La ruta 5G en América Latina

El desarrollo de la red 5G impulsará otros negocios en la región (Photo by Pau BARRENA / AFP)




En medio de una era que dio paso precipitado a las clases online, al teletrabajo, a las reuniones a distancia, las consultas médicas en remoto y al amor arraigado en las redes sociales, no hay cielo que cubra dos necesidad que parecen vitales: que todos los habitantes del planeta tengan conectividad a través de internet y que el mundo encare la aplicación de la tecnología 5G.

Esto es lo que creen fehacientemente las mentes tecnológicas y creativas de la región, quienes insisten en que estamos en un mundo que debe moverse mucho más rápido a raíz de las necesidades y oportunidades que se materializaron con la pandemia de la covid-19.

Las necesidades de las que hablan reflejan las disparidades y la aterradora desigualdad que hay en el mundo.

Hay 4,900 millones de ciudadanos que utilizan internet, quienes están ávidos de mayor velocidad. Pero por otro lado existen 2,900 millones personas en el mundo que no están conectadas.

Carlos Lugo, oficial de innovación y miembro de Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), dijo que la meta es que el 100% de la población mundial esté conectada de aquí al 2030. Es decir, que en ocho años debería haber acceso universal a internet para todos los ciudadanos del mundo.

La ruta 5G en América Latina

Carlos Lugo da Silva, destacó las oportunidades de la conectividad en la región y de expandir la cobertura a comunidades que no tienen acceso. EFE/Alonso Cupul

Mientras esto ocurre, se espera que la tecnología 5G esté ganando terreno.

Lucas Gallitto, director para América Latina de GSMA, lo resumió así: La generación 5G es una gema. Es un activo estratégico para aumentar la productividad de América Latina, que es justamente una de las trampas de la región.

Esa tecnología 5G de la que tanto se habla será la oportunidad de América Latina para emparejarse con otras regiones más avanzadas en el aspecto tecnológico y sacarle provecho a los 960 mil millones de dólares de crecimiento económico que propiciaría dicha revolución tecnológica hacia 2030.

Lugo y Gallitto fueron parte del equipo de expertos que participó durante dos días de conversaciones en el Congreso TIC LATAM, organizado por Huawei y apoyado por la UIT y GSMA Intelligence, en la ciudad de Cancún, México.

En ese escenario ambos hablaron de la necesidad de que el aspecto regulatorio se mueva hacia disposiciones que permitan remover las limitaciones que enfrenta la implementación de la infraestructura 5G.

Lugo considera que los órganos reguladores deben promover esquemas innovadores y flexibles para permitir el desarrollo de la tecnología con un nuevo enfoque respecto a las políticas públicas y las legislaciones.

La red 5G es un ecosistema tecnológico que promete cambiar nuestras vidas. Va más allá de lo que se pueda hacer con los teléfonos inteligentes y tiene impacto en el internet de las cosas, big data, robótica, realidad virtual y la mega definición de las imágenes.

Se podrá ofrecer velocidades hasta 40 veces más rápidas que 4G y esto propiciará, por ejemplo, cirugías teleasistidas con un mínimo de latencia, es decir, que se dará una conexión casi en tiempo real entre un cirujano que opera a distancia a través de un robot.

“No solo se trata de poder bajar películas a alta velocidad, sino que habilita cambios en los modelos productivos y una mayor eficiencia en la industria manufacturera”, complementó Gallitto.

La ruta 5G en América Latina

Lucas Gallitto, director para América Latina de GSMA, lo resumió así: La generación 5G es una gema. Es un activo estratégico para aumentar la productividad de América Latina.

El experto destacó la necesidad de simplificar las regulaciones y “disponibilizar” la red 5G, entendiendo que la tecnología 4G tiene un gran potencial de expansión en la región, pero “se necesita empezar a habilitar la llegada del 5G”.

Se requiere la simplificación regulatoria y también la fiscal, además de garantizar la disponibilidad de espectro y a precios razonables, ya que se trata de un insumo vital para el funcionamiento de las redes ante el crecimiento en la demanda de los servicios de banda ancha.

“Somos nosotros los usuarios y no las compañías móviles los que demandamos más espectro”, agregó Gallitto.

En este entorno, Huawei dejó claro que le apuesta a América Latina y que está intentando con todo su músculo financiero y tecnológico estructurar un liderazgo.

Michael Xue, vicepresidente de la compañía china para la región, dijo que América Latina y el Caribe es una de las zonas cultural y económicamente más dinámicas del mundo.

“En la era posterior a la pandemia, vemos que esta región atraviesa una transformación hacia una economía de innovación impulsada por lo digital, y la infraestructura de TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) es la piedra angular”.

La ruta 5G en América Latina

Michael Xue, vicepresidente de Huawei para la región, dijo que un crecimiento del 20% en la inversión en TIC conducirá a un aumento de 1% en el crecimiento del PIB. EFE/Alonso Cupul

En este sentido, hizo una especie de resumen para evidenciar las movidas que hacen en esta parte del mundo. Huawei participa en el proceso de brindar servicios inalámbricos a más de la mitad de la población regional, apoyando a los principales operadores para que estén listos para 5G y establecer el punto de referencia para la mejor calidad de red, dijo Xue.

Además, han proporcionado conexiones de fibra de banda ancha a más de 25 millones de hogares en la región. La empresa “está tratando de cerrar la brecha digital y brindar una mejor conectividad en esta región”, puntualizó el ejecutivo en tono optimista al ser parte de un encuentro que a razón de la pandemia no se hacia desde hace dos años de forma presencial.

Al mismo tiempo, precisó que la economía verde y la baja emisión de carbono se han convertido en estándares clave en las TIC y todas las industrias.

“Muchos países están comprometidos con el desarrollo sostenible. Brasil, Chile, Colombia y Ecuador han lanzado estrategias de neutralización de carbono para 2050. México apunta a que la energía renovable represente el 60% de su consumo para 2050″.

Y en ese sentido, adelantó que Huawei se enfoca en generación de energía limpia, digitalización de energía, electrificación del transporte y energía inteligente integrada.

“Hemos ayudado a construir 8 GWh de energía solar en la región. En Argentina, ayudamos a construir una planta de energía solar ubicada a 4,200 metros sobre el nivel del mar, la más alta del mundo, que puede proporcionar energía limpia a cerca de 200,000 hogares”.

A simple vista, la eficiencia energética en la que participa Huawei parece un caso aislado de su apuesta 5G, pero resulta que la transformación de la infraestructura de comunicaciones, que da paso a un importante giro en el sistema productivo, debe estar acompañados por un cambio hacia una matriz energética más verde, dadas los niveles de mayor consumo que se esperarían.

Huawei se asegura en marcar territorio.