Cambio de rumbo y consenso nacional

Cambio de rumbo y consenso nacional

El desafío es enorme. Hacer que repunte la economía. Generar suficientes empleos. Propiciar la llegada de inversiones. Contener el gasto y lograr que funcione el país de forma eficiente. ¿Cómo espera lograrlo Laurentino Nito Cortizo?, el hombre que escogió el Partido Revolucionario Democrático (PRD) para que lo represente como candidado en las elecciones presidenciales de mayo.

En su horizonte, Cortizo habla de soluciones pragmáticas, incluso de algunas medidas que podría tomar en sus primeros 90 días de gobierno, si es que resulta electo. Al mismo tiempo, sin embargo, visualiza problemas estructurales que necesitan transformaciones profundas y cuya solución, a su juicio, requieren de la consulta ciudadana.

La conversación con Cortizo tiene como telón de fondo temas como el sistema de pensiones, las inversiones públicas, el manejo de la deuda, los subsidios, la diversificación de la economía, el gasto público y el costo de la vida. Todos, temas económicos que tocan a los ciudadanos.

Y aunque su plan de gobierno, al igual que el del resto de los candidatos, no se ha divulgado, Cortizo se compromete a tomar medidas tales como reformar la ley de contrataciones públicas, reformular el control de precios, focalizar los subsidios y, en paralelo, desarrollar una lista proyectos de infraestructura.

A ratos advierte de que está “hablando mucho”, como quien sabe que en una contienda electoral no pueden jugarse todas las cartas en una sola partida. Se guarda detalles y muestra cautela.

“Panamá es un país muy injusto… Necesitamos capacitar a muchos jóvenes en el sector logístico, turismo y agroindustria, para darle valor agregado a la producción nacional. Requerimos diversificar la economía. No podemos seguir dándole la espalda al mar”.

Antes de dar soluciones a priori, señala que Panamá es un país con múltiples ventajas económicas a raíz de su conectividad, el Canal ampliado, los puertos, los cables de fibra óptica, la cercanía con la región centralizada en el aeropuerto de Tocumen, y el modelo de las zonas especiales.

¿Qué nos detiene? “No tenemos un buen sistema de justicia. Como país estamos en la posición 120 de 187 países. Y eso frena la generación de empleo. La corrupción [que] es el cáncer del desarrollo. El desvío de dinero y los sobrecostos afectan el crecimiento y el desarrollo… Otra cosa que frena la inversión y el empleo es la burocracia. Necesitamos podar trámites y digitalizarlos”.

Finanzas públicas

Entre sus objetivos a corto plazo está la dinamización de la economía con el pago a proveedores y contratistas del Estado. Este arrastre evita la sostenibilidad de las empresas y sus respectivos trabajadores.

Observa oportunidades laborales en las provincias con un plan de rehabilitación de carreteras; caminos e infraestructuras en las que pueda generarse competencia entre empresas panameñas.

Habla de mesas técnicas que a lo interno del PRD han trabajado en las prioridades de cada provincia. Con la grabadora en off afirma que “están listos, como si las elecciones fueran mañana”.

Su plan es modificar la ley de contrataciones públicas. “Hay que quitar la discrecionalidad de los funcionarios con la aplicación de la ley. No se pueden estar cambiando los nombres de una comisión evaluadora después de entregar resultados. Nos pone en dificultades con países amigos. Y esto frena, al final del camino, la generación de empleo”.

Con reglas claras se genera confianza, pero ese no es el único eslabón que se debe engrasar en la cadena. Sin mano de obra calificada tampoco llegan las inversiones. “Hay 41% de déficit de mano de obra calificada. [Personas] que no pueden conseguir empleo por falta de capacitación. Y esto va ligado a la educación. Nuestro sistema educativo le da la espalda a los jóvenes. Los está engañando”.

El gran reto, según Cortizo, será desarrollar políticas de Estado que vayan más allá de un lustro, teniendo presente los temas transversales en todos los estratos económicos: agua, producción agropecuaria, educación, seguridad integral y salud. “Necesitamos un pacto nacional”.

“Nosotros crearemos el Instituto para el Desarrollo, adscrito a la Presidencia de la República. No queremos improvisaciones”. Esta instancia tendría en sus manos la tarea de trazar la ruta de planificación del país, con el monitoreo de la Secretaría de Metas. “Se le dará más fuerza a las juntas técnicas de las provincias, y con la orientación del Ejecutivo se buscarán las prioridades de las provincias y los distritos”. Desde su óptica, precisamente esa planificación evitará que se hagan contratos que solo favorecen a una empresa y se malgaste el dinero.

Compromiso de gastar menos

De llegar a la Presidencia, Cortizo se enfrentaría a las presiones de un partido que pedirá espacios para sus nombramientos y también la necesidad de contener el gasto.

A través de un programa de austeridad con eficiencia, “podaremos el presupuesto de gastos”. El plan abarca recortar gastos vinculados a viajes al extranjero, viáticos, consultorías, combustible, compra de autos. “Habría, incluso, que analizar qué sería más beneficio para el Estado: alquilar o comprar equipo pesado”. Porque contener el gasto, reconoce, ayudará a respetar la ley de responsabilidad fiscal. “Esto es parte de nuestro compromiso”.

