Hacia una matriz energética inteligente

Hacia una matriz energética inteligente

Panamá transita en la ruta de los países que buscan diversificar la matriz energética y posicionar nuevas fuentes, por ejemplo la solar y la eólica, como protagonistas de la generación.

El camino no ha sido fácil. Aún la generación hidroeléctrica tiene un peso importante en el aporte del país, con 76% de la generación, seguida de la térmica con 26.9%, mientras que la solar apenas llega a 2% y la eólica un 3%.

El secretario nacional de Energía, Víctor Urrutia, describe los retos que tiene un sector que lucha por crear nuevas condiciones en el mercado y se enfrenta al desafío económico y a un comportamiento algo errático de la demanda.

Un entorno en el que Panamá no puede dejar de invertir en nuevas líneas de transmisión, mantenimiento de las redes de distribución, y a su vez analizar si prefiere abrir el espacio para nuevos generadores de gas natural licuado y seguir invirtiendo en otras hidroeléctricas. El dilema de la energía, según Urrutia.

¿Qué está pasando en el sector energético de Panamá?

Engloba muchos temas, pero enfocándonos en el uso de energía en los planes de largo plazo, que incluye una transición hacia mayor uso de energía eléctrica para lograr disminuir la combustión, hay que entender que nosotros generamos energía eléctrica con gran participación de energías renovables y las llamadas no convencionales, pero si queremos ir hacia un consumo más amigable y sostenible, debemos hacer que muchas cosas que hoy dependen del combustible se pasen a la electricidad. Por ejemplo, qué pasaría si tenemos más transporte eléctrico. Cómo podemos lograr esto y a través de qué iniciativas es lo que estamos analizando para hacerlo.

Mientras pensamos esto, hay problemas de corto plazo que siempre son dominantes y estamos en una etapa muy importante del desarrollo del sistema eléctrico. Panamá se dedicó al desarrollo de proyectos hidroeléctricos, y aunque este es un tema que no está agotado, el desarrollo de los proyectos no va a cubrir toda la generación y debemos comenzar a ver otras fuentes.

¿Qué tanto ha variado la matriz?

Se están incorporando a la matriz energética de forma importante la energía solar y la eólica, pero también ha habido una transición y es que estamos cambiando la fuente térmica. Aunque es necesaria porque todas las demás fuentes renovables son naturalmente intermitentes, y se necesita una que esté disponible siempre y en este caso tradicionalmente ha sido la térmica y el petróleo. Pero ahora estamos cambiando a una a base de gas natural y eso pone al país en una situación interesante, porque es mucho menos volátil en los precios y es un combustible más limpio. El Plan Nacional de Energía es a largo plazo, pero el país se está moviendo en la dirección correcta. Y la entrada del gas natural se adapta mejor.

¿Qué desafíos se tienen con el gas natural?

Ana Rentería-LP

El problema que tenemos es que hay una incertidumbre importante en el mercado eléctrico porque aparentemente tenemos contratada más energía de gas natural que la que necesitamos. No fue algo planeado, el hecho es que en un momento dado se hizo una licitación en el gobierno anterior, que no fue manejada de forma muy transparente, que terminó con un solo proponente con una planta muy grande y un plazo muy largo y con un precio que en el momento no se podía valorar porque no había comparación, pero cuando se abre la competencia se dan cuenta de que hay precios mejores.

En el momento que llegamos aquí, ya ese contrato tenía 18 meses de adjudicado, el de NG Power, y no se había hecho nada. Uno puede entender que una planta eléctrica no se construye de la noche a la mañana y que si no se tiene una ejecución hay que comenzar algo. La primera se hizo luego de una licitación en septiembre de 2015 y en ese momento la otra obra no había ni comenzado construcción y la planta de AES ya ahora está en servicio y la otra, Martano, ya pronto y el caso de NG Power quedó entrampado en la Corte y ahora nos enfrentamos a un problema de posible sobreoferta.

¿Qué impacto tendrá esto?

