Panamá lista para conquistar a Centroamérica con el gas natural licuado

Panamá lista para conquistar a Centroamérica con el gas natural licuado

Panamá se perfila como distribuidor de gas natural licuado a la región. Un camino que trazan en conjunto AES Colón junto a Tropigas Natural.

Panamá cuenta con el potencial para convertirse en un centro de exportación de gas natural licuado (GNL) para distribuir a Centroamérica y el resto de la región, al ser el primer país del área que cuenta con este tipo de infraestructura.

Con el desarrollo y puesta en marcha de la planta de AES Colón se instaló un sistema de almacenamiento que facilitará el traslado y distribución de GNL para el mercado nacional y los países de la región. AES Colón es un proyecto de inversión privada por $1,150 millones, en el cual AES Corp. participa con el 51.1% e Inversiones Bahía con el 49.9%.

AES Colón cuenta con un tanque de almacenamiento con capacidad para 180 mil metros cúbicos de GNL y del cual el 75% es para distribución. El 25% restante se destina a la planta de generación eléctrica con GNL, que es parte del proyecto.

Tras el desarrollo de este proyecto, la empresa firmó un convenio de suministro y distribución de gas natural licuado en cisterna con Tropigas Natural, con lo cual está servida la mesa para proporcionar un combustible más limpio a empresas e industrias de Panamá y la región.

Panamá lista para conquistar a Centroamérica con el gas natural licuado

Guillermo de Roux, gerente general de Tropigas Natural, S.A., parte del grupo Trenco, destaca que Panamá como primer país de Centroamérica en tener infraestructura para gas natural licuado, es un promotor del uso de este combustible tanto a clientes del país como de Costa Rica en primera instancia para dar soluciones energéticas más limpias para los procesos de uso y generación de energía.

En plena pandemia exactamente en junio de 2020, comenzó la distribución de gas natural en cisterna desde AES Colón a través de los camiones de Tropigas Natural como distribuidor autorizado para llegar a diversos sectores potenciales como manufactura, industria de alimentos, bebidas, productos de energía, comercios, transporte terrestre y marítimo e industria hotelera entre otros.

“Ya firmamos nuestro primer cliente para suministrar el gas natural licuado en Panamá a una empresa de manufactura de cartones de huevos y entre octubre y noviembre les estaremos suministrando en sus instalaciones y tenemos otras empresas con negociaciones bastante adelantadas en Panamá y en Costa Rica”.

La empresa cuenta con tres cisternas ya operando en el país, y se espera la llegada de otras unidades de transporte. Igualmente la empresa realiza la instalación de centros de almacenamiento criogénico del combustible para luego entregarlo de forma gaseosa a cada cliente.

Panamá lista para conquistar a Centroamérica con el gas natural licuado

Infraestructura la toda potencia

Óscar Santibañez, director General de Colón LNG Marketing precisa que el complejo de AES Colón tiene una capacidad de almacenamiento de 180.000 metros cúbicos de GNL.

Explica que de este gas almacenado, un 25% es utilizado en la generación eléctrica, cuya planta tiene una capacidad instalada de 380 megavatios (MW). Mientras que el 75% de gas restante puede ser utilizado para su distribución precisamente para uso industrial.

Adicionalmente, desde fines de 2020 la terminal dispone de un patio de carga con capacidad nominal de hasta 36 cisternas diarias de GNL en las dos bahías instaladas.

Santibañez detalla que desde la inauguración de la Terminal AES Colón [en octubre de 2019] se han recibido 24 buques de gas natural licuado procedente de Estados Unidos. Consolidando al país como un eje y centro de suministro clave en Centroamérica.

Explica que el mercado secundario de suministro de este combustible se está recién desarrollando contando con un cliente ya operando que es Island Power S.A (IPSA) para la generación eléctrica fuera de la red ubicada en Darién, y Tropigas Natural como distribuidor. “Con dichos clientes ya en operación, se estima una demanda de 15 cisternas semanales”.

El director general de Colón LNG Marketing sostiene que efectivamente el mercado de gas natural licuado está en pleno crecimiento en la región y hay mucho potencial para su desarrollo desde Panamá como centro de distribución y suministro.

”Creemos que el uso de gas natural en Centroamérica y, particularmente, en Panamá tendrá un incremento exponencial producto de las ventajas económicas y medioambientales que este combustible tiene respecto de otros hidrocarburos tradicionales, en general que son más onerosos y contaminantes”.

Arístides Chiriati, gerente general de PetroPort, señala que toda esta inversión que se ha hecho en gas natural se suma a la estrategia que tiene Panamá para ser un hub energético a la vez de diversificar las fuentes de generación.

“Nuestra visión es posicionar el gas natural dentro de la industria de generación y autoconsumo de las empresas. Vemos que muchas compañías pueden incluir dentro de su estrategia de largo plazo al GNL como una fuente de generación económica y rentable”.

La eficiencia en cuanto al precio que puede ser menor que los combustibles tradicionales, aunado a la gran reserva que existe en el mundo y el menor impacto que tiene en el medio ambiente, consolidan al gas natural licuado como un combustible transitorio y alternativo para la industria y el consumo energético, mientras se consolidan otras soluciones sostenibles como la solar, eólica y otras.

De Roux precisa que el grupo también tiene en su portafolio planes para dar soluciones más eficientes energéticamente a las empresas con un abanico de opciones variado que incluye por su puesto el gas natural licuado, pero no es el único. Las empresas deben pensar en blindar sus soluciones energéticas y diversificarlas y llegó en Panamá la hora del gas natural licuado que ya está rodando en el mercado.

Katiuska Hernández

Reportera/redactor de Martes Financiero.
- Leer más artículos de este autor -