Sin efectivo, pero con dinero plástico

Sin efectivo, pero con dinero plástico

Entró en Panamá la tendencia de diferir los pagos de la tarjeta de crédito. Un comportamiento extraño en los consumidores de un país habituados a pagar de inmediato o tan pronto como les fuera posible. El comienzo de esta tendencia tan frecuente en el resto de América Latina, aupada además por la emisión y el uso creciente del dinero plástico, explican parte de la reducción de los depósitos bancarios del istmo.

‘El pago por cuotas es cada vez más importante al utilizarse el dinero plástico’: Juan Barragán

El aumento del uso del dinero plástico se aprecia en los datos aportados por el buró APC Intelidat. La gerente general de esta institución, Giovanna Cardellicchio, compara los saldos de dicho segmento del crédito personal al finalizar el mes de julio de 2018 con los de 2017. “Teniendo en consideración las tarjetas emitidas por los bancos hasta hace dos meses, se habían entregado 753 mil unidades para un saldo de 2 mil 345 millones de dólares”. Esto equivale a una cifra promedio por cada una de ellas de 3 mil 144 dólares.

“En el mismo periodo del año pasado se contabilizaron 723 mil 320 tarjetas, para un saldo de 2 mil 45 millones de dólares”. La cantidad promedio por plástico era de 2 mil 827 dólares. El incremento ha sido de 11%, alrededor de 300 millones de dólares.

“Cuando los tarjetahabientes comprenden las ventajas de pagar en diferido a través de sus tarjetas de crédito, siempre bajo el principio del consumo responsable, los establecimientos de comercio venden más y mejor”, apunta Héctor Carvajal, vicepresidente adjunto de medios de pago de St. Georges Bank.

Esta manera de asumir las compras se ha puesto de relieve en 2018. Antes del presente año las temporadas de uso mayor del dinero plástico ocurrían con ocasión de las compras de diciembre, en los días feriados y al inicio de clases, entre otros compromisos, comenta Mercedes Boyd, vicepresidenta de desarrollo de productos de Banco General. La ejecutiva añade: “Las tarjetas de este banco son parte de la cotidianidad de nuestros clientes. El estar ahí es sumamente importante para nosotros”.

Dicha declaración resalta la importancia cobrada por este mecanismo de pago entre las instituciones bancarias. Su gestión, la manera como se atiende, se observa en la reducción de la morosidad de esta cartera en los periodos aludidos por Giovanna Cardellicchio. En julio 2017 la mora ascendía a 6%, pero hace dos meses bajó a 5.7%. “Cabe resaltar que esta cifra excluye las tarjetas calificadas por los bancos como cuentas contra reserva: aquellas que el consumidor dejó de pagar y que la institución no pudo cobrar”.

Otro calendario

Sin efectivo, pero con dinero plásticoEste año ha sido diferente para el shopping local. A las temporadas enunciadas por Mercedes Boyd deben sumarse el mes del Mundial del Fútbol, con Panamá como debutante; la costumbre reciente de miles de panameños de viajar al exterior en el mes de la patria, más si se tiene en cuenta el fortalecimiento del dólar; el cambio de fecha del Panamá Motor Show, el cual se postergó para noviembre; y la celebración del Black–Weekend en septiembre, cuando antes se realizaba por unos cuantos días en el penúltimo mes del año.

Toda una serie de eventualidades y de compromisos ya calendados en la agenda anual del consumidor, que acude a su tarjeta de crédito para salir avante. Según Héctor Carvajal, existen en Panamá dos clases de compradores: los denominados “emocionales”, referenciados por su costumbre de entrar a un establecimiento sin más motivo que el de “pegarse una vuelta”, pero que “salen estrenando”; y los compradores “estudiosos”, que antes de ir a la tienda saben lo que quieren: el precio, las ofertas, los descuentos, las millas de viaje al pagar con su dinero plástico, los puntos redimibles, en fin…

“Si a estas personas les añadimos su conocimiento de la ventaja de pagar en cuotas, podemos decir que no solo son inteligentes, sino que además se hacen poderosas”. Pero todavía son una minoría según las estimaciones de Carvajal basadas en la cartera de St. Georges Bank: el 15% o 20% de sus tarjetahabientes pagan por cuotas diferidas.

Son clientes poderosos sobre el entendido de que cada día se instruyen más, de manera integral, y conocen de los intereses, fechas de corte, beneficios y datos de sus tarjetas. “Toda esta información está disponible y accesible en nuestro sitio web. Para una buena salud financiera es importante que la persona valore la tarjeta como un instrumento de pago en reemplazo del efectivo. Y que al realizar los pagos mensuales no se ciña al [desembolso] mínimo, y abone por encima de este”, aconseja Mercedes Boyd, de Banco General.

La ejecutiva agrega, respecto del mercado panameño, las ofertas y promociones que “brindan ahorros importantes”, y menciona que las tarjetas tienen coberturas de seguro de fraude, extensiones de garantías de productos adquiridos y un “sinnúmero de beneficios” para viajar. “En Banco General tenemos además la compra de saldos, que le permite al cliente oxigenar sus finanzas”. Así podrá bajar de manera considerable el porcentaje de financiamiento del saldo que tiene contratado con otro banco, asegura Boyd.

“El pago por cuotas es cada vez más importante al utilizarse el dinero plástico. La información acerca de los pagos y cuotas pendientes está disponible en el estado de cuenta del cliente y en los diferentes canales de información disponibles para él”, recuerda Juan Barragán, vicepresidente de banca de personas de Global Bank.

El cumplimiento de obligaciones cotidianas con tarjetas de crédito le ha ganado espacio al dinero en efectivo. Barragán comenta cómo la mayoría los tarjetahabientes de Global Bank utilizan sus plásticos en supermercados, en pagos de seguros y de servicios de televisión y en la reparación y mantenimiento de automóviles.

Son clientes que aprenden el arte de vivir y que saben hacerles frente a situaciones de emergencia y a las fechas de ferias y fiestas, y que preservan sus ahorros. Nunca se descapitalizan.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos