Alimentos ‘gourmet’ abren trocha en el exterior

Un emir de Catar con un paladar habituado a las exquisiteces hace llevar desde Panamá un embalaje etiquetado con la denominación de “frágil”.

La carga, guardada con esmero neonatal, lleva los productos de I love Panama Chocolate, conocida también en el exterior como Panamanian Craft Chocolate, perteneciente a la empresa Sagrado Cacao. Su fundador y presidente, Jaime Justiniani, revela que los alimentos se exportan a ese país de Oriente Medio por “pedido expreso del emir” y que por este motivo es que “se vende” en ese mercado.

El paso dado por I love Panama Chocolate puede ser pequeño para el total de las exportaciones panameñas, pero es un salto enorme de la industria nacional. Demuestra la capacidad de las empresas nacionales, sobre todo de las de tamaño micro y pequeño (mipes), de acceder a otros mercados. Son una novedad en un país tradicionalmente dedicado a vender servicios. Por cuenta propia o mediante el apoyo de las autoridades, unas cuantas mipes compiten ya en igualdad de condiciones en términos de calidad.

Las señales del comportamiento del sector exportador se cristalizan en las cifras aportadas por Leyda Aparicio, directora de la Dirección Nacional de Promoción de las Exportaciones del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI). La funcionaria sostiene que las exportaciones panameñas vienen experimentando un repunte. Para demostrarlo, acude a los datos de la Contraloría General de la República. En el periodo de enero a noviembre de 2018 el total de los envíos al exterior ascendió a 631 millones de dólares. Es decir, un aumento de 3.2% frente al mismo lapso de 2017.

En la tabla de exportaciones de productos aludida por Leyda Aparicio, los alimentos sin procesar ocupan los primeros siete lugares. Nada se dice todavía de productos denominados por especialistas como gourmet o premium o elaborados de manera artesanal. Estos requieren un manejo más complejo.

En este contexto, la funcionaria sostiene que “a diferencia de los otros [alimentos], los premium tienen mercados y consumidores con hábitos y perfiles distintos a los consumidores de productos masivos. Por lo que el ingreso a esos mercados se hace de modo focalizado. Por ejemplo, con la presencia en ferias especializadas en esa categoría de productos”.

El despliegue internacional del Ministerio de Comercio e Industrias en 2018 se aprecia en su presencia y la de exportadores panameños en las ferias de alimentos y bebidas de Fruit Logística, en Alemania; Seafood Expo North America, PMA Fresh Summit y Global Especialty Coffee, las tres en Estados Unidos; Hotelex Shanghái en China; Seafood Expo Global Show en Bélgica; Specialty Coffee Association of Japan en Japón; Conxemar y Alimentaria Barcelona en España; y la Feria de La Habana, en Cuba.

Fue en Alimentaria Barcelona donde Cervecería Clandestina pudo acceder al mercado ibérico. Allí dio a conocer su stock de bebidas elaboradas artesanalmente, con un espíritu panameño aunque de acuerdo con los estándares globales de producción de este tipo de cervezas. El paso siguiente consistió en establecer una relación con una empresa española dedicada a llevar productos panameños a España, recuerda Guillermo Quijano, fundador de la cervecería. La empresa envió ya un contenedor y espera mandar el siguiente en el trimestre actual, a más tardar en marzo.

La llegada de Clandestina al Viejo Continente sucede también por la iniciativa Panamá Exporta. Es un sello creado en 2017. Desde entonces 33 empresas han enviado sus productos al exterior con dicha marca. “Entre tanto, más de 100 participan de capacitaciones especializadas”, organizadas por el MICI.

La cartera se vale de alianzas con DHL o con la Embajada del Reino de los Países Bajos para fortalecer las capacidades de las pequeñas y medianas empresas centroamericanas en su intención de hacer exportaciones hacia la Unión Europea. “Nuestra estrategia para productos premium, incluyendo los handicraft, en pocas palabras es la de diferenciarnos de la competencia por nuestra alta calidad” y por tener una propuesta referenciada con “cierto carácter autónomo”.

Todavía faltan ajustes para mejorar el envío de productos premium. Debe ganarse eficiencia en el manejo de este tipo de alimentos. “Los trámites para la exportación no siempre son ágiles para los productos nacionales. No fue a través de la ruta regular que pudieron conquistarse otros mercados, sino con el acompañamiento de los propios consumidores locales en sus viajes al exterior y de los extranjeros en su visita a nuestro país”, aduce el presidente de la empresa I love Panama Chocolate.

Estos chocolates comenzaron a venderse en tiendas del Aeropuerto Internacional de Tocumen. La empresa Duty Free Americas, especializada en facilitarles las compras a los viajeros, se interesó por la marca y la puso en su portafolio de productos para la venta en otras terminales portuarias de la región, como la de Punta Cana en República Dominicana. “Tenemos el plan de exportar a Europa donde nos han [hecho] pedidos. Aún está pendiente la certificación de la planta [de producción] para cumplir los requerimientos de la Unión Europea”.

Hace cinco años se anunció la intención de vuelo de Qatar Airways a Panamá. La frecuencia en cualquiera de sus direcciones, debía cumplirse en cerca de 16 horas para superar la distancia entre los dos países, de 13,448 kilómetros. La inauguración de esta ruta quedó en veremos, pero es posible que el emir de los caprichos exquisitos se haya dado cabal idea de lo que es el istmo, gracias a las barras de I love Panama Chocolate.

martesfinanciero.com exclusivo como los socios de
Club La Prensa

Adquiere un plan de suscripción Hazte socio

Gracias por valorar y respaldar el periodismo responsable e independiente.

Olvidé mis datos de acceso / Quisiera recuperar mis datos