Idea hotelera forjada en Pedasí es ahora una marca global

Selina tiene cinco hoteles en Panamá: Casco Viejo, Playa Venao, Pedasí, Bocas del Toro y en Bastimentos. Esperan abrir otra en el Casco Antiguo y en Boquete este año.

Hoteles Selina nació en Panamá para dar respuesta a una nueva generación de viajeros. Tras una inyección de capital obtenida en rondas de inversión, se expande por el mundo. Tiene 42 locaciones entre América Latina y Europa.

Le llaman el work vacation y es una tendencia que se extiende en el mundo laboral porque abarca a los nómadas digitales que trabajan y viajan tanto por negocio como por placer.

Pueden estar en la mañana en traje de baño y con una tabla de surf jugando en las olas,  y  en la tarde se ponen  una camisa y una corbata para sentarse al lado de una cabaña veraniega en el Pacífico, digamos Coronado,  para  conectarse por internet y participar en una  teleconferencia al otro lado del mundo.

Viven de un lugar a  otro y  su oficina es el mundo. Para los nómadas digitales se creó Selina, la cadena de hoteles que nació en Panamá fundada por Rafael Museri y Daniel Rudasevski, quienes desarrollaron en Pedasí el concepto de hospitalidad para  acompañar el ritmo de vida de una generación que escapa de la formalidad y que busca un lugar con nuevas experiencias tanto de placer como de trabajo.

“Selina está a toda máquina  en su proceso de expansión. Nació como un emprendimiento local en Pedasí y es ya  una empresa de alcance global con metas dirigidas a todo el mundo. Se tienen 42 locaciones entre América Latina y Europa”, describe Humberto Bouche, gerente para Panamá de Selina.

Las próximas inauguraciones serán en  Londres y Grecia este año y para 2020 el foco del negocio será conquistar el mercado asiático.

“El secreto ha sido el enfoque de una plataforma holística que incluye varios aspectos de la vida de una persona, no de un viajero tradicional, en una locación que conjuga desde ambientes de coworking, salones de reuniones,   habitaciones, apartamentos, espacios de recreación y salud, y otras instancias para la socialización y compartir mientras se come y bebe”.

En cada hotel, sea en ambiente de playa, montaña o urbano en las grandes metrópolis, se conjuntan conceptos para permitir un equilibrio entre la vida laboral, el descanso físico y mental y la conexión con la naturaleza y las personas. Los huéspedes experimentan la oportunidad de descansar y hacer conexiones estratégicas con otros viajeros y además disfrutar las distintas locaciones que se tienen en el país. Por ejemplo, en Panamá hay quienes inician en la ciudad, luego van a playa Venao, de allí al hotel de Bocas del Toro y seguir hacia Costa Rica con una red de alojamiento a la medida.

Los hoteles de Selina están desde Argentina hasta México y tienen opciones para todo tipo de presupuestos con habitaciones compartidas o individuales.
Los hoteles de Selina están desde Argentina hasta México y tienen opciones para todo tipo de presupuestos con habitaciones compartidas o individuales.

El modelo de Selina ha sido el de tomar establecimientos existentes, algunos otrora  íconos arquitectónicos de alguna ciudad o lugar  para adaptarlos al concepto de hotel en un tiempo récord de 90 días. “Se analiza el diseño y se incorporan piezas de arte urbano, además del reciclaje de piezas y muebles con la dirección de diseñadores locales”.

La cadena dispone de 10 mil camas en los 42 hoteles Selina,  de los cuales en Panamá hay 922 camas. La rápida expansión de Selina como cadena hotelera se dio con el empuje de expertos en buscar fondos de inversión  que lograron ejecutar varias rondas de inversión para recaudar  recursos.

Recientemente cerraron una inversión de 150 millones de dólares para desarrollar los hoteles en México y en 2018 recibieron 95 millones de dólares en una ronda Serie B de inversión.

La meta este año es incorporar más de 30 mil nuevas camas con hoteles en Europa y nuevos establecimientos en Panamá: otro en ciudad de Panamá, uno en la Riviera Pacífico, Boquete, Portobelo y otras zonas.

Humberto Bouche describe al huésped de Selina como “un ciudadano del mundo” representado tanto en nómadas digitales, como en grupos familiares y viajeros que quieren nuevas experiencias.

Selina tiene tres sedes estratégicas: Panamá, Nueva York y Londres y aunque se consideran aún como una StartUp que comenzó hace más de tres años, todo indica que va por el camino correcto de los unicornios latinoamericanos en la industria hotelera con un concepto  que rompe esquemas:   Made in Panamá.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos