El ITSE marca pauta en la capacitación virtual

María Lourdes Peralta, gerente educativa del ITSE,  destaca que tendrán gran demanda todos los conocimientos asociados al mundo digital, no sólo como un mercado laboral, sino como un medio de apoyar el desarrollo de otros mercados. Peralta habla del convenio que se firmó con la plataforma colaborativa de educación en línea Coursera y cómo más de 80 mil personas en Panamá están adquiriendo nuevos conocimientos a través de herramientas digitales.

Ante la pandemia por la COVID-19, ¿cuáles son los desafíos para que las personas y los trabajadores se mantengan capacitados?

Uno de los primeros retos que se enfrentó ante el escenario impuesto por la COVID-19, fue la internalización de que las circunstancias de comunicación y la interacción han cambiado, y es imprescindible el uso de herramientas tecnológicas. Lo que antes pudo haber sido opcional, ahora es la norma. No todos estaban preparados y la velocidad de cambio no fue muy agradable para una población que estaba en la zona de confort.

Desde la perspectiva de los estudiantes el desafío se centró básicamente en el limitado acceso a conectividad, por razones económicas, y en algunos casos equipo computacional no adecuado. Sin embargo, es destacable el gran esfuerzo y compromiso para la adopción de la tecnología y la metodología de clases a distancia.

Ante la imposibilidad de clases presenciales, el ITSE ha adoptado el uso de herramientas con la capacidad de mantener clases sincrónicas en las que participen estudiantes y profesores, se intercambien archivos, se compartan presentaciones, y se generen contenidos audiovisuales.

Otras herramientas con capacidades especiales han servido para el desarrollo de competencias en un segundo idioma, en este caso inglés. En estas plataformas o herramientas se incluyen contenidos y materiales de apoyo para el desarrollo de las clases.

Adicional, para contenidos técnicos, se cuenta con programas digitales que permiten el desarrollo de experiencias de aprendizaje, como si se tratara de una actividad práctica. Estos contenidos se apoyan en imágenes y videos que generan mayor interés y entusiasmo entre los estudiantes.

¿Cuáles son esas destrezas, y herramientas que son las más solicitadas por quienes acuden al ITSE?

Las destrezas que más se demandan en el ITSE pudieran asociarse a tres grandes áreas: Negocios y sus servicios complementarios, Hospitalidad y una tercera área vinculada con la provisión de servicios técnicos especializados. Para cada área se brinda una formación complementaria que desarrolle competencias socioemocionales en gran demanda en el mercado laboral, tales como segundo idioma, emprendimiento, liderazgo, trabajo en equipo, desarrollo personal, por mencionar algunos.

¿Qué herramientas deben adquirir las personas para adaptarse y prepararse para la volver al mercado laboral?

Más que una herramienta en particular, el mercado laboral va a requerir de una alta capacidad de adaptación de los profesionales. Esto incluye la rápida adopción de nuevos métodos, además de la capacidad para desaprender lo que ya no aporte valor y aprender nuevos conceptos. En el ITSE reforzamos este concepto a través de muchas estrategias. Lo que se desea es un individuo no solo con conocimientos, sino también con las capacidades de resolver problemas, de preverlos y si está en sus manos, evitarlos.

Si nos referimos a destrezas específicas, tendrán gran demanda todos los conocimientos asociados al mundo digital, no sólo como un mercado laboral, sino como un medio de apoyar el desarrollo de otros mercados. Por ejemplo, es impensable la medicina sin conocimiento digital, o la ingeniería o los negocios, sin el uso de herramientas tecnológicas que tienen como propósito mejorar la prestación del servicio, o en algunos casos el reemplazo del método anterior.

La capacidad de emprendimiento, que ya tenía un valor importante, ahora se convierte en el medio alternativo o complementario del ejercicio profesional.

¿Qué recomendaciones da el ITSE a las empresas para que mantengan a sus empleados actualizados?

Una de las principales debilidades de los procesos de capacitación continua se concentra en la falta de pertinencia, es decir no capacitamos para lo que se necesita. Para que un colaborador se comprometa con su propio aprendizaje o actualización es importante que vea los impactos a su vida, a su entorno, y no un mero proceso de conocimiento.

Las empresas, en estos momentos más que antes, son co-responsables de la actualización periódica de sus colaboradores. Si bien la opción de traer nuevos miembros a una organización es viable, esto trae consigo una alta rotación que no siempre va asociada a buenos resultados. Se pierde identidad, compromiso, sentido de pertenencia, cultura organizacional, entre otros.

Debemos como país y sociedad entender que el proceso de aprendizaje, la educación y la actualización no se detiene, y ahora menos que nunca.

¿Qué recomendaciones da el ITSE a quienes están con contratos suspendidos para que sigan ocupándose en su formación?

Estamos en una situación crítica y un momento histórico, y así como se da en la naturaleza, tendrá más probabilidades de éxito el que mejor se adapte y el que más competencias tenga. La mejor recomendación en este momento es continuar la educación.

Identificar áreas de fortaleza y potenciarlas, e identificar oportunidades de mejora y actuar sobre ellas. Sólo que en este momento se requiere mucha más eficiencia en el uso del tiempo, por lo que la capacitación debe orientarse a áreas del conocimiento que aporten más a las competencias que demanda el mercado actual y el mercado post pandemia.

Un ejercicio profesional sin conocimientos de recursos tecnológicos y digitales no tendrá un período largo. Tampoco lo tendrá la adopción de un solo conocimiento. Se requiere un profesional con capacidades de interacción interdisciplinaria.

Antes de COVID-19 países avanzados habían dado grandes pasos en MOOCs (Masive online open courses) por lo que hay una gama muy variable de estas plataformas para continuar en el proceso de capacitación.

¿A través del convenio con Coursera cuántas personas se capacitarán y en qué áreas?

Más de 80,000 interesados han recibido el acceso a la plataforma Coursera y un alto porcentaje de los inscritos han optado por cursos en las áreas de negocios, emprendimiento, tecnología y competencias socioemocionales para el éxito.

Es importante destacar que el programa actual de Coursera puesto a disposición del Gobierno de Panamá, y en el que participa el ITSE, ha sido diseñado considerando las áreas que mayor impacto tendrán en una rápida recuperación económica post pandemia. Es por ello que cualquiera de estos cursos brindará una competencia que de seguro será de valor para quienes adopten el conocimiento de estos contenidos de gran nivel.