Viajar se convierte en caótico dolor de cabeza para pasajeros

Una serie de nuevas restricciones de viaje ha desorganizado el tan esperado descanso de agosto en Europa. La situación supone un revés para las aerolíneas e impacta a algunos pasajeros debido al costo de los cambios de última hora.

En el Reino Unido han vuelto a imponer medidas de cuarentena a España, Francia, Malta y Países Bajos. Con el aumento de las tasas de infección, Croacia podría ser el próximo, creando otro dolor de cabeza para los posibles viajeros que se están quedando sin tiempo a medida que las escuelas vuelven a abrir.

Ryanair Holdings Plc, el operador de descuento más grande de Europa, redujo los horarios, diciendo que la incertidumbre ha disuadido a la gente de reservar viajes al extranjero. La unidad de Deutsche Lufthansa AG Eurowings dijo el martes que reducirá la capacidad a España, en respuesta a una advertencia de viaje alemana.

“Las aerolíneas están en una posición incómoda donde no hay visibilidad más allá de dos semanas, y tienen que reaccionar con poca antelación”, dijo Mark Manduca, analista de Citigroup. “Todas las aerolíneas se están adaptando lo mejor que creen que pueden”.

Una propuesta de la industria para alejar al Reino Unido de cuarentenas categorizadas por país está ganando impulso. El Gobierno está trabajando para aumentar las pruebas de covid-19 en aeropuertos, dijo el secretario de Salud, Matt Hancock, el miércoles, una medida que serviría para que los viajeros no tengan que autoaislarse después de llegar del extranjero.

Garantizar el reembolso

Para aquellos que ya tienen boletos, cambiar de plan se ha convertido en un campo minado pues los términos y condiciones varían según el operador.

Si bien los clientes tienen derecho a un reembolso cuando una aerolínea cancela un vuelo, por lo general tienen que sufrir para lograrlo, como llamar a una línea de servicio al cliente que siempre está ocupada.

Las aerolíneas también están ofreciendo cupones o reprogramaciones de forma gratuita y facilitando la selección de estas opciones.

Cuando un vuelo aún está operando pero ahora está sujeto a normas de cuarentena, las pautas son confusas. Las aerolíneas no están obligadas a pagar reembolsos en efectivo y, en general, se niegan a hacerlo en los próximos trayectos, por ejemplo, de Reino Unido a Francia.

Algunos viajeros tienen la opción de quedarse en casa y asumir el costo del boleto, pagar costosas tarifas para cambiar fechas y destinos, o irse de viaje y tener que cumplir con una posible cuarentena al regreso. Algunas escuelas ya han abierto en el Reino Unido, lo que reduce las opciones de las familias.

Las aerolíneas están ignorando las advertencias de los reguladores y se niegan a ofrecer reembolsos a los países afectados, dijo Rory Boland, editor de viajes de Which?, un servicio independiente de asesoramiento al consumidor del Reino Unido. Pidió reformas para fortalecer la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido.

Foto: Imagen de MichaelGaida en Pixabay