Con el ADN para evolucionar, crear alianzas y reinventarse

Las operaciones de Coca-cola Femsa no se han detenido por la pandemia, al contrario se aceleraron para impulsar la digitalización y crear nuevos canales de ventas y generar ingresos a muchas familias.

La pandemia ha sido una prueba de fuego para todas las industrias y sectores económicos que se han visto en la necesidad de adaptarse, innovar y crear nuevas propuestas de negocios para sobrevivir y seguir operando en condiciones adversas.

Un panorama desafiante incluso para una empresa con 135 años de historia, como Coca-Cola Femsa con un adn acostumbrado a retarse a sí misma. David González, director comercial de la multinacional en Panamá, admite que la crisis sanitaria los ha llevado a repensar el modelo de negocio y crear nuevas fórmulas para seguir vigentes.

“Esto nos ha retado a nivel de tendencias porque nos damos cuenta que hay que evolucionar para estar más al alcance del consumidor. Si antes nuestro objetivo era llegar a todas las tiendas, supermercados, abastecedores, minisuper y todos los establecimiento comerciales, ahora vemos que eso no es suficiente, tenemos que estar más próximos al consumidor”.

La respuesta ante esto fue innovar con la aplicación móvil Redbox KOF desarrollada en Centroamérica para impulsar el comercio electrónico, permitiendo a los consumidores desde sus hogares realizar los pedidos de de todo el portafolio de productos gaseosas, bebidas energéticas, agua y jugos entre otros, de forma más fácil con entrega a domicilio. Una herramienta que registra más de 11,500 descargas en el país.


González indica que los drásticos cambios en los hábitos de consumo por la pandemia, con oficinas cerradas, menos restaurantes operando, escuelas cerradas, aceleró la transformación del negocio para atender a al consumidor en el hogar.

“Al enfocarse el consumo en el hogar, muchas de nuestras presentaciones más pequeñas se han cambiado por tamaños familiares y esto forma parte de la adaptación del negocio”.

«Esta pandemia nos lleva a ser más creativos y ver formas distintas de hacer las cosas y no tener miedo de evolucionar. Es momento de crecer, ampliar las perspectivas e identificar oportunidades”. David González, director comercial de Coca-Cola.

Esfuerzos conjuntos

Admite que los ingresos de la compañía al igual que la de otros sectores se vio impactada. “Dentro de ese impacto tan grande, hemos podido mantener los procesos productivos intactos y seguimos con nuestras marcas atendiendo el mercado y sin duda para eso ha sido clave la fuerza laboral”, destaca.
Menciona que uno de los retos fue cómo seguir atendiendo a todos los comercios y apoyar a aquellos que tuvieron que cerrar.

“Desarrollamos algunas estrategias para apoyar a estos negocios afectados. Con el Sindicato de Industriales de Panamá creamos el programa Tienda Segura para asesorar y apoyar al sector minorista para que pudieran atender esta contingencia y no cerraran operaciones del todo, por lo que dimos capacitaciones, prácticas de higiene y salud y en una segunda fase llegamos a otro programa para reconocer la labor de los pequeños comercios y ayudarlos a volver a operar con una guía de protocolos de seguridad”.

Comenta que en medio de la ‘nueva normalidad’ impuesta por la crisis sanitaria, la compañía ideó mecanismos para incorporar nuevos vendedores entre las familias que se quedaron desempleadas y sin ingresos y que pudieran convertirse en microempresarios y emprendedores para vender productos del portafolio en su comunidad con el programa Vecinos Coca-Cola .

La compañía cuenta en Panamá con un centro de producción y hub logístico en Betania, en ciudad de Panamá, desde donde producen y embotellan todos los productos que envían a los distintos centros de distribución del país.

“Ha habido retos logísticos, hemos usado hasta vías marítimas y aéreas para traer insumos que antes llegaban vía terrestre. Y se ha salido adelante gracias a esos socios comerciales y alianzas con los proveedores”. Una rápida respuesta que les ha permitido cumplir con los tiempos de producción, distribución y seguir con el abastecimiento.