Tendrá un impacto sobre el mercado y sobre los precios. La solución no es nada sencilla, si hay una orden de la Corte que da una prórroga pues hay que sentarse a esperar si van o no a proceder con la ejecución. Si ellos proceden, habrá que pagarles y vamos a pagar por más de lo que necesitamos. En este momento las acciones legales por parte del regulador, en este caso la ASEP, llegaron hasta donde tienen que llegar, pero ya no está bajo control nuestro.

¿Puede aprovecharse esa sobreoferta para exportar?

La capacidad de los otros países para comprar es limitada. Panamá en este momento, con la demanda como está, que está más lenta y con la generación que tenemos actualmente, que es mayor a la capacidad que necesitamos, vamos a seguir exportando. Pero si la demanda sigue creciendo, aunque ahora está más lenta y si surgen nuevas plantas como se espera, con más de mil megavatios con NG Power y Martano, pues vamos a tener que apelar a más exportaciones.

¿Las nuevas obras de infraestructura demandarán más energía?

Lo que más nos ocupa en el largo plazo es pronosticar el crecimiento de la demanda, que seguirá aumentando, pero lo que vemos es que es más lento que lo que teníamos en años anteriores. El impacto del crecimiento

tiene que ver con la situación económica y también con la eficiencia intrínseca de los equipos. En el país se usa mucho aire acondicionado, y en los últimos 15 años han salido equipos más eficientes y es una tendencia mundial. Hemos reemplazado equipos obsoletos por más eficientes y eso impacta la demanda. Las obras de las líneas del Metro tienen un consumo menor al que la gente cree, no es despreciable, pero tampoco es el gran consumo. La línea 1 del Metro desde el punto de vista energético es una maravilla porque utiliza menos de 1 kilovatio hora por pasajero. Si se compara con otros medios de transporte en términos absolutos es más eficiente el Metro, y la línea 2 va a sustituir un montón de diésel en el transporte terrestre y quizás también con la línea 3. Debemos pensar que la electrificación de algunas cosas que no eran eléctricas porque se hace de forma más controlada y más sostenible.

¿Existe un plan para tener transporte público eléctrico?

En el transporte masivo ya la decisión está tomada, lo estamos electrificando y es un hecho como el Metro. Se está evaluando el bus eléctrico que se está usando en el Casco Antiguo y es una alternativa, la decisión está en manos de la empresa Mi Bus. Y la otra alternativa es que las personas compren más autos eléctricos y vamos hacia allá, así como ahora las opciones de los aires se inclinan hacia los más eficientes y los inverter, llegará el momento en que para comprar autos la mejor opción serán los eléctricos.

¿Cómo está la generación solar?

El tema solar quisiera que fuera bien, pero hay dos frentes de movimiento. Uno, que es el más sencillo y expedito y en el que la población puede influenciar que es autoabastecimiento, para que la gente ponga paneles solares y se conecte a la red y allí se causó una confusión. Hay que aclarar que si se comienzan a conectar paneles solares a la red, debe asegurarse que las fórmulas de intercambio comercial entre el panel solar y la red sean justas para todos. Y lo que nos preocupa es que la fórmula que se adoptó en algunos casos trabaja en contra del resto de la gente y lo que queremos es aplicarla de forma neutral y que cada quien pague lo que le toca. Esto fue interpretado erróneamente y pensaron que se estaba desincentivando el uso de energía solar. Si en algunos casos se tiene que pagar el uso de la red, efectivamente el período de retorno de la inversión será un poco más largo, pero sigue siendo una buena inversión.

¿Pareciera que le falta incentivo?

No es que se ha quedado, sino que son inversiones que no son triviales. Es verdad que son rentables porque en 7 a 10 años se pagará menos de que lo que se pagaría por la energía convencional, pero no todo el mundo puede desembolsar en un solo día esos recursos. La banca ha apoyado, pero seguimos trabajando para conseguir líneas de crédito más beneficiosas para incentivar la energía solar y estamos en conversaciones con el Banco Mundial para eso y con el Banco Interamericano de Desarrollo y para planes de sustitución de equipos por más eficientes.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos