Fintech panameña aterriza en Silicon Valley

El equipo de Cuanto a la entrada de Y Combinator, horas antes de enterarse de su ingreso al programa desarrollador de ‘StartUps’.

Ocurrió el milagro. La empresa financiera tecnológica llamada Cuanto es la invención con la que tres emprendedores panameños llegaron a la meca del emprendimiento disruptivo.

El correo electrónico les llegó tarde en la noche del pasado 23 de octubre a los fundadores de Cuanto, Felipe Echandi, Jorge García y José Ramón Varela.

Los creadores de esta StartUp financiera perteneciente al embrión panameño de las Fintech recibieron ese martes a las 11:33 p.m. el mensaje con la invitación de Y Combinator a realizar una entrevista personal. Todos los gastos de viaje estaban cubiertos.

Durante la cita, los tres emprendedores debían rendir cuentas de su aplicación tecnológica para saber si podían pasar una temporada en Silicon Valley, California, donde Y Combinator gestiona y promueve emprendimientos digitales. Se lo cataloga como el acelerador más importante del mundo y sus programas son codiciados por miles de StartUp. La razón: significa la posibilidad de acceder a un capital de 150 mil dólares, suma sobre la que Echandi comenta ya con alivio: “Es un respiro para nosotros”.

Y sobre todo, profundiza el CEO de Cuanto, es la oportunidad de participar cada 15 días en los office hours —en español, algo así como horas de oficina—, para recibir asesorías de las 177 StartUp inscritas en la temporada actual de invierno de Y Combinator, a la cual aplicaron alrededor de 15 mil emprendimientos. El otro periodo de programas ocurre en verano y aspira a su ingreso un número similar de empresas.

Pero los beneficios no se detienen ahí. Echandi valora las presentaciones semanales de socios de Y Combinator, “personas de mucha experiencia en emprendimientos tecnológicos”, como por ejemplo Michael Seibel, fundador de las compañías Justin TV y Social Cam. La primera se convirtió después en Twitch, la plataforma de videojuegos en vivo vendida más tarde a Amazon por 970 millones de dólares. En términos de aprendizaje, el aspecto más relevante de los programas y por el que se relame todo emprendedor, consiste en las conferencias de figuras de la revolución 4.0, como Mark Zuckerberg, de quien sobra decir el nombre de su compañía, o de Paul Buccheit, creador y desarrollador principal de ese mensajero electrónico responsable de hacer del mundo una vecindad y que se llama Gmail.

Fintech panameña aterriza en Silicon Valley

El programa

La entrevista personal sucedió a principios de diciembre en un salón de reuniones de Y Combinator, en su sede de Silicon Valley. Echandi, García y Varela tuvieron de interlocutores a Michael Siebel, Kat Mañalac y Kevin Hale, socios de la aceleradora. “Nos interrogaron de forma intensa sobre Cuanto, respecto de nosotros como equipo y acerca de nuestra visión en un futuro”, comenta Echandi.

Esa noche, en el transcurso de una cena aprisionada por una ansiedad que hace de la comida algo mecánico, sonó el teléfono móvil de Varela. El gerente de tecnología de la StartUp panameña contestó la llamada. Al otro lado se escuchó decir: “Hola, es Michael, de Y Combinator, y nos encantaría invertir en Cuanto”.

Era Michael Seibel, y causa curiosidad la manera cómo los tres gestores panameños hablan de él ahora con familiaridad cotidiana. Al contrario de lo que recuerda Echandi a propósito de la llamada del 4 de diciembre cuando escucharon esa voz: “Nos congelamos los tres”.

Los aspirantes cautivaron a los entrevistadores tanto en argumentos como en perspectivas del negocio. Según el CEO, el equipo se preparó con al menos 50 rondas previas de práctica. “Acudimos, además, a Twitter, donde es común que inversionistas y participantes de programas de Y Combinator ofrezcan su tiempo para practicar con las compañías invitadas en otras ocasiones a las entrevistas con la aceleradora. Hicimos unos cinco ensayos”.

El objeto empresarial de Cuanto se ajusta a la visión global de Y Combinator. Esta organización confeccionó una lista de servicios más urgentes por desarrollar a través de StartUps. “En la tabla se encuentran los servicios financieros. Este es uno de los motivos por el que nos aceptaron. Ellos consideran que los servicios financieros convencionales están siendo incapaces de atender necesidades tradicionales de los consumidores y los negocios y que se necesitan alternativas para completarlos y mejorarlos”.

Cuanto tiene por objeto “modernizar radicalmente” las transacciones en dinero de Panamá y de la región. “Es una compañía fintech en etapa temprana con la misión de empoderar a comerciantes y consumidores en el uso de su dinero a través de [sistemas] de pagos modernos y otros productos financieros”, apunta el CEO sobre una microempresa con unos cuantos meses de haber presentado su primer producto.

“Es una billetera móvil, y no requiere que el cliente tenga una cuenta bancaria para pagar digitalmente. Pronto anunciaremos varias otras soluciones que estamos construyendo para facilitar” el intercambio de dinero por bienes o servicios “entre personas y comercios”.

La StartUp resulta de las carencias en penetración bancaria y de la insatisfacción de quienes tienen acceso a los servicios financieros. Las estadísticas del Banco Mundial cifran en 49% la bancarización de los países de la franja del Pacífico de América Latina, de México a Chile; y en 56% en Panamá, cerca de 2 millones 520 mil habitantes.

En uso de sistemas de pago las cosas no andan mejor. Solo el 54% de la población en la región hace uso del dinero plástico, y el 61%, por el contrario, suele utilizar dinero en efectivo para satisfacer sus obligaciones. En particular, las correspondientes a servicios públicos domiciliarios.

Futuro inmediato

Cuanto habría podido obtener en Panamá los 150 mil dólares de capital semilla aportados por Y Combinator, reconoce Echandi. “Es posible levantar ese dinero en nuestro país”.

La suma, sin duda importante para cualquier emprendedor, cuando se alcanza por intermedio de la organización afincada en California procura un acceso directo a los inversionistas más convencidos de las tecnologías disruptivas.

Una vez concluye el programa de tres meses, las StartUp se presentan en el Demo Day de Y Combinator. Es una especie de feria para conseguir el apoyo de inversores con “muchísima” experiencia. La gran mayoría de los participantes “levantan” dinero en los siguientes meses del encuentro final de la temporada. “Las valoraciones varían muchísimo y se hacen según cada compañía, dado que atraviesan diversas etapas, y no puede generalizarse. Sin embargo, el acceso que tendremos a los inversionistas ya descritos será muy importante para el momento en el que decidamos buscar más recursos financieros”.

Los tres fundadores de Cuanto alquilaron un apartamento en Silicon Valley. Llevan al menos un mes en medio de un invierno incapaz de menguar su entusiasmo. La rutina es “intensa”. Inician labores a las 9:00 de la mañana, aunque “en ocasiones debemos empezar tres horas antes por cambio de horario en Panamá y la región vecina”, dice Echandi sobre la StartUp que de ninguna manera puede interrumpir la prestación de sus servicios.

Trabajan seis días a la semana y procuran dormir lo suficiente para soportar la presión de un think tank emprendedor como ninguno otro. Hacen ejercicio al menos tres veces a la semana. Solo comen una vez al día de forma “sustanciosa”, casi siempre la “cena en casa”, para no distraerse al desayuno o al almuerzo y para ir compartiendo impresiones entre ellos o con los demás participantes. “Los martes es la cena semanal de Y Combinator” con sus fundadores. Son conversaciones respecto del mundo emprendedor.

“En general, es una vida con una rutina muy definida, de alto enfoque y disciplina, pero a la vez extremadamente estimulante y de rápido aprendizaje. Es un privilegio formar parte de esta comunidad. Esperamos probar con resultados que vale la pena emprender en Panamá a pesar de los obstáculos enormes que existen”.

El esfuerzo vale la pena. El apoyo de Y Combinator contribuyó a acelerar casos de éxito como Airbnb, Dropbox y Stripe. En América Latina destacan dos compañías: Rappi y Grin. Cuanto, dice con orgullo Echandi, es la primera compañía panameña y de América Central en ser admitida en el programa.

Y Combinator, por supuesto, tiene un interés mediante. Nadie desembolsa 150 mil dólares por amor al arte. El dinero se invierte bajo la modalidad de un Simple Agreement for Future Equity (SAFE). “Este instrumento de inversión ideado por la aceleradora se ha vuelto estándar alrededor del mundo, y permite que empresas en etapa temprana levanten capital sin tener valoración aún. La ganancia para Y Combinator es la apreciación de esta inversión en el caso de que la compañía crezca de forma exponencial”, detalla Echandi.

La ganancia para Panamá es el reconocimiento global de una fintech llamada a complementar y extender los servicios financieros. Tanto de la población bancarizada como de aquella que aún está por fuera.
La experiencia de Cuanto, anticipa Echandi, inspirará a otras de su género.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos