas.

“El comercio electrónico está creciendo y las empresas deben estar pendientes para crear esa relación entre las marcas y los clientes y facilitarles la compra, será clave el gran boom de los nuevos sistemas de pago”.

Hernández precisa que se podrá pagar en un futuro cercano por WhatsApp, por Facebook, por Instagram, lo que ayudará a que quieres no tienen tarjetas de crédito puedan acceder al comercio en línea. Con todo este avance, las redes sociales están servidas.

La proliferación de herramientas de pago a través del teléfono, bancos digitales y dispositivos de pago con las Fintech ayudan a que las transacciones sean más fluídas en las redes sociales.

En varios países ya se ha habilitado la herramienta de pago WhatsApp Pay, en el caso de América Latina ya se permite en Brasil donde los usuarios se pueden enviar dinero y comprar desde el chat. Igualmente en mayo se presentó Facebook Shop, como una estrategia para abrir masivamente la red al comercio electrónico y competir con otras plataformas como Amazon, Shopify, Alibaba y otros sitios web.

El mundo de la economía digital ha tenido en la pandemia un impulso y las redes sociales como nunca están monetizando su modelo de negocio.