Inversiones en Hospital Paitilla aumentan en 51%

El Centro Médico Paitilla cambia de nombre y de logo y avanza en un ambicioso plan de inversiones. Ahora se llama Hospital Paitilla, su sello cambió las iniciales CMP por una cruz delineada por el cordón de un estetoscopio, y algunas de sus áreas de servicios y la plataforma tecnológica presentan una renovación hacia una estructura más contemporánea.
El Grupo Hospiten anunció la adquisición del Paitilla en enero de 2018 y aunque en esa ocasión Juan José Hernández, presidente de esta red hospitalaria internacional, se reservó el monto de la transacción, sí reveló la cifra del plan de modernización subsecuente: 17 millones de dólares.
Pasados casi dos años de aquella noticia, y dentro del propósito de información al público acerca de hitos de la transformación del hospital, Hernández sacude de nuevo el sector de la salud panameña y anuncia una suma por el doble del monto inicial de la renovación: 35 millones de dólares.
“No solo es un plan de inversiones, sino también de reforma integral de la institución. Las adecuaciones incluyen aspectos de infraestructura y tecnología, y esto lo hemos venido haciendo durante este tiempo, y continuará por un término de otros dos años”, detalla Hernández.
El ritmo
La ampliación y modernización del hospital se cumple en medio de un ciclo económico panameño en el que varios sectores productivos marchan lentamente. Al contrario de este comportamiento, el sector de la salud lidera una expansión evidenciada en la modernización de varios de sus participantes, como la Clínica Hospital San Fernando, el Hospital Nacional o el Hospital Punta Pacífica.
Hernández valora el ciclo económico del país y lo contextualiza en el entorno regional. “Esta no es una situación característica solo de Panamá. Nosotros estamos en México, país que va a entrar en una recesión”.
El ejecutivo alude además a Europa y España —el país de origen de Hospiten— y recuerda cómo han tenido un parón económico desde 2007 y 2008, “mucho más grande que lo que tenemos acá”. Y puntualiza: “Es algo que realmente no nos gusta. Preferiríamos que la economía creciera de una manera más rápida. Pero tampoco nos preocupa, y por el contrario, somos optimistas”.
Los cambios
Al margen del estatus de la economía local, los cambios del Paitilla son notorios.
Las expectativas de corto plazo se centran en la apertura de una nueva área de urgencias durante el primer semestre de 2020; y una remodelación de la planta baja y de la fachada, trabajos cuyo propósito final es la renovación completa de toda la infraestructura hospitalaria “para ponerla dentro de los estándares de calidad de la región, incluso equiparable internacionalmente”. Esta fase de las obras tardará dos años más.
Desde el punto de vista tecnológico, las cosas van más rápidamente aun. El hospital instaló su plataforma SAP, que “es la que tenemos en todos nuestros hospitales a nivel internacional”. En el primer semestre culminará la instalación de la cuadrícula médica, la cual incorporará el historial de los pacientes de una manera totalmente informatizada. Y se ha desarrollado un portal de resultados desde el punto de vista de radiología y de laboratorios para los usuarios.
“La renovación tecnológica se concretará en el futuro con las citas on line y otros aspectos similares en desarrollo”.

En esta nueva fase, Hernández comenta los esfuerzos por alcanzar los mayores estándares posibles de calidad. Destaca cómo en 2019 obtuvo las certificaciones ISO versiones 9.000 y 14.000, constancias que demuestran que los procedimientos y protocolos dentro del hospital cubren todas sus actividades y que cumplen con el respeto de normas del medio ambiente. “Es una reforma integral en todos los sentidos”.
Por lo visto, ningún obstáculo impidió el acoplamiento del Grupo Hospiten y el Centro Médico Paitilla. Lo comprueba, según Hernández, el haber encontrado en Panamá un grupo de colaboradores y de médicos especialistas “muy motivado y de primera categoría”.
Los resultados obedecen a la política del conglomerado español de integrar en la operación en Panamá a “un pequeño grupo de ejecutivos de nuestra institución”.
Las obras del hospital se acompañan de la contratación de más personal del sector de la salud. “Vamos a abrir otras áreas y servicios”, anticipa Hernández. Este adelanto presupone la contratación de personal adicional, debido a que por ejemplo en 2020 se inaugurarán dos nuevas secciones de urgencias que funcionarán por separado: adultos y pediátrica. “Antes no tenía esto el hospital. Por lo tanto se requerirán nuevos colaboradores en enfermería, gestión administrativa, medicina y pediatría”.
La modernización avanza en las áreas de cafetería, oncología y radioterapia. De otra parte, el Grupo Hospiten no descarta ampliar su red de servicios al interior del país. “Sí, esto es algo que hemos valorado, pero no solo en Panamá. Cuando llegamos a República Dominicana en el año 2000, empezamos en Punta Cana, y al final terminamos comprando un hospital en Santo Domingo”.
Esta estrategia inversionista se justifica en que cuando se establece una estructura hospitalaria en determinada área, se necesita tener una expansión geográfica alrededor, “porque a veces surgen oportunidades o porque los propios clientes lo demandan”.
El Grupo Hospiten cumplió en este año su medio siglo de operaciones, y el Centro Médico Paitilla había arribado a los 45 años. Antes de su acoplamiento se constituyeron en dos protagonistas en edad adulta, experimentados, que demuestran a diario la razón de ser de sus servicios.
Con el Hospital Paitilla se comprueba una vez más que las adquisiciones son una forma eficiente de revitalizar una compañía.