‘Hay campo para estar cautelosamente optimista’

El gerente general de Multibank analiza los desafíos ocasionados por la pandemia, los nuevos alivios aprobados por el regulador y aprecia una mejora en la demanda de crédito tras la reapertura.

El pasado mes de mayo se completó una de las operaciones de compraventa de bancos más importantes que se han producido en la plaza en los últimos años.

El Grupo Aval de Colombia adquirió Multibank Financial Group, holding del banco panameño Multibank. Al contrario que en otras operaciones, en las que el banco comprado desapareció del panorama, Grupo Aval decidió mantener la marca de Multibank, que opera de manera independiente a BAC Credomatic, otro banco controlado por el conglomerado financiero colombiano.

En una entrevista concedida a Martes Financiero, Gerardo Ulloa, gerente general de Multibank, cuenta los detalles sobre el cierre de la operación, cómo funcionarán los nuevos alivios financieros ofrecidos a los clientes y el devenir de una economía que, si se atiende a la demanda de crédito, empieza a mostrar síntomas de una ligera recuperación tras un largo periodo de hibernación.

¿Qué expectativas tienen en la nueva administración de Multibank?

Teníamos unas expectativas cuando hicimos la debida diligencia de la compra de Multibank y algunas las hemos  superado con creces. Tenemos un equipo humano muy bueno, muy maduro. Hemos encontrado sistemas de información más robustos de lo que esperábamos, flujos de trabajo muy bien establecidos.
De cara al futuro, en las operaciones que tenemos en Centroamérica y Panamá vamos a estar invirtiendo más en tecnología, nos vamos a adherir a algunos sistemas que tenemos en el resto de la región. Los clientes sí van a percibir con el tiempo una mejora en la cantidad y profundidad de los servicios que reciben, pero no van a ser cambios abruptos.

La operación de compraventa se cerró más tarde de lo previsto y además el monto se redujo en un 39%. ¿Por qué?

La transacción se suponía que iba a cerrar para el 30 de abril y cerramos tres semanas después, no fue un retraso muy grande. Se dio una renegociación en los precios que tiene que ver más con la situación de la pandemia que con una situación particular del banco.
Cuando hicimos la negociación original, la situación que se planteaba en la región y en Panamá era muy diferente. Entonces nos sentamos y renegociamos precio con base a una expectativa un poco distinta.

Grupo Aval: dimensión de grupo y monto de operación

  • $82,500 millones en activos tiene Grupo Aval.
  • $449.1 millones pagó Grupo Aval por la compra de las acciones de Multibank Financial Group.
  • 11 Países en los que tiene presencia el grupo financiero colombiano.
Como consecuencia de la pandemia, se aprobaron una serie de alivios financieros para los clientes bancarios. ¿Cómo ha sido el nivel de acogida en Multibank?

Ha habido una buena recepción de la medida de la moratoria, pero una cantidad importante de gente sigue pagando de manera puntual y es algo que agradecemos mucho. Nos permite seguir apoyando a los clientes que sí necesitan financiamiento.
El panameño tiene una muy buena cultura de pago. En términos generales, es puntual y responsable con sus obligaciones, y es algo que nosotros reconocemos y agradecemos.

La semana pasada se anunció la extensión del alivio financiero hasta junio de 2021. ¿Cómo operará?

El acuerdo es bastante prudente, porque le da la apertura a los bancos de otorgar más flexibilidad a los clientes que estén afectados todavía por la pandemia.
A pesar de que tenemos la flexibilidad, tenemos que documentar muy bien la afectación del cliente. Es un permiso extraordinario pero viene con obligaciones claras. No es automático. Es importante que el cliente pueda acreditar su situación ante el banco. También es cierto que el nivel de afectación de aquí  a diciembre debería ir reduciéndose. El país se ha venido levantando rápidamente.

Alivios extendidos y mayor exigencia de provisiones van a incidir en los resultados de los bancos…

No es una situación fácil para los bancos. Pero tenemos varios escenarios posibles. Uno, que la economía se recupere, entonces esas provisiones se van a ir volviendo menos necesarias con el tiempo. Esto lo vemos probable.
Si la situación sigue siendo difícil con el tiempo, esto podría presionar los resultados de los bancos. Pero estamos siendo optimistas y creemos que el año que viene no va a ser un año fácil, pero tampoco va a ser una tragedia. Será un año complejo,  especialmente desde el punto de vista operativo, ya que este acuerdo obliga a una buena negociación y documentación con cada cliente, y esto carga operativamente a los bancos.

