Latinoamérica, mercado apetecible para las empresas españolas

La ciudad de Panamá está entre las capitales más atractivas para que las empresas españolas desarrollen sus inversiones en la región, al igual que Santiago de Chile, ciudad de México y aunque en Estados Unidos, Miami es visto como una base para llegar hasta la región.

América Latina es un territorio fértil para las inversiones de las empresas españolas en sectores estratégicos como construcción, telecomunicaciones, finanzas, energía, comercio, transporte aéreo, turismo, agroindustria e incluso para las empresas de la llamada economía colaborativa, al estilo de Cabify, la plataforma de transporte y Glovo, para el delivery.

El XII Informe Panorama de Inversión española en Iberoamérica, presentado por IE Business School, revela cómo está el ánimo de los inversionistas españoles con respecto a la región y las proyecciones para este año 2019, en el que parece ya descontados los temores y la incertidumbre económica que reinó en 2018.

El reporte, en el que se encuestó a 106 empresas, entre ellas 12 que están registradas en IBEX, el índice bursátil de referencia de la Bolsa de Valores de Madrid, además de 44 con una facturación anual mayor a los 500 millones de dólares, entre las cuales hay multinacionales, además de pequeñas y medianas empresas, refleja que más de un 76% de las compañías esperan que su facturación en Iberoamérica siga creciendo en los próximos tres años, una cifra 8% inferior a la registrada en el informe de 2018.

El informe destaca que cada vez más empresas (sobre todo las grandes) ven en el horizonte a medio plazo límites en el mercado iberoamericano, mientras que se ve de forma creciente la posibilidad de mayor facturación en Estados Unidos, Canadá y el mercado asiático.

El 86% de las pymes, sin embargo, espera aumentar su facturación en Iberoamérica en los próximos tres años. Las pequeñas y mediana empresas españolas, por su tamaño y capacidades, seguirán centrándose en la Unión Europea y en Iberoamérica como principales mercados de expansión e inversión.

En 2019, la actividad económica en Iberoamérica continuará recuperándose, a pesar de los riesgos que se ciernen sobre el desempeño de la economía mundial desde hace varios trimestres. Si las negociaciones en curso entre Estados Unidos y China desactivaran la guerra comercial entre ambas potencias y si los tipos de interés en Estados Unidos estuviesen cerca de su nivel neutral, tal y como sugirió en presidente de la FED recientemente y, por tanto, no aumentasen significativamente, la recuperación de la región podría ser más intensa de lo inicialmente pronosticado”, explica Juan Carlos Martinez Lázaro, profesor de economía del IE Business School

Sostiene que para las empresas merece especial atención las medidas que implementen las nuevas administraciones de las dos mayores economías de la región: México y Brasil. Mientras que en Brasil se espera un entorno muy proclive para la llegada de capitales foráneos, en México hay algunas reservas sobre el tratamiento que pudiera dar el gobierno de López Obrador a determinadas inversiones extranjeras.

El informe detalla que para las empresas españolas, Colombia y Chile serán las economías que tendrán mejor comportamiento durante 2019, seguidas por Panamá y Perú, aunque empeora la percepción sobre el desempeño económico de prácticamente todos los países. Argentina, que el año pasado ocupaba la octava mejor posición, se derrumba por los efectos de la crisis cambiaria, al perder 1.5 puntos en la medición y baja hasta la penúltima posición. También Nicaragua, inmersa en una profunda crisis política, se desploma. México, Perú y Bolivia, experimentan asimismo caídas, aunque menores.

¿Dónde invierten?

La presencia de las empresas españolas en Iberoamérica sigue aumentando. La casi totalidad de las encuestadas tiene presencia en México, que se confirma como el mercado más importante de la región, tanto para las grandes corporaciones como para las pequeñas y medianas empresas. En el resto de países de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile y Perú), además de en Brasil y Argentina, es donde encontramos más empresas españolas operando en la región.

En Panamá hay presencia de 47% de las empresas encuestadas en el informe. En la lista de inversiones españolas en el istmo están Unión Fenosa, ahora Naturgy, cadenas hoteleras como el RIU y el Meliá. En el área de seguros, Mapfre; y en otros sectores como el de infraestructuras, tecnología, servicios y construcción y comercio, Acciona, Hospiten, Indra, Sacyr, FCC, Solitec, el Corte Inglés, Iberia y, a partir de junio de 2019, Air Europa.

El volumen de inversiones de empresas españolas en Panamá asciende a más de 2 mil millones de dólares, según cifras de la Secretaria de Estado de Comercio de España. Puede leer también la nota: El despliegue empresarial español en Panamá, publicado en noviembre del año pasado en Martes Financiero.

No en vano la capital del istmo se disputa junto a Miami como la metrópoli mejor valorada por los españoles para establecer su residencia mientras realizan negocios y operan empresas para la región, debido a la conectividad aérea, seguridad, calidad de vida para la familia y actividades culturales y de ocio.

Miami continúa siendo valorada como la mejor ciudad para ser expatriado y trasladarse con la familia dentro de Iberoamérica. La visión sobre la ciudad de Panamá mejora sustancialmente este año y destaca sobre Bogotá, Buenos Aires, Lima y ciudad de México, que se mantienen en un segundo nivel como destinos preferidos por los directivos españoles para residir”, indica el informe del IE Business School.

El estudio revela que ciudad de México vuelve a ser, por quinto año consecutivo, la metrópoli más atractiva para centralizar las operaciones regionales de las empresas españolas. Miami y Bogotá quedan en segunda y tercera posición, al igual que el año pasado, mientras que Santiago de Chile está en el cuarto lugar y ciudad de Panamá en la quinta posición.

Pese a las buenas perspectivas que ven las empresas españolas para elevar sus inversiones en algunos países de la región, no dejan de advertir sobre los riesgos. Principalmente les preocupa la inestabilidad política en algunos países como Venezuela, Nicaragua y Argentina. Además del temor de una desaceleración económica y depreciación de las divisas locales. Para el caso de Panamá, este año se proyecta un crecimiento superior al 5% y oportunidades en materia de inversiones de energía, minería, comercio, turismo e infraestructuras.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos