Best of Panamá: digital pero con el mismo aroma

A los cafetaleros de granos especiales la pandemia no los tomó bebiendo una taza de café. La Asociación de Cafés Especiales de Panamá reprogramó su cata anual Best of Panamá, prueba  que debía realizarse hoy, pero por causa del virus se hará  el 22 de junio de manera virtual.

“Cambiamos el evento.  El aeropuerto cerrado, el riesgo de un contagio y otras restricciones, imposibilitan hacer la cata como siempre se ha hecho”, comenta Wilford Lamastus Jr., miembro de Specialty Coffees Association of Panama (SCAP), en español el gremio nombrado.

El gremio pensó en suspender el encuentro este año, pero el Best of Panamá eslabona una cadena de servicios  sin interrupciones, del cafetal al consumidor gourmet.  “De la cata salen los clasificados a la subasta de cafés especiales. Gracias a ella, la asociación recibe fondos muy importantes”. (En la subasta de 2019  se impuso el precio récor por una libra de café geisha).

Sin otra salida que la de efectuar el Best of Panamá, la SCAP determinó  que la ronda nacional, que se cumple la primera semana de la cata, en vez de utilizar una sala única para ello se valdrá de ocho, repartidas entre Boquete, Volcán y Piedra Candela, Chiriquí.

Cada recinto tendrá una mesa con las tazas en competición y habrá dos jueces nacionales. “No podrán estar dos árbitros catadores de una misma empresa cafetera, a fin de garantizar la transparencia”. Los puntajes se depositan en una aplicación digital y entran al sistema computadorizado de un auditor.

“Seguirán las deliberaciones entre los jueces sobre  los granos según las categorías del concurso. Es decir: geishas natural y lavado; tradicionales natural y lavado; y pacamara.

En las ediciones anteriores de este concurso que se acostumbra celebrar íntegramente en Valle Escondido, Chiriquí, se cumplían fases semifinales y finales. La pandemia impidió el tracto habitual, por lo que las muestras se  envian a los jueces en el exterior.

Explica Lamastus Jr. que tostar el grano “es un proceso muy delicado” y puede deteriorarse cuando se manda a los laboratorios a donde los jueces lo lleven para tal efecto.  “Para mantener la calidad homogénea de las muestras que revisarán los jueces en diferentes países, solo se hará una final para cada categoría. Y solo clasificarán 10 muestras a la subasta electrónica, que esta vez se verificará en septiembre”.

Los jueces internacionales solamente clasificarán la posición de los granos, de uno a diez. Residentes ellos en Australia, Japón, China, Taiwán y Estados Unidos, la SCAP se ha asegurado de que las muestras lleguen a tiempo para que los árbitros hagan sus valoraciones y dicten sus fallos a la vez.

“Los jueces en Estados Unidos y Panamá tendremos que reacomodar nuestros horarios: trasnocharemos para coincidir con las horas de los países de Asia donde están nuestros pares”. Una trasnochada a ritmo de café.