“El nuevo alivio es un permiso extraordinario pero viene con obligaciones claras. No es automático. Es importante que el cliente pueda acreditar su situación ante el banco”. Gerardo Ulloa, gerente general de Multibank

¿Se está notando la reactivación en la demanda de préstamos?

En términos generales, hemos sentido una mejor demanda crediticia. En construcción, los clientes se vienen reactivando. Las ventas de desarrolladores han venido un poco más lentas de lo que creíamos, en parte porque el proceso de documentación y entrega de propiedades se ha interrumpido por las políticas de aislamiento. Sin embargo, otros productos que son más fáciles de documentar, como crédito de automóviles, se han recuperado más rápido de lo que esperábamos. De hecho, el mes pasado se  vendieron en Panamá 2,400 autos y se espera una cantidad similar para este mes. Es un mejor escenario de lo que pensaban los distribuidores de autos.  Los créditos de consumo se han comportado bien y  vemos el comercio un poco más activo.

La parte agrícola se está comportando  bastante bien y la demanda ahí sigue. Obviamente hay clientes con problemas, pero en términos generales la economía va despertando. Hay campo para estar cautelosamente optimista.

En Panamá hay una iniciativa legal para imponer topes a las tasas de interés. ¿Qué efecto tendría?

Sin entrar a discutir la política nacional, no dudo de la mejor intención de los diputados, pero Panamá tiene las mejores tasas de interés de la región por mucho. El cliente hipotecario en Panamá se puede endeudar entre 5.5% o 6.5% si no está en interés preferencial.
En Costa Rica, el cliente que quiere una hipoteca en dólares paga 8.5% o 9% como mínimo. Y además las hipotecas en Costa Rica son de plazo más corto.
Las tasas de Centroamérica y Panamá son dramáticamente distintas. Panamá tiene una situación privilegiada en término de costo de fondos.

¿Qué pasa con las medidas de control  de tasas de interés en otros mercados?

Hemos tenido experiencias en Guatamela, Honduras y Costa Rica. Y lo que ha pasado siempre es lo mismo: exclusión. Al final, las tarjetas de crédito  que terminaríamos ofreciendo serían las de mejor perfil y habría una cantidad de tarjetas que no resultaría negocio otorgar.

Ustedes han protagonizado la última gran adquisición en Panamá. ¿Seguirá el proceso de consolidación de la industria y tendrían ustedes apetito de más adquisiciones?

Me parece que es una tendencia difícil de revertir. Panamá es una plaza con muchos bancos, posiblemente se vaya a dar una concentración a lo largo del tiempo.
El coronavirus probablemente sea un catalizador en ese sentido. Este año va a ser complejo, posiblemente en 2021 haya que hacer reestructuraciones a clientes, habrá que hacer un poco más de reservas, entonces los niveles de rentabilidad posiblemente se vean afectados. Ahora bien, dependerá de la paciencia, del bolsillo y las expectativas de cada uno de los grupos si se acercan o si quieren vender.

¿Qué inversiones tienen previstas para Multibank y cómo están acometiendo la digitalización?

Dentro de las cosas buenas que ha tenido el coronavirus es que es el mejor gerente de transformación digital que he visto en mi vida.
Vamos a tener que acelerar las inversiones en transformación digital, estamos invirtiendo de manera importante en automatización de procesos y tratar de beneficiar al cliente final. Esas son las inversiones que hace el grupo a nivel regional y que van a beneficiar a Multibank. Nosotros participamos en una bolsa de inversión regional que supera los $100 millones al año.

¿Por qué mantuvieron a BAC y Multibank con operaciones independientes?

El modelo multimarca que operamos en Colombia, lo estamos operando aquí también. Es una muestra importante de lo que hemos encontrado. Este es el segundo banco que adquirimos en Panamá, tras BBVA.

BBVA era muy compatible con el segmento empresarial que atiende BAC, entonces se absorbió dentro del banco. Multibank tiene una cultura de atención distinta, con un nicho de la población un poco diferente, es un banco menos masivo. Esa mezcla de culturas nos parecía que iba a ser compleja. Y se tomó la decisión de operar un modelo multimarca.

Foto principal tomada por Elysée Fernández, La Prensa.