En los gastos recurrentes del Estado está el pago de la deuda, que al 31 de diciembre totalizó $25 mil 686 millones, cifra que es mucho mayor si se consideran los llave en mano y los compromisos de las entidades por fuera del balance fiscal. “Son más de $30 mil millones”, reafirma Cortizo, quien dice que llegará al Palacio de las Garzas teniendo como norte el manejo responsable de está deuda.

Y, ¿cómo asumiría ese desafío? “No jugaremos con el futuro económico del país. Nosotros preferimos ser cautelosos en el manejo de la deuda y los futuros llave en mano. Personalmente, no soy muy dado a los llave en mano. Prefiero más a las asociaciones público–privadas”.

A propósito, hace una aclaración con tono de importancia. “Tenemos el compromiso de seguir avanzando con todos los contratos que están en ejecución. Y también con las obras que van a un paso muy lento o que están abandonadas, como el mercado público de La Chorrera”.

Control de precios e importaciones

En el seguimiento a los temas heredados, en su radar de trabajo dice que identificó lo que se hará con el control de precios en 36 productos. La medida ha generado una “distorsión” y “no” ha propiciado la baja de precios que se prometió.

Cortizo habla la mayor parte del tiempo en plural, para hacer referencia al equipo de técnicos que le ayuda en la proyección de su plan de gobierno. “Podemos asegurar que los cortes de carne los sacaremos de control de precios. Analizamos qué haremos con los cortes de carne de cerdo y con otros productos”.

En este tema, aduce, han hecho un exhaustivo análisis de las implicaciones de la regulación de precios en la que se encuentran cinco cortes de carne de res, que representan el 35% del animal, que ha disparado los precios de los demás cortes.

Cortizo, que también es productor, argumenta que la forma más coherente de baratar precios es establecer mecanismos que permitan minimizar la cantidad de intermediarios. De allí nació la idea en su plan de trabajo de invertir en mercados comunitarios y periféricos, que se convertirían en la primera opción de compra de productos locales y frescos.

Panamá no escapa del gran desafío de producir comida con menos disponibilidad de tierras y agua. Ahora, más que nunca, se necesita la eficiencia con lo que Cortizo ha llamado la agenda procompetitividad del agro, que incluiría como un eje paralelo la implementación de una fórmula para frenar las importaciones en plena época de cosecha nacional.

Infraestructura y conectividad

El aspirante trazó ya la línea de prioridades en asuntos de infraestructura. No hay referencia de una extensa lista de obras faraónicas o de megaobras, salvo una línea transversal del Metro que atravesaría la ciudad de Panamá, y el compromiso de continuar con los proyectos en ejecución, como la línea 3 del Metro, el cuarto puente sobre el Canal, la ampliación de la carretera Arraiján–La Chorrera y el corredor de playas.

Tampoco descarta la inversión de un ferri para el oeste del país, considerando que la ejecución de la línea 3 se demore por la complejidad. Igual, advierte, existe la posibilidad de un ferri para el lado este, cada vez más poblado.

“Hay un proyecto vial que nos interesa mucho, que es Veracruz–Vacamonte, que conecta con Vista Alegre, uno de los 10 corregimientos más poblados del país. Además, nos interesa seguir el tramo de Vacamonte a Puerto Caimito, porque nos ayuda a un desahogo vehicular”.

En las provincias también hay metas viales. En Colón, por ejemplo, proponen conectar la autopista desde Quebrada López hacia la costa arriba, y por otro lado, hacer un paso vehicular en la salida de Sabanitas. Buscará conectar el sur de Veraguas con Los Santos, al tratarse de una zona de alta producción de leche, carne y arroz, con gran potencial de turismo. En la salida de La Cabima hacia la Transístmica recuerda la necesidad de un puente para aliviar el caos vehicular en las horas de mayor tránsito.

Así, Cortizo repasa varios proyectos que son importantes y que abarcan diferentes zonas geográficas del país.

Pensiones

Uno de los grandes retos del mandatario que resulte elegido será tomar decisiones respecto del sistema de pensiones. La proyección es que las reservas del programa definido se acabarán en seis años, contados a partir de 2019.

Los últimos estados financieros no auditados de esta entidad son de 2016. Sus estimaciones actuariales, presentadas en 2014, se fundamentan en información de 2012. Y esto es gran parte del problema para tomar una decisión de qué hacer con un sistema que ya está agotado.

Cortizo reconoce que “el país se enfrentará a un problema serio. Es un tema que no puede pelotearse como lo han hecho los dos últimos gobiernos. Pero hay que afrontarlo de una manera responsable. Es prioritario, pero con información. Que no se especule porque se le hace daño al país, destaca respecto al subsistema definido de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

“El país requiere información para tomar decisiones, para llamar a una consulta nacional, y como panameños tomar la decisión que más le conviene al país… El país requiere de información actual para hacer algo y no pensar en el aumento de la edad y las cuotas. Busquemos, en el momento que se tenga la información, la forma de no meter la mano en el bolsillo a los trabajadores”, puntualizó sobre un gran debate nacional que estaría por venir